Adif invertirá 40 millones en la estación intermodal

M.Rodríguez
-

El alcalde confirma la inversión y los plazos para concluir el nuevo complejo ferroviario. La terminal tendrá un desvío para que los trenes puedan llegar al futuro Parque Agroalimentario

Adif invertirá 40 millones en la estación intermodal - Foto: J.TAJES

Los trenes de mercancías dejarán de circular por la capital en 2023. Esa es la previsión del Ministerio de Fomento, que adelantó este jueves el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. De hecho, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ya ha comunicado a la sociedad Valladolid Alta Velocidad (VAV) su plan de inversión para este año y el próximo, donde incluye una partida de 40 millones de euros para ejecutar esta infraestructura. 

El proyecto para la construcción de la estación intermodal, que está incluida en la segunda fase del nuevo Complejo Ferroviario,  donde ya están operativos los nuevos talleres de Renfe, contemplan que conste de dos áreas funcionales y 12 vías para trenes de mercancías de gran tamaño. «Esto la convertirá en una de las más importantes de España», presumió Puente.

Esta actuación, que está encomendada a la sociedad VAV, pero que ejecutará Adif también contempla el traslado de las instalaciones de Redalsa, en Argales, que contará con tres áreas. Además, se construirán otras dos naves para el Centro Tecnológico de las vías. Este proyecto «se abordará con carácter inmediato», certificó. «Afortunadamente el dinero está en la caja, así que no exige ningún esfuerzo adicional». 

El alcalde también avanzó que espera que Adif, que ya está trabajando con el proyecto, pueda licitar las obras a lo largo de este año o al inicio de próximo para comenzar cuanto antes con la construcción de la nueva instalación. La puesta en marcha del complejo ferroviario depende, a su vez, de la entrada en funcionamiento de la variante este de mercancías, cuyos trabajo avanzan a un ritmo «alto», según informó el alcalde y debería estar terminada  a lo largo del próximo año. 

En el cronograma de las obras de la integración figura 2023 como la fecha en la que se espera que dejen de pasar los trenes de mercancías por la capital, lo que ayudaría a reducir el impacto visual y acústico que tiene ahora el ferrocarril en la capital.  Y antes, a finales de este año, debería estar lista otras de las obras que gestiona Adif y que acumula numerosos retrasos: el nuevo paso para vehículos   de Andrómeda, que conecta La Pilarica y Belén con Los Santos Pilarica.

 El  regidor vallisoletano avanzó todos estos detalles durante una visita a las obras de integración del ferrocarril en la zona este de la capital, junto al secretario regional del PSOE, Luis Tudanca. Un acto en el que volvió a defender la idoneidad del proyecto de integración frente al del soterramiento, aunque algunos vecinos de La Pilarica le expresaron su rechazo. «Este proyecto es un ejemplo de buenas prácticas que, posiblemente, se exportará al resto de España», aseguró. Y replicó que los fondos europeos de reconstrucción y resiliencia no prevén en ningún caso transferir a las ciudades cantidad alguna para grandes obras de infraestructura civil. 

parque agroalimentario. La estación intermodal sustituirá la actual zona de mercancías de la de Campo Grande, cuya vías se destinarán al tráfico de viajeros. La instalación se convertirá en el eje para «mover» los trenes mercancías, pero el Ayuntamiento entiende que será el punto de partida fundamental para el parque agroalimentario», como señaló el alcalde.  

La idea es aprovechar la potencialidad de la nueva instalación ferroviaria y la ubicación de la capital para poner en marcha esta iniciativa municipal, que se ha planteado en las inmediaciones del complejo ferroviario. «Ni es excluyente ni incompatible, es una oportunidad estratégica para Castilla y León, para Valladolid y para España en un momento en el que el transporte de mercancías por tren va a incrementarse de manera exponencial los próximos años», reiteró el alcalde. 

De hecho, está previsto que en el proyecto en el que ya trabaja Adif se incluya un ramal desde la estación hasta el parque para que los trenes de mercancías puedan llegar hasta las empresas. La intención es que esto se convierta en una ventaja competitiva para el parque, que también tiene conexión con la Ronda Exterior.