«Hay que fijar una relación distinta con el Real Valladolid"

M.Rodríguez
-

El concejal de Deportes, Albertos Bustos, apunta que hay que el convenio con el club, pero también apunta que los empresarios deben implicarse en el patrocinio de equipos y en los eventos deportivos de la ciudad

«Hay que fijar una relación distinta con el Real Valladolid" - Foto: Jonathan Tajes

Alberto Bustos encara su segundo mandato al frente de la Concejalía de Deportes con el objetivo de reforzar la práctica deportiva como herramienta de integración social y oferta de ocio saludable para todas las edades. Eso sí, es consciente de que debe resolver problemas, que él considera oportunidades, como la reforma o venta del estadio José Zorrilla. En este sentido, anuncia que habrá que cambiar la relación con el Real Valladolid y revisar el convenio «desfasado» que tiene firmado con el Ayuntamiento.


¿Qué balance hace para sentar las bases de estos cuatro años?
Tengo una buena evaluación de lo que se ha hecho, aunque se podían haber logrado más cosas. En general, se han reforzado las cosas que ya funcionaban bien en el área, pero a la vez se ha dado una vuelta en cuanto a intentar que el deporte sea algo más. Se ha conseguido invertir un poco el orden de prioridades y se ha dado un refuerzo importante a la base, al deporte escolar y como responsabilidad social. También se ha logrado, por fin, que el tema de la élite fuera riguroso, transparente, algo que no estaba siendo. Y que la élite sea algo más que dos o tres deportes. Valladolid es una ciudad referencia para organizar eventos deportivos.


¿Cuáles serán sus tres objetivos principales este mandato?
Ahora toca ahora consolidar parte del trabajo hecho y que el deporte sea algo estratégico de Gobierno y  que no sea una mera competición o un espectáculo. Hay que tomarlo como dos ejes fundamentales. Uno, como factor de integración y responsabilidad social; el deporte hace barrio, es lo que más participación está generando en los barrios, y hay que consolidar ese espacio de responsabilidad social en la ciudad. Una segunda parte es el factor económico, que también hay que consolidarlo como un eje de una magnitud importante.


Dice que el objetivo es no centrarse solo en el deporte de élite, pero uno de los problemas a resolver es la reforma o venta del estadio y la nueva ciudad deportiva del Real Valladolid. ¿Cómo le condiciona esto y cuándo se podrá solucionar algo que lastra el resto de los objetivos?
No creo que los lastre. Por eso decía que uno de los logros ha sido situar el deporte como algo más allá de dos o tres clubes, y como un tema de ciudad. Eso sirve ahora para afrontar cada uno de los temas importantes como algo que no lastre. 
Pero en este caso en concreto se habla de sumas de dinero muy importantes. ¿Qué pasará con el estadio?
Lo sitúo como una oportunidad, no como un problema. Aquí hay dos ámbitos. Uno, la ciudad deportiva, donde el Ayuntamiento ya manifestó que cedería una parcelas en Pinar de Jalón. Al club le pareció bien y estamos a la espera de que concreten qué quieren hacer y cómo lo harán. Lo que sí que le hemos manifestado es que pensamos que no han de afrontar un tipo de proyecto de cantera sin contar con el conjunto del deporte base de la ciudad, que mueve miles de niños. Sí que es importante que el Real Valladolid se relacione con ellos.


¿Y la parte del estadio?
Ahora estamos en la fase de que el club valore la tasación que se le ha pasado. Cuando se planteó la oportunidad de hacer las obras del estadio y se vio que el Ayuntamiento podía abordar una parte, pero no todo, fue el propio Ronaldo quien propuso comprarlo. Se planteó la tasación y ya lo están valorando. No creo que esto sea un lastre para nosotros, pero creo que hay que establecer una relación con el club distinta. Hay un convenio de cesión del estadio de hace veintitantos años, que se firmó en la época de Marcos Fernández, que está anticuado. Ha cambiado el Ayuntamiento, el club, el fútbol y la dimensión económica de todos los equipos. Hay que cambiar esa relación, también. Vamos a repasar el convenio y ver si el club se hace o no con la propiedad del estadio, y a partir de ahí veremos cómo es la relación.


¿Les presionan para conseguir sus pretensiones con el apoyo de la afición? ¿Hay un órdago?
No me lo tomo como un órdago, me lo tomo como que son entidades importantes (Ayuntamiento y Real Valladolid) y cada uno tiene que defender sus intereses. En este caso se ha visto que el trabajo municipal es serio, transparente y lo ha sido, desde el primer día que entramos, en la relación con los clubes. Así fue con el anterior club de baloncesto, donde se vio que poníamos por delante los intereses de la ciudad y, a la vez, ayudábamos al club. Este planteamiento es serio y riguroso con los clubes de élite y ha funcionado porque hoy todos están mejor que hace cuatro años. Creo que igual que hemos sido capaces de llegar a acuerdos con todos los clubes de la ciudad lo seremos con el  Real Valladolid, y funcionará bien. Tengo mucha confianza.


Se está reuniendo con muchos clubes que le están detallando sus necesidades. ¿Qué piden? 
De todo un poco. Es normal que  pidan siempre y pidan más. Las demandas suelen ser económicas, espacios para poder desarrollar su actividad y que los cedamos a un precio más económico del que lo hacemos. Eso es complicado. La Fundación de Deportes (FMD) es municipal y, en parte, con recursos propios como el alquiler de espacios o actividades. Creo que lo que necesitan, y también demandan, es una mayor apuesta en el ámbito privado. No se puede sostener un club solo con la aportación municipal o incluso de los propios socios. 
Con la mejora de la situación económica pueden llegar aportaciones privadas. Una de las intenciones que tenemos, cuando pase el verano, es poder tener contactos con el tejido empresarial para ver cómo pueden hacer una aportación. El deporte hoy es una de las actividades que más mueve en el ámbito publicitario, da una imagen muy amable y hay oportunidades económicas para que muchas empresas apuesten por él. Queremos implicar al ámbito privado local tanto en el patrocinio de equipos como en los eventos deportivos. Si el deporte les aporta mucho económicamente, entendemos que debe haber una contrapartida por su parte.


Este es un reto que también se plantea en otros ámbitos y es complejo lograrlo. ¿Cómo lo incentivarán?
La asociación de hoteleros reconoce que el deporte es lo que más está generando en  el ámbito turístico local. Sin embargo entendemos que todavía no hay una aportación de los sectores más beneficiados. Tengo que reconocer que los hoteles sí que han sabido captar esta oportunidad y están empezando a hacer aportaciones interesantes directamente con asociaciones o clubes. Pero el sector de la hostelería, comercio o el sector empresarial tiene que sumar más  a la hora de traer eventos  deportivos y a los clubes locales. Se está generando imagen y un retorno económico directo al comercio y en la hostelería debería haber reciprocidad o si no será insostenible el nivel de actividad deportiva que tenemos ahora.


¿Y qué instalaciones se necesitan?
Por un lado, tenemos muchas y buenas instalaciones pero ha habido durante mucho tiempo un déficit de mantenimiento. Hay muchas que han requerido o siguen requiriendo una remodelación importante, que no se ve pero es necesario como una cubierta de piscina, cuya reparación puede superar los 300.000 euros, como en Parquesol, La Victoria, etc. La remodelación, mantenimiento y obras en instalaciones ya existentes ha supuesto una inversión muy importante y lo seguirá suponiendo. 


¿Habrá nuevas instalaciones?
Estamos ahora con el polideportivo de Las Delicias y tenemos intención de hacer otro en la zona este de la ciudad, posiblemente en Los Santos-Pilarica. También queremos apostar por las instalaciones gratuitas al aire libre, algo que ya hicimos el pasado mandato con la construcción de unas diez. El deporte tiene que estar al alcance de toda la población, de todas las edades, y a la vez tiene que ser gratuito y potenciar que se haga de manera natural.


¿Y grandes instalaciones?
Está la del estadio, que dependiendo de lo que el Real Valladolid opte, se hará mayor o menor inversión, pero evidentemente necesita mejorar, por ejemplo, en todos los accesos y en seguridad, aunque ya estamos abordando algunas obras. En el polideportivo Pisuerga ya, por fin, podemos ejecutar inversiones como la del frontón para hacer un nuevo espacio para el club, además de las pistas anexas, y ahora cada año se podrá hacer un calendario de inversiones para remozarlo un poco.


¿Está el centro en esa planificación de infraestructuras? ¿Se hará algo en el convento de las Catalinas?
La zona centro tiene un problema de espacio para poder crear esas instalaciones. Hay muy poco espacio libre, no solo para el ámbito deportivo sino que también para un centro cívico. Hay algunos edificios abandonados que hay que recuperar, pero ahí el ámbito deportivo es más complicado. El tema de las Catalinas está abierto, tanto que no me puedo comprometer ahora si va un espacio deportivo o no. 


Los equipos femeninos de la ciudad están cosechando muchos triunfos. ¿Se reconoce la importancia de estas competiciones? 
Me parece fundamental. El deporte es un factor de integración social muy importante y puede ser fundamental para la igualdad. Y lo que nos preocupa es el parón que hay a una determinada edad. Ahora en deporte escolar tenemos la cifra más alta de la historia, teniendo en cuenta que hay menos población infantil que antes, y estamos cerca de los 14.000 escolares. Y hay más niñas que niños, pero a partir de los 13 años muchas mujeres dejan de hacer deporte. Todavía se entiende el ocio de los chicos distinto al de las chicas y falta también un espejo en el puedan mirarse. Estamos intentando reforzar a los clubes femeninos para que lo tengan. Hay muchos clubes deportivos de élite que antes tenían un escasísimo reconocimiento y que ahora son con mucho donde más se ha incrementado la aportación municipal.


¿Se apoyará un equipo femenino del Real Valladolid?
En el ámbito del fútbol es un logro importante el del Parquesol, que estará en Segunda División. He estado con el presidente y vamos a abordar un apoyo mayor, que ya se ha hecho en cuanto a instalaciones y económicamente. Pero está por ver cómo ese club sigue creciendo, si lo hace de manera autónoma o si tiene algún tipo de acuerdo con el Real Valladolid, algo a lo que parecen abiertos a valorar. Y estaría muy bien que el Real Valladolid desarrolle su parcela femenina apoyándose en alguno de los clubes existentes.  
El deporte influye mucho en la difusión de la imagen de la ciudad. ¿Se plantea colaborar con el área de Turismo para unir sinergias?
Tenemos previsto convocar, hacia octubre, una mesa específica de turismo deportivo, donde estaría la hostelería, hotelería, comercio, agencias de viaje y federaciones, entre otros. La dimensión del turismo deportivo ya es enorme, pero  todavía se puede llegar a más. Además, la FMD necesita más recursos para poder funcionar porque tenemos muy pocos y hacen falta más, también municipales.


En los presupuestos participativos hay muchas demandas instalaciones para deportes al aire libre y deportes urbanos. ¿Se atenderán?
Sí, hay muchas. Ya hemos ejecutado alguna como el parque de calistenia en el parque de Las Moreras, que está siempre lleno, al igual que el parque de skate de Las Delicias o el pump truck en Los Santos Pilarica. Estamos muy contentos de la vinculación del deporte con el ocio saludable y los programas de Vallanoche y Vallatarde han incrementado la participación un 150%, y en buena parte ha sido por meter el deporte nocturno. Y esas pistas en los barrios funcionan muy bien. Y estamos valorando crear una skate plaza en la zona de La Rosaleda para poder generar un espacio urbano donde no se moleste a los vecinos y poder seguir convirtiendo toda la zona de Las Moreras en un entorno saludable, alejándose de otro tipo de ocio que no nos gusta tanto.


¿Qué oferta de ocio saludable hay para las personas mayores?
En colaboración con la Concejalía de Medio Ambiente, en diferentes parques y plazas seguiremos instalando los juegos biosaludables para gente mayor, pero a la vez queremos reforzar los programas deportivos para este colectivo en los polideportivos, los programas de yoga, gimnasia de mantenimiento o zumba y baile en los centros cívicos, que se llenan todos los años. Hemos reforzado la oferta de actividades acuáticas, congelando o disminuyendo los precios porque es un tema de salud.


¿Subirán este año los precios de las actividades de la FMD?
Durante cuatro años hemos congelado o reducido precios. En el caso de que tengan que subirse será de manera muy moderada para ajustar a precios de IPC y siempre intentando ver particularidades por si hay que hacer descuentos o bonificaciones. No queremos que nadie se quede sin hacer deporte por el tema económico. Y en el deporte escolar, aquellos centros que tienen más dificultades para que los chavales hagan deporte escolar pues estamos llegando a convenios específicos para que el dinero no sea un freno.