scorecardresearch

El Banco de Alimentos garantiza el suministro de leche 8 meses

D.V.
-

La oenegé firma un acuerdo con la Diputación, que incrementa su aportación anual. Vaticinan que la situación empeorará hasta final de año a causa de la inflación, los precios de la energía y la subida de las hipotecas

Convenio entre la Diputación y el Banco de Alimentos. - Foto: Ical

La Diputación de Valladolid incrementó este lunes su aportación al Banco de Alimentos para ayudar a cubrir la necesidad de leche de 4.128 beneficiarios de la provincia. Serán 6.000 euros, gracias a una adenda, firmada hoy, del convenio suscrito en el mes de junio, dotado con 75.000 euros, por el que quedó abierta la posibilidad de un incremento si la oenegé lo requería en base a sus necesidades.

El presidente de la institución, Conrado Íscar, y el presidente de la Fundación Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, firmaron hoy esta adenda al convenio, que en esta ocasión, reiteraron, se focaliza en la leche fresca, producto que ha visto caer su stock ante la reducción de un 30 por ciento de las aportaciones de leche del Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), que el próximo año no incluirá este producto entre sus suministros. "Nos han dicho que han cerrado muchas explotaciones ganaderas y es mayor la demanda que la oferta", justificó Mediavilla, en declaraciones recogidas por Ical y justo antes de realizar una visita por las instalaciones que la organización posee en el Polígono de Argales.

Este hecho ha colocado al Banco de Alimentos de Valladolid en una situación de déficit para poder cumplir con su objetivo de suministrar seis litros al mes a cada uno de los 4.128 beneficiarios a los que atiende en la actualidad, lo que coloca las necesidades de leche en cerca de los 300.000 litros anuales. Con la ayuda de la Diputación se dará solución al menos a cuatro meses.

Convenio entre la Diputación y el Banco de Alimentos. Convenio entre la Diputación y el Banco de Alimentos. - Foto: Ical

El presidente de la Diputación señaló que "para muchas familias la crisis es ya una realidad" que se ha visto agravada por las subidas de "las hipotecas, de la energía y de los alimentos". Mediavilla fue más allá y recordó que son, precisamente, las familias "más vulnerables" las que sufrirán una situación peor hasta final de año, aquellas que son de "clase media-baja".

Conrado Íscar recordó que "se da la paradoja de que, aunque hoy hay menos personas en paro que hace un año o que al inicio de la pandemia, sin embargo, las situaciones de vulnerabilidad se han incrementado". Por un lado, porque las personas que se mantienen en riesgo de exclusión "han cronificado su situación". Y por otro, porque hay muchas familias con empleo, pero "con sueldos de 1.000 euros al mes o menos, que hace unos meses lograban llegar justos a fin de mes y que ahora están viendo como la subida de las hipotecas, de la energía y de los alimentos les está colocando en una situación muy complicada".

La adenda al convenio firmada hoy supone una aportación extraordinaria de 6.000 euros destinada a la adquisición de leche. Además, la Diputación de Valladolid va a promover una campaña de recogida de leche y aceite en todos los centros de trabajo de la institución provincial, destinada a los trabajadores de la propia Diputación y a todas aquellas personas que quieran sumarse a esta iniciativa. La campaña se desarrollará coincidiendo con las fechas navideñas.

Convenio entre la Diputación y el Banco de Alimentos. Convenio entre la Diputación y el Banco de Alimentos. - Foto: Ical

Mediavilla agradeció la solidaridad de los vallisoletanos, una de las cinco ciudades con más respaldo social en este sentido. De hecho, recordó que las cifras recaudadas por el Banco de Alimentos en las campañas de primavera y verano se han destinado a la adquisición de leche, por lo que ahora "las estanterías de los almacenes están bien". En todo caso, avanzó que en diez días se celebrará en todos las provincias de Castilla y León la ya tradicional 'Gran Recogida', el 25 y 26 de noviembre, en las cajas de los supermercados e hipermercados. "Preferimos este sistema porque así podemos comprar los alimentos que verdaderamente necesitamos, que ahora se ciñen sobre todo a leche y aceite", remarcó Mediavilla, quien destacó que al menos "no ha faltado ninguno de los 26 productos considerados básicos".

Devolución del IVA

Por último, se refirió a las gestiones que los Bancos de Alimentos realizan a nivel nacional con el Gobierno central para la devolución del IVA de los productos que estas oenegés adquieren, pues sería una "ayuda importante".

"Entendemos que sería otra adenda relevante porque podríamos invertir ese 10 por ciento de IVA en productos para los más necesitados", sugirió Mediavilla.