scorecardresearch

PP y Vox se culpan mutuamente de tener parada la investidura

SPC
-

El PSOE exige a Núñez Feijóo que «pare cuanto antes el pacto de la vergüenza», mientras que los populares no aclaran si el nuevo líder acudirá a la sesión que encumbre a Mañueco

Alfonso Fernández Mañueco, durante el cónclave popular celebrado este fin de semana en Sevilla. - Foto: M. Chacón (Ical)

La semana política en Castilla y León arrancó ayer igual que concluyó la pasada, sin que el presidente de las Cortes, Carlos Pollán, registrase la convocatoria de la Mesa y la Junta de Portavoces como trámite previo a la celebración del pleno de investidura de Alfonso Fernández Mañueco (PP), y con ambos partidos responsabilizándose mutuamente de la situación. El Registro del Parlamento volvió a cerrar a las tres de la tarde sin novedad, por lo que el escenario de esta semana vuelve a complicarse, y los plazos viables para la investidura empiezan a remitir a la próxima semana como mínimo, ya con las vacaciones escolares de Semana Santa en marcha, y también con la fecha del 23 de abril, Día de Castilla y León, cada vez más cerca sin que se desbloquee esta situación.

En el PP se remiten a las competencias del presidente de las Cortes, y por extensión a Vox y su dirección nacional, para descargar la responsabilidad en el partido dirigido por Santiago Abascal y remarcar que existe un acuerdo suscrito el pasado 10 de marzo y que el Pleno debe de ser convocado para formar gobierno cuanto antes. «Mañueco está preparado», insistió el jueves pasado el portavoz de la Junta en funciones y representante del PP en la negociación competencial con Vox, Carlos Fernández Carriedo, quien trasladó la idea de que por parte de su partido todo está ya claro.

Pero ayer, fuentes de Vox aseguraron a Efe que están a la espera de que el PP cierre la distribución de competencias, por lo que entienden que siguen igual que la pasada semana y la anterior. Tras apelar a los flecos en varias intervenciones públicas de su líder nacional y también del propio Pollán, los trámites previos a la investidura siguen sin avanzar, a pesar de que ambos partidos se habían fijado el objetivo de intentar cerrar el proceso al menos el próximo viernes, justo antes de Semana Santa.

Alberto Núñez Feijóo es ya el líder nacional del partido, por lo que tendrá que decidir si se desplaza o no a las Cortes de Castilla y León para asistir a la investidura. Hecho que desde elPP no aclaran si ocurrirá. «No lo hemos abordado. Cuando se convoque, habrá que ver la agenda y resolver cómo se materializa la presencia del PP en esa investidura», señaló ayer Cuca Gamarra, nueva secretaria general de los populares. Un acto al que sí se prevé que acuda Abascal ya que es el primer ejecutivo autonómico del que formará parte su partido.

Pacto de la vergüenza

Mientras, desde el Partido Socialista volvieron a exigir ayer al nuevo líder nacional del PP que «pare cuanto antes el pacto de la vergüenza» en Castilla y León. «Ya hemos visto cómo el Partido Popular de España desprecia también al Partido Popular de Castilla y León y a su máximo responsable. Le desprecia la extrema derecha a diario, le chantajea y le arrodilla» afirmó la secretaria de Organización del PSOE autonómico, Ana Sánchez, tras no incluir a ningún miembro del PP regional en la cúpula de Génova.