El Clínico, reconocido por su excelencia en cardiología

ICAL
-
Intervención quirúrgica en el Hospital Clínico.

La Sociedad Española de Cardiología acredita al centro por ser uno de los "buques insignia" en asistencia ventricular mecánica

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) ha acreditado la calidad asistencial en cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, que ha recibido, junto a otros ocho “buques insignia” de la sanidad española, el sello SEC-EXCELENTE en asistencia ventricular mecánica, en un acto celebrado en la Casa del Corazón de Madrid.

La asistencia ventricular mecánica es el procedimiento por el que un dispositivo se implanta en el cuerpo para aumentar la cantidad de sangre que circula por el mismo. Estos dispositivos han demostrado ser eficaces y capaces de reemplazar la función cardiaca. Los hospitales que han recibido el sello SEC-EXCELENTE en asistencia ventricular mecánica son, además del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, el Gregorio Marañón de Madrid; el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña; el Clinic i Provincial de Barcelona, el 12 de Octubre de Madrid, junto al Central de Asturias, el Hospital Universitario de Bellvitge, el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, y el Hospital Universitario y Politécnico La Fé de Valencia.

El presidente de la SEC, Manuel Anguita, recuerda que “el programa SEC-CALIDAD tiene por objetivo mejorar la prevención, diagnóstico y seguimiento de las enfermedades cardiovasculares en España”. La Sociedad Española de Cardiología (SEC) es una organización científica y profesional sin ánimo de lucro dedicada a incrementar el estado del conocimiento sobre el corazón y el sistema circulatorio, a avanzar en la prevención y el tratamiento de sus enfermedades y a mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes cardíacos.

La SEC tiene entre sus objetivos principales reducir el impacto adverso de las enfermedades cardiovasculares y promover una mejor salud cardiovascular en la ciudadanía. Para ello, trabaja para contribuir a la mejora de la calidad asistencial, promover la formación e investigación cardiovascular, fomentar la prevención y salud cardiovascular, además de crear vínculos nacionales e internacionales con las sociedades homólogas, y representar a todos los profesionales interesados en el área de la cardiología.