Una galería afrancesada

M.R.I.
-
261218JT_0075.JPG - Foto: Jonathan Tajes

El solista de Arizona Baby Javier Vielba nos descubre sus diez lugares favoritos de Valladolid

1Discos Charly Blues (Paseo de San Isidro, 75). Javier Vielba destaca entre sus lugares favoritos esta «maravillosa» tienda de discos, que abrió hace más de 25 años en las Galerías Campo Grande y desde hace unos años está en su actual ubicación. Regentada por el ‘gran’ Carlos Pedreño (Charly), es un refugio para melómanos con buen gusto. La describe como un auténtico oasis musical en Castilla y León, en el que se desarrolló su pasión por la música en plena adolescencia y al cual sigue acudiendo asiduamente. 
2. IES Zorrilla (Plaza de San Pablo, 3). El líder de Arizona Baby recuerda que tocó por primera vez en concierto en las fiestas de su instituto, el Zorrilla. Allí conocía a mucha gente afín a sus inquietudes artísticas y culturales. Fue en esos años de instituto cuando empezó a tomarse en serio el aprendizaje de la guitarra, uniéndose a grupos musicales y ensayando a diario en unos locales de ensayo cercanos.   
3.Biblioteca de Castilla y León (Plaza Trinidad). En este espacio pasó incontables horas escuchando discos, viendo películas y leyendo libros y cómics. Detalla que fueron años cruciales, ya que cultivó inquietudes y profundizó en muchas cosas que le parecían fascinantes. Este afán autodidacta y el constante intercambio de ideas sus amigos le dieron una valiosísima formación alternativa para el futuro.
4.Plaza del Viejo Coso. En sus tiempos de instituto esta plaza se llenaba de chavales los fines de semana. Acudían cargados de guitarras españolas, bongos y litros de calimocho para pasar las tardes del viernes y sábado intercambiando trucos musicales, cantando y debatiendo sobre lo divino y lo humano hasta que anochecía. Para él es un lugar inspirador al que siempre intenta incluir en sus paseos. 
5. Café Teatro (Cánovas del Castillo, 11). En la lista de lugares favoritos no podía faltar este mítico local, con más de 18 años de historia. El cantante ve al Café Teatro un referente de la música en vivo de pequeño formato. Apunta que artistas de primer nivel nacional e internacional se entremezclan con jóvenes promesas locales y fieles parroquianos con ganas de escuchar música. «Cualquier noche te puedes encontrar a Hueso, su gerente, tocando la guitarra tras la barra con algún músico o aficionado en torno a unas cervezas», recalca.
6.Pasaje Gutiérrez.  Esta «preciosa» galería comercial de estilo francés, que fue inaugurada en 1886 y  alberga tiendas y cafeterías, es otro espacio especial. En los años 90, frente a la estatua de Mercurio (dios del comercio), estaba la tienda de discos Foxy. Recalca que podría haber estado en el Soho londinense, pero estaba en el centro de Valladolid y traía novedades de música indie y alternativa de importación. Recuerda que sus dueños, Gelo y Willy, hacían presentaciones de discos y conciertos, y que llegó a tocar allí dos veces con dos bandas distintas. 
7.Bar Colón (C/ Juan Mambrilla). El músico vallisoletano explica que Ramón, ‘el del Colón’, siempre recibe a los visitantes con buen rollo, rock and roll clásico y una amplia carta de cervezas. «Un lugar de trato familiar y ambiente agradable donde da gusto relajarse entre los Rolling Stones, Springsteen, el fútbol y la camaradería que reina entre todos sus parroquianos». Un lugar donde, como decían en la serie ‘Cheers’, «todo el mundo sabe tu nombre».
8.El Colmao de San Andrés (C/ Párroco Domicio Cuadrado, 3). Para Vielba ir al Colmao es como viajar sin moverse de su ciudad. Lo define como un lugar acogedor y cosmopolita donde disfrutar de la mejor coctelería y deliciosos tentempiés. Explica que Maite y Juan, sus anfitriones, viajan periódicamente al norte de Europa y traen objetos «alucinantes» para decorar y vender. «Hay buena música, exposiciones, espontáneos al piano y animadas tertulias sobre arte, historia y literatura. Una delicia, oigan».
9. Bar Kafka (C/ Arribas, 14). El líder de Arizona Baby tiene claro que este «garitazo» es un dinamizador de la cultura local. Considera que con Jorge y David al frente de un equipo humano sobresaliente, se ha consolidado en menos de tres años. Concreta que está abierto todo el día y que cuidan todos los detalles para que el público se sienta como en casa. «Un espacio versátil donde disfrutar de un concierto, liarse con un vermú torero o pasar una noche de baile desenfrenado».
10.Roots Bar (C/ Cadena, 4). En este caso, define a Alfonso, el dueño, como un entusiasta del reggae, de la cerveza artesana y de la vida en general. Tiene claro que entrar a su bar es como entrar a un hogar cuyo anfitrión siempre da la bienvenida con sus mejores sonidos y viandas. «Está especializadísimo en cervezas artesanas, nacionales 0 de importación, y es un lugar para catar, comentar y aprender mientras escuchas música negra seleccionada con excelente criterio», concluye.