scorecardresearch

700.000 euros para restaurar ermitas e iglesias

D. V.
-

La Diputación y el Arzobispado de Valladolid mantienen un convenio de colaboración que acumula 350 actuaciones en templos desde 2015, con un desembolso de 4,8 millones

Íscar y Blázquez firman el convenio. - Foto: Ical

La Diputación y el Arzobispado de Valladolid firmaron hoy en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Bocigas el convenio de colaboración para el arreglo de diferentes iglesias y ermitas de la provincia, que estará dotado con 700.000 euros. En concreto, el dinero que aportan, a partes iguales las instituciones, servirá para acometer obras de recuperación, restauración o sustitución de los elementos estructurales pero también otras actuaciones menores. La inversión aumentará hasta los 875.000 euros al incorporar el 20 por ciento de financiación que deben aportar los ayuntamientos de los municipios beneficiados.

De esta manera, se da continuidad a un convenio que desde el año 2015 ha permitido 350 actuaciones de mejora de las iglesias y ermitas, con un desembolso de casi 4,8 millones de euros. De ese montante, 2,3 millones fueron aportados por la institución provincial; 1,4 millones corrió a cargo del Arzobispado y los ayuntamientos pagaron los 960.000 euros restantes.

El Pleno de la Diputación de Valladolid aprobará las bases de la convocatoria de audiencia a los ayuntamientos y será la Comisión de Seguimiento del Convenio, formada por representantes del Arzobispado y de la Diputación, la que evalúe los criterios objetivos de valoración de las solicitudes formuladas. En todo caso, el propio documento establece como criterios prioritarios para la selección de las actuaciones que se trate de obras de recuperación, restauración o sustitución de los elementos estructurales, cerramientos o instalaciones como muros, cimientos, bóvedas y cubiertas, que son las más costosas.

También, se valorarán las obras de carácter urgente en atención al estado físico que presenta el inmueble; las obras destinadas a remediar daños que impidan que el edificio reúna las mínimas condiciones de funcionalidad como la sustitución de tejas y retejados, colocación de impermeabilizantes, sustitución de entablados, cornisas, canalones, bajantes y escaleras así como la eliminación de humedades y goteras, la reforma de pavimentos y el acondicionamiento de accesos; la gravedad de la patología que se pretende reparar para el conjunto del inmueble; o la imposibilidad de dilatar en el tiempo la ejecución de las obras por existir riesgos para la seguridad de las personas. Asimismo, se tendrá en cuenta que se trate de solicitantes que tengan concedida en años anteriores alguna fase de ejecución de la obra objeto de subvención y la intervención que se solicita sea precisa para su finalización y puesta en uso. Es decir, se priorizan los trabajos estructurales mientras que las actuaciones ornamentales y decorativas pasan a un segundo plano.

El presidente de la Diputación, Conrado Íscar, subrayó la necesidad de continuar con las obras que son "imprescindibles" para garantizar el futuro de las iglesias y ermitas de la provincia, y que precisan una actuación inmediata para evitar "males mayores". Es por ello que destacó que este convenio tiene un significado "especial" para la institución. No en vano, precisó, según recogió la Agencia Ical, que se trata de rehabilitaciones y conservaciones de edificios con alto valor histórico y patrimonial que son una forma de fomentar el desarrollo sostenible de los pueblos, que tienen un "alto" grado de complejidad, sin olvidar la gran complicidad que existe entre los vecinos que no dudan en realizar aportaciones para mantener en pie y adecentar sus templos.

También, se refirió a que está en juego el valor artístico y cultural de los edificios así como el valor religioso, por ser espacios de fe. "Podemos asegurar que el patrimonio de templos goza de buena salud y a día de hoy, no tenemos ninguna iglesia abierta al culto que genere problemas para oficiar el culto aunque sabemos que hay que seguir avanzando por que hay deficiencias", aseveró Íscar.

En este sentido, manifestó que el presupuesto de cada una de las convocatorias no permite cubrir todas las solicitudes presentadas por los ayuntamientos, lo que impide abordar las actuaciones. "Me consta que la comisión estudia minuciosamente qué intervención se puede llevar a cabo por que no podemos absorber todas las solicitudes que recibimos. En una convocatoria de 700.000 euros se presentan actuaciones por valor de dos millones", expuso. En casos excepcionales, Conrado Íscar recordó que la Diputación puede llegar a acuerdos puntuales con ayuntamientos que no pueden afrontar su parte de financiación por ser una cuantía muy elevada, sobre todo al acometer obras en las cubiertas de las iglesias. También mencionó los convenios con la Fundación Edades del Hombre para la restauración de retablos y órganos.

Por su parte, el cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, subrayó que este tipo de colaboraciones institucionales son necesarias para mantener el patrimonio recibido. "Son trabajos que suelen hacerse con pleno acierto que se llevan a cabo en nuestra casa grande, al igual que se hacen en la casa de la familia", declaró. No en vano, reconoció que las iglesias y las ermitas suelen ser los monumentos más importantes de los pueblos, junto a los ayuntamientos.  

Legado patrimonial

Blázquez aprovechó la firma del convenio en la iglesia de Bocigas para valorar que templos tan bien conservados y mantenidos dice "mucho" del aprecio de los ciudadanos y cristianos por el legado patrimonial que han recibido "con orgullo" y transmitirlo a las generaciones siguientes. "Significa la importancia que tienen para nosotros los pueblos que están aquejados por la despoblación", aseveró.

Es por ello que el cardenal arzobispo valorara el esfuerzo de los vecinos, tanto los que viven en el pueblo como los que están fuera, para colaborar económicamente en la manutención y mantenimiento de los templos. "Nos concierne a todos mantener la riqueza cultural y patrimonial que hemos recibido que tiene una dimensión religiosa", reiteró.