750.000 € para dos nuevas obras de renaturalización urbana

D.V.
-

El Ayuntamiento de Valladolid impulsa un 'Corredor verde' y las 'Barreras acústicas vegetales'

750.000 € para dos nuevas obras de renaturalización urbana

El Ayuntamiento de Valladolid promueve dos nuevas obras de renaturalización urbana del proyecto URBAN GreenUP: el 'Corredor verde' y las 'Barreras acústicas vegetales', con una inversión en ambas actuaciones que supera los 750.000 euros.

Tras la aprobación del expediente en la Junta de Gobierno, se abrirá el plazo para la presentación de ofertas del contrato, presupuestado en 303.868,78 euros (IVA incluido) para el expediente de obras de infraestructura verde de las 'Barreras acústicas vegetales', promovido por la Concejalía de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, a través de la Agencia de Innovación del Ayuntamiento de Valladolid. Se adjudicará mediante procedimiento abierto.

Por otro lado, hasta el 2 de julio sigue abierto el plazo de licitación de la contratación de las obras de las 'Intervenciones del proyecto URBAN GreenUP integradas en el Corredor Verde'. La licitación se aprobó en la Junta de Gobierno local el 26 de mayo de 2021 con un contrato cuyo importe del contrato es de 449.607,18 euros (IVA incluido) y se adjudicará también mediante procedimiento abierto.

BARRERAS ACÚSTICAS VEGETALES

Su instalación consiste en un diseño de barrera en el que se ha integrado un extenso jardín vertical para que amortigüe el ruido, como solución natural y verde.

Está previsto que las barreras se instalen en el Paseo del Hospital Militar, en la mediana central situada entre el Paseo Zorrilla y el cruce con el Paseo Arco de Ladrillo. El mapa de ruido de Valladolid, actualizado a 2018, muestra un nivel de ruido superior a 75 decibelios en este tramo del paseo, debido al tráfico intenso en una de las principales vías de tránsito de Valladolid. La barrera acústica paliará el ruido que se percibe desde las viviendas situadas a la izquierda del antiguo hospital.

Cubrirá 80 metros de la mediana y tendrá una altura de tres metros. En su composición se alternarán paneles acústicos recubiertos con madera y jardines verticales.

Este tipo de estructuras cuenta con una geometría específica que favorece la reflexión del sonido. Además, el sustrato específico del jardín vertical favorecerá la absorción de ruido, y, por otro lado, el aumento de la vegetación proporcionará los beneficios asociados a las zonas verdes, como la reducción de la contaminación y la mejora del bienestar ciudadano.

En la instalación se respetarán todos los árboles posibles que están actualmente plantados en la mediana, y se reubicarán aquellos que sean incompatibles con la barrera verde acústica.

El diseño de las barreras acústicas vegetales ha sido realizado por la pyme SingularGreen, socia del Ayuntamiento en el proyecto europeo y especializada en infraestructura verde y arquitectura de paisaje urbano.

CORREDOR VERDE DE URBAN GREENUP

Este corredor permitirá recorrer la ciudad de oeste a este. Una rica trama de soluciones naturales e innovadoras, así como zonas verdes de distinto tipo acompañarán el trazado de carril bici, el 'Corredor verde' de URBAN GreenUP.

Partirá del estadio de fútbol Zorrilla, donde se desarrollan también algunas otras intervenciones del proyecto europeo H2020, hasta el barrio de Santos-Pilarica, donde se construirá un sumidero urbano de carbono, con 2.000 árboles. El corredor renaturalizado enriquecerá la ciudad en muchos aspectos; además de reverdecerla, reforzará la conexión "sostenible" entre el entorno urbano y periurbano.

Varios tramos nuevos de carril bici, unidos a los ya existentes, ampliarán el circuito verde de tal modo que se potenciará el uso de medios de transporte limpios como la bicicleta. En las intersecciones del carril bici con zonas de paso para peatones y ciclistas se han diseñado siete puntos de cruce, con varios tipos de pavimento diferenciado para ciclistas y peatones que, además, favorecerán la permeabilidad del agua de lluvia al subsuelo.

Por otra parte, el corredor verde dispondrá de tres nuevas áreas de descanso para el esparcimiento y disfrute de los usuarios. Cada área contará con dos pérgolas de madera en las que se plantará parra de vino, especie vegetal trepadora que cubrirá la estructura en los meses calurosos y permitirá la entrada de luz en los meses fríos. Más arbolado, bancos, un hotel de insectos, un aparca bicis y una fuente de agua potable completarán el plan de renaturalización.

Dentro del corredor verde se van a instalar también dos tipos diferentes de módulos vegetales para especies polinizadoras, como abejas o mariposas, que están desapareciendo del hábitat urbano y que tienen una importancia vital en la reproducción de las plantas.

En algunos casos, se trata de pequeñas zonas ajardinadas de entre 6 y 10 metros cuadrados plantadas con especies adecuadas para el crecimiento de polinizadores, como las aromáticas o jara; se reverdecerán veintiuna pequeñas zonas a lo largo del corredor. Habrá otro tipo de módulos compactos: innovadoras macetas de gran tamaño en distintos puntos del centro de la ciudad, con especies adecuadas para la polinización, y totalmente móviles. Ambos tipos de módulos contarán además con pequeños bebederos para aves e insectos polinizadores.

El corredor verde finaliza en el barrio de Santos-Pilarica, a la entrada del río Esgueva en la ciudad, con un sumidero urbano de carbono, un nuevo bosque urbano en el que se plantarán 2.000 nuevos árboles, con distintas especies vegetales adaptadas a las condiciones hidrófilas por su proximidad al río, pero también con otras especies regionales, como olmos y fresnos, o especies frutales como el almendro o majuelo. El sumidero de carbono contará con una senda educativa y carteles explicativos, para realizar actividades de educación ambiental y sensibilizar a la población de la importancia de la vegetación para la lucha contra el cambio climático.

Las empresas licitadoras interesadas en concurrir pueden encontrar la información publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público en el enlace: https://contrataciondelestado.es/wps/poc?uri=deeplink:detall....

FINANCIACIÓN EUROPEA

La financiación europea de ambos proyectos supera el 70 por ciento procedente del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea. Se enmarcan dentro de URBAN GreenUP 'New strategy for re-naturing cities through Nature-Based Solutions', que está coordinado por la Fundación CARTIF y en el que el Ayuntamiento de Valladolid es socio beneficiario.

El principal objetivo de este proyecto europeo es desarrollar una estrategia para la renaturalización de las ciudades mediante la aplicación de Soluciones Basadas en la Naturaleza.

En Valladolid, este objetivo se está materializando con la implementación de una serie de intervenciones que permitan evaluar los beneficios y la eficacia de este tipo de medidas, puesto que Valladolid es ciudad demostradora junto con Liverpool (Reino Unido) y Esmirna (Turquía).

Ejemplos ya instalados de estas intervenciones naturales son las marquesinas verdes de Plaza España, la fachada verde del edificio de El Corte Inglés de calle Constitución, los jardines verticales móviles que hay por distintas zonas de la ciudad, incluidas las letras vegetales con la palabra 'VALLADOLID' de Plaza Zorrilla, o los toldos vegetales de calle Santa María.