La huelga de Auvasa afectará a la mitad de las líneas

D.V.
-

Doce verán aumentadas su frecuencias, mientras que once no se verán afectadas

Un conductor de Auvasa ofrece una mascarilla a un viajero - Foto: Ical

Los servicios mínimos aprobados por decreto de Alcaldía del Ayuntamiento de Valladolid, ante la huelga convocada por los trabajadores de Auvasa, serán del 80 por ciento en conducción, del 50 por ciento en el área de inspección y del 20 por ciento en el resto de las áreas de la empresa de autobuses urbanos.

Esto supondrá un aumento de las frecuencias en doce, mientras que las otras once no se verán afectadas. En concreto, continúan con normalidad 4, 10, 13, 14, 16, 17, 23, 24, 26, 33 y H. El resto oscilarán entre los doce y veinte minutos de frecuencia, a excepción de las líneas 18 y 19 que se moverán entre los 30 y los 40 minutos.

El Comité de Empresa de Auvasa ha convocado diez jornadas de huelga para este mes de junio, con paros parciales entre las 13:30 y las 15:30 horas, en los días 14 al 18 y 21 a 25, todos inclusive, así como jornadas de huelga adicionales a partir del 1 de septiembre.

Los paros convocados por el Comité de Empresa es por su disconformidad con la convocatoria de plazas de personal de conducción que el 25 de mayo fue publicada por Auvasa con el objetivo de establecer la bolsa de trabajadores necesarios para llevar a cabo las contrataciones necesarias que permitan la prestación del servicio conforme a los criterios sanitarios y de demanda actual, y frente a los elevados niveles de absentismo del personal del área de conducción, informa Europa Press.

Según han explicado desde el Consistorio, es necesario conciliar el derecho a huelga de los trabajadores con la movilidad de los ciudadanos respetando las medidas sanitarias establecidas, que limitana entre un 50 y un 60 por ciento la capacidad de los vehículos, por lo que con unos servicios mínimos por debajo de los fijado "no se podría asegurar que no se produjeran aglomeraciones" con una posibilidad de superar los aforos permitidos del 20-25 por ciento.

Asimismo, el Ayuntamiento ha recordado que el 80 por ciento de los usuarios del transporte urbano no disponen de otros medios para poder desplazarse de forma habitual.

Para fijar estos servicios mínimos, el Ayuntamiento ha tenido en cuenta criterios como la atención al centro de vacunación del Auditorio Miguel Delibes, la cobertura a centros sanitarios y hospitales de la ciudad, o la necesidad de disponer de refuerzos suficientes en las principales líneas en los horarios previstos para los paros, que coindicen con la hora punta de demanda de viajeros.

Por otra parte, es necesario tener en consideración que una reducción elevada del nivel de servicio podría provocar aglomeraciones en las paradas, derivando en situaciones de riesgo e inseguridad para la ciudadanía.

Con los servicios mínimos aprobados por la Alcaldía de Valladolid, en virtud de su competencia al respecto, se asegura el mantenimiento de un servicio básico para la ciudadanía como el transporte público, conjugando el derecho a la huelga y la protección de las personas usuarias y de los propios trabajadores de Auvasa.