scorecardresearch

Los médicos de familia se unirán a la huelga de urgencias

Agencias
-

Facultativos de Atención Primaria y Pediatría de Madrid se suman a sus colegas de los centros de atención 24 horas ante la «falta de profesionales» y pararán de forma indefinida desde el 21 de noviembre

Los sanitarios se quejan de la sobrecarga asistencial. - Foto: Eduardo Parra

En pie de guerra. Así está la sanidad madrileña tras el último anuncio del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de reordenar las urgencias extrahospitalarias y de implantar medidas como la videoconsulta en aquellos centros donde falte el facultativo. Primero fueron los facultativos afectados por esta medida, que decretaron desde el pasado lunes una huelga indefinida, y ayer se sumaron los médicos de Atención Primaria y Pedriatría, que anunciaron un paro a partir del lunes 21 de noviembre.

El sindicato Amyts, el mayoritario en la profesión, llamó a la huelga a 4.240 médicos de familia y 720 pediatras en los centros de salud de toda la Comunidad ante «la sobrecarga de trabajo, las agendas infinitas y la falta de tiempo para atender a los pacientes».

Esta nueva convocatoria se suma al paro promovido por Amyts entre los médicos de las urgencias de Atención Primaria, que protestan por el «caos organizativo» que se ha vivido en la reapertura de estos servicios cerrados en la pandemia.

Con este nuevo llamamiento, Amyts quiere conseguir que la Consejería de Sanidad se siente a negociar un plan de choque para abordar los problemas de los centros de salud y frenar el éxodo de médicos. 

En esta línea, el sindicato advirtió que el «inmovilismo» del Gobierno regional «está empujando» a los facultativos a marcharse a otras comunidades y países «ante las pésimas condiciones laborales». Así, alegan, actualmente, esto está llevando a que aproximadamente el 20 por ciento de las consultas médicas «estén sin cubrir, lo que conlleva una sobrecarga extra a los pocos profesionales que resisten y que puede provocar una mayor huida».

Amyts también censuró al Gobierno de Pedro Sánchez por la falta de apoyo para este primer nivel asistencial. 

Para desconvocar la huelga, el sindicato reclamó el incremento inmediato de puestos de médico, mediante la creación de al menos 200 plazas estructurales para los dispositivos de urgencias de Atención Primaria.

Dimisiones y ceses

En este contexto de «conflictividad laboral» en el sector sanitario, en las últimas dos semanas, se han sucedido los ceses y dimisiones en la cúpula de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid, aunque según la Consejería de Sanidad son decisiones «dentro del proceso de cambio para formar un nuevo equipo directivo».

El pasado lunes fue destituido el gerente adjunto de la Gerencia Asistencial, Pedro José Suárez Sánchez, tras la dimisión en días anteriores de tres altos cargos.