scorecardresearch

Amigo presenta una cuentas para consolidar la recuperación

SPC
-

El presupuesto se incrementa un 14,7% y alcanza los 411 millones de euros

La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo, presenta los presupuestos para 2022 de su departamento ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes. - Foto: Leticia Pérez (Ical)

El presupuesto de la Consejería de Empleo e Indutria para el próximo año supera los 411,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 14,7 por ciento con respecto a este año y tiene como objetivo, según señaló su titular Carlota Amigo, consolidar la recuperación y creación de empleo y apoyar la transformación verde y digital del tejido productivo de la Comunidad.

Amigo, que hoy compareció ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes de Castilla y León para presentar el proyecto de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2022 de su departamento, recalcó que es necesario consolidar la creación de empleo y el descenso del desempleo que Castilla y León viene experimentando de forma sostenida en los últimos meses, con datos muy favorables, tanto en la reducción del desempleo como en el incremento de afiliados a la Seguridad Social. En este sentido, recordó que el dato de paro registrado el pasado mes es el mejor de un mes de octubre desde el año 2008; mientras, el número de afiliados a la Seguridad Social solo se ha superado, durante los últimos diez años, en julio del 2019.

En su intervención, recalcó que las políticas de empleo que se plantean se sustentan en la III Estrategia Integrada de Empleo acordada el pasado mes de junio en el seno del Diálogo Social y argumentó que los presupuestos de su departamento están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y en particular con los siete objetivos vinculados a las competencias de la Consejería.

Amigo explicó que la creación de empleo está ligado a los compromisos de cohesión social, territorial y de desarrollo sostenible, por lo que se apostará por programas y medidas que permitan favorecer la inserción laboral de los colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo: jóvenes, mujeres, personas en riesgo de exclusión, trabajadores con discapacidad, parados de larga duración o desempleados mayores de 55 años.

Medio rural

Del mismo modo, la consejera indicó que también se pretenden hacer frente al reto demográfico y al reequilibrio territorial, apoyando de forma especial la creación de empleo y la generación de actividad económica en el medio rural, con incentivos adicionales a la contratación y al emprendimiento y con un refuerzo de los planes de empleo rural y local que el próximo año contarán con un presupuesto de más de 80 millones de euros.

A su vez, también explicó que través de estos presupuestos se apoyará la modernización y transformación del tejido productivo hacia un modelo económico más ecológico, digital y sostenible. Este apoyo se verá reflejado, por un lado, en la formación para el empleo con el fin de que los trabajadores puedan adaptarse e impulsar los nuevos modelos de producción; por otro lado, en las ayudas a las pequeñas y medianas empresas del sector industrial y comercial.

También explicó que gracias a los programas de formación, a los que se destinan más de 127 millones de euros, se impulsarán iniciativas que garanticen una mayor conexión entre las necesidades y capacidades que demandan las empresas y el contenido de la formación que se imparte a desempleados y ocupados. En este sentido hizo referencia a programas como la formación específica con compromiso de contratación o la formación programada en las empresas son iniciativas prioritarias para el Servicio Público de Empleo de Castilla y León.