scorecardresearch

Los 125 de Mali

A. G. Mozo
-

La base vallisoletana de 'El Empecinado' aporta casi la mitad de los más de 300 militares que conforman el grupo táctico encargado de dar protección a la misión internacional de paz en el país africano y para la que llevan seis meses preparándose

Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'. - Foto: J. Tajes

Llega la hora de la verdad, el momento de participar en una misión militar real tras meses, años de preparación en muchos casos. El próximo 15 de mayo se inicia el despliegue del Grupo de Caballería 'Santiago' en Mali, dentro del contingente EUTM que acumula casi dos décadas de trabajo en el país africano para el apoyo y formación de las fuerzas de seguridad y militares malienses. El relevo se producirá a lo largo de la segunda quincena de mayo y se compone de 520 personas, de los que 343 conforman el denominado 'grupo táctico', encargado de dar protección a la misión  y todos los entrenadores y formadores que el Ejército español despliega en Mali.

El cuartel vallisoletano de 'El Empecinado' aporta 125 de esos más de trescientos militares que constituyen el grupo táctico, bajo las órdenes del teniente coronel Sergio Martínez Ordóñez, jefe del Grupo de Caballería 'Santiago', que pertenece al Regimiento 'Farnesio 12', integrado a su vez en la Brilat 'Galicia VII'.

«EUTM Mali arranca en 2013 y es el quinto mandato prorrogado. Básicamente, esta es una misión de entrenamiento de las fuerzas armadas y de seguridad de Mali, así como de asesoramiento a nivel militar del Ejército de Mali, tanto de un punto de vista logístico, como de operaciones y planeamiento», tal como explica el teniente coronel Ordóñez a El Día de Valladolid. «También tiene un aspecto que se refiere a la capacitación y mejora del sistema de enseñanza militar, y durante este quinto mandato se ha ampliado a la capacitación de los países limítrofes: Mauritania, Chad, Burkina Faso y Nigeria».

Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'.Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'. - Foto: J. TajesEl jefe del Grupo de Caballería 'Santiago' detalla que «dentro de todas esas misiones, el contingente español asume el entrenamiento», aunque el grueso del dispositivo que viajará a Bamako a lo largo de la segunda quincena de mayo, «se dedica a dar protección a la fuerza allí desplegada, a todo lo que es EUTM Mali»: «Allá donde hay una base o una actividad de la misión internacional, nos encargaremos de proporcionar seguridad», resume.

Para poder desarrollar la misión, el medio millar de profesionales seleccionados ha tenido que seguir «un programa de preparación que viene marcado, que se prolonga durante seis meses y que va desde abajo hacia arriba»: «Primero hay una instrucción individual que se encarga de adaptar la preparación normal a la misión en Mali. Luego va aumentando la instrucción en los niveles de equipo, pelotón y compañía. Y lo último que se ha hecho, que fue a principios de abril, fue un ejercicio del conjunto de la agrupación, en los que se buscaba cohesionar a la unidad», puntualiza el teniente coronel.

GUARDIAS Y ESCOLTAS

«Todo está adaptado a la misión, a lo que vamos a tener que hacer en Mali», destaca Ordóñez, quien señala que los más trescientos miembros del grupo táctico bajo su mando se van a encargar, fundamentalmente, de «proporcionar seguridad a los distintos emplazamientos EUTM Mali». Así, sus tareas pasarán por «hacer guardias, efectuar escoltas a los formadores y a la propia unidad si necesita hacer un movimiento logístico, y desarrollar la labor de 'ángeles guardianes' durante las actividades»: «Por ejemplo, si hay un ejercicio en un campo de tiro, ellos cerrarán ese perímetro para que el 'trainer' esté seguro y solo se dedique a entrenar», detalla Sergio Martínez Ordóñez, quien añade que «en el caso de la plana mayor, la tarea es coordinar todo esto y asesorar en tareas de colaboración de las actividades de esta misión internacional».

El teniente coronel, como gran parte de los mandos que viajarán a Mali, ya tiene experiencia en otras misiones internacionales, aunque reconoce que la mayor parte son «jóvenes de entre 20 y 30 años, con poca o ninguna experiencia en misiones internacionales».

Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'.Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'. - Foto: J. TajesY esta no está exenta de riesgo. El terrorismo yihadista está muy presente en este país africano y el trabajo fundamental de esos 125 vallisoletanos que viajarán desde 'El Empecinado' será proporcionar protección al resto del contingente, algo que ellos asumen como un reto y para lo que han trabajado «duro» los últimos seis meses.

«Yo ya estuve en Afganistán, en la época en que aún era soldado y, en principio, la misión en Mali es menos peligrosa, pero también es cierto que se han tenido que repeler ataques con anterioridad, por lo que hay que estar alerta», explica el teniente Carlos Pérez López en el transcurso de uno de los últimos entrenamientos de su compañía, en el cheque de vehículos. «Lo más duro es estar lejos de casa, la familia lo pasa mal, pero es verdad que para nosotros es una ilusión».

En el mismo sentido, el sargento Alberto Guazo reconoce que son «los amigos y la familia los que se llevan la parte más dura», aunque ellos estén «con muchas ganas y con ilusión por poder aplicar en una misión todo lo aprendido». En su caso, después de once años en el Ejército, Mali va a ser su primera misión internacional.

Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'.Ejercicios de preparación para la misión EUTM Mali en la base 'El Empecinado'. - Foto: Ejército de TierraNo así en el caso del cabo Jesús Sánchez, quien ya estuvo en 2010 en Líbano, quien destaca la labor de preparación que han tenido que afrontar en los últimos meses y que ha sido «muy exigente», porque «la situación en Mali lo requiere».

Uno de los novatos será Miguel González, un soldado de 22 años que celebrará su primer aniversario de 'verde'  vestido con el tradicional uniforme color 'arena' que hay en las misiones en países africanos: «Me enorgullece poder ir ya a esta misión. Es duro, pero es que entré en el Ejército para esto», concluye.

En Mali les espera el riesgo de un atentado, las dificultades de un país en el que el tráfico es otro de los grandes peligros y un clima muy adverso, ya que van en la época de lluvias, precipitaciones que suelen ser torrenciales y aliñadas con un rango de temperaturas elevado, a pesar de todo, ya que «se mueven entre los 20 y los 30 grados», tal y como señala el capitán Gonzalo Ramos, otro de los vallisoletanos que viaja a Bamako. Otro de los 125 de Mali.

Acto de despedida celebrado el pasado 29 de abril en ‘El Empecinado’, la base situada en Santovenia-Cabezón.
Acto de despedida celebrado el pasado 29 de abril en ‘El Empecinado’, la base situada en Santovenia-Cabezón. - Foto: Ejército de Tierra