La tormenta más intensa desde 1999 deja 115 inundaciones

A.G.M.
-

La Aemet recogió 37,2 litros durante las dos horas y media que duró la tromba, 20 de ellos en solo diez minutos, un hito histórico. El 1-1-2 registró 150 llamadas por incidentes vinculados con la lluvia en 70 minutos y casi 200 en total

GALERÍA

La huella de la tormenta en Valladolid

Calles anegadas, locales inundados, árboles caídos... Es el parte de una noche tremendamente complicada para los servicios de emergencia de la ciudad que tuvieron que multiplicarse para atender todos los avisos provocados por la fuerte tromba de agua que se registró pasadas las nueve y que, en poco más de una hora, dejó un reguero de incidentes y numerosos daños que deberán ser cuantificados a lo largo de esta mañana por una tormenta que ya es la de mayor intensidad desde julio de 1999.

La sala del Centro de Emergencias 1-1-2 Castilla y León recibió desde primera hora de la tarde hasta la madrugada casi doscientas llamadas de la provincia de Valladolid, 192, en concreto, de las que 170 eran por incidentes de la capital. 150 (132 en la capital) se concentraron entre las 21.20 y las 22.30 horas, en el pico de la tormenta. La mayoría de los avisos gestionados en el 1-1-2 en la ciudad se referían a inundaciones (115), con sumideros saturados de agua en la vía pública, inundaciones en portales, bajos comerciales, viviendas o bodegas, según detallan fuentes del Servicio de Emergencias. Además, se han gestionado incidentes por filtraciones de agua (13), por obstáculos en la calzada y peligros de circulación (15), con balsas de agua en vía pública, presencia de ramas, alcantarillas levantadas, objetos que suponen peligro de caída a vía pública (10), semáforos averiados, entre otros.

En dos de los avisos se alertaba de personas que no podían salir de sus vehículos, puesto que habían quedado rodeados por el agua, como ocurrió a un turismo en el túnel de Labradores. Los pasos subterráneos de Vadillos y Circular también tuvieron que ser cortados al tráfico y avenidas como Padre José Acosta o Gijón sufrieron severas inundaciones, además de calles del entorno de la iglesia de La Antigua. También ha causado destrozos en edificios como el de las Cortes de Castilla y León, y la sede del Centro Cultural Miguel Delibes.

Bomberos de la Diputación actuando en un chalé de Aldeamayor.Bomberos de la Diputación actuando en un chalé de Aldeamayor. - Foto: @BomberosDip_VLL

En municipios de la provincia de Valladolid, el 1-1-2 recibió otros 22 avisos, desde Aldeamayor de San Martín (2), Cigales (2), Íscar (1), Laguna de Duero (7), Zaratán (3), Viana de Cega (2), Matapozuelos (1), Portillo (1), Arroyo de la Emcomienda (1), Villacarralón (1) y Tudela de Duero (1). En ninguno de los avisos había heridos, ni se solicitaba asistencia sanitaria.

 

La tormenta provoca inundaciones por toda la ciudad.La tormenta provoca inundaciones por toda la ciudad. - Foto: E. Margareto (Ical)

 

 

La avalancha de avisos fue tal, que los Bomberos tuvieron que movilizar al retén de guardia para atender todos los servicios, mientras que la Policía Local iba cerrando al tráfico los túneles de Vadillos, Circular y Labradores, aunque en éste se quedaran atrapados antes algunos coches, así como en la calle Padre José Acosta, que no recuperó la normalidad hasta primera hora de la mañana.

Cortados los túneles de la Circular, Labradores y VadillosCortados los túneles de la Circular, Labradores y Vadillos - Foto:

 

 

 

Todo, tras la mayor tormenta desde 1999. En concreto, la Aemet registró 37,2 litros durante la noche, pero 20,2 de ellos se concentraron en solo diez minutos. La delegación en Castilla y León de la Agencia Estatal de Meteorología ha detallado que la tormenta duró dos horas y 25 minutos, desde las 21.10 a las 23.35, con ese pico de precipitación máxima, que supone un récord histórico en intensidad de precipitación, ya que esos 20,2 litros en diez minutos equivalen a una intensidad 121,2; el anterior, muy similar, se anotó el 17 de julio de 1999 y fue de 18,1 litros en diez minutos, que se tradujo en 108,6 litros por metro cuadrado de intensidad.

 


No llovía tanto un mismo día en Valladolid desde el 4 de enero de 2016, cuando se recogieron 38,4 litros. El 28 de febrero de 2018 se anotaron 32,4 litros por metro cuadrado y en este 2019 a lo más que se había llegado fue a los 15,8 del pasado 26 de agosto. Es más, en los veinte minutos centrales de la tormenta ya se recogieron los 30,7 litros por metro cuadrado que es la precipitación media de todo un mes de septiembre en Valladolid.

 


Las más vistas