Valladolid, provincia sin piñas

R.G.R
-

El chinche americana acaba con la producción de piñas en la zona de Pedrajas. Solo los grandes productores sobreviven a esta crisis, que dura una década. La localidad pierde cerca del 60% de las empresas

Valladolid, provincia sin piñas

Resignados. Así se encuentran tanto los productores y elaboradores de piñones de la provincia, como los ayuntamientos ante la ausencia prolongada de pinares. No hay piñas y, por lo tanto, el negocio de los piñones está pasando por una crisis que tiene todos los visos de resultar mortal. El ciclo de los pinos para dar fruto se prolonga durante tres años y el golpe de gracia puede llegar este mes de octubre, ya que será el segundo año consecutivo con los pinares sin piñas. 
La Asociación Forestal de Valladolid destaca que el estado descuidado de los montes y la aparición en la provincia del chinche americana están provocando que los montes no den frutos. «Es algo muy preocupante porque está acabando con el negocio de todo el sector debido a la falta de tratamiento de los montes públicos y privados», destaca el ingeniero Jesús Alberto del Río. 
Destaca que en los pinares de la provincia se están juntando dos factores claves para la desaparición de las piñas. El primero la falta de medidas «de cuidado y atención» de los pinares públicos y segundo por la aparición de la chinche americana y la procesionaria que están haciendo «mucho daño». La falta de tratamiento en los pinares de la zona estás ocasionado que desde hace una década la existencia de piñas sea muy deficitaria. Del Río comenta que en otros países de la Unión Europea como Portugal sí se están ralentizando controles de estas plagas desde avionetas, algo que no está permito en Castilla y León. 
Pedrajas de San Esteban es una de las localidades más perjudicadas debido a que una parte importante de su tejido productivo. Su alcalde, Alfonso Romo, manifestó que la situación es muy delicada en el pueblo debido a que durante los últimos años se ha perdido en torno al 60 por ciento de los autónomos y pymes dedicadas al sector. «En 2015 teníamos unas cien empresas relacionadas con el piñón y actualmente tenemos unas 40». 
Romo manifestó que el tejido productivo está en una situación «muy delicada» ante la carencia de piñas y las previsiones son muy delicadas. «Muchos vecinos viven de esto y ahora están teniendo que buscar nuevos sectores productivos para ganarse la vida, aunque por suerte Pedrajas ha diversificado su economía y también tenemos otros sectores como la madera». 
Los ayuntamientos de la zona, junto a los productores, están ultimando una asociación para intentar paliar la situación de una forma conjunta. 
Los alcaldes de Valdestillas y Portillo encabezan esta asociación. Ambos reivindican a la Junta de Castilla y León la necesidad de tomar las medidas oportunas tanto en investigación como en tratamiento de los montes para acabar con esta situación antes de que acabe con el sector. «Pretendemos estar todos juntos para hacer más fuerza ante la Junta para reivindicar que se investigue contra el chinche americana y que se invierta en la recuperación del pinar», apunta el regidor de Valdestillas.