De Santiago-Juárez reitera que el alcalde es un "mal vecino"

ICAL
-

El vicepresidente de la Junta niega utilizar las ruedas de prensa posteriores al Consejo de Gobierno para hacer campaña municipal y asegura que solo responde a las preguntas de los periodistas

De Santiago-Juárez reitera que el alcalde es un "mal vecino"

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, reiteró este jueves que el alcalde de Valladolid y el cabeza de lista del PSOE al Ayuntamiento de la capital, Óscar Puente, es un “mal vecino” tras acusar a sus socios de Gobierno que “no tenían lo que tienen que tener para ser alcalde” o que haya avanzado que se irá si no gana en las elecciones municipales del 26 de mayo para continuar al frente del Consistorio. También afeó a Puente que quiera silenciar el debate del soterramiento, cuando es una demanda de todos los vecinos y colectivos de la ciudad.

De Santiago-Juárez salió al paso de las declaraciones del alcalde de Valladolid cuando reprochó al portavoz de la Junta y número dos en la lista del PP al Ayuntamiento la “utilización” de una institución de la Administración autonómica para hacer campaña municipal, sobre todo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que se celebra todos los jueves. En ese sentido, expuso que la semana pasada se limitó a hacer una “pequeña y suave crítica” a Óscar Puente, después de que los periodistas le preguntaran. “¿Qué hago si me preguntan? ¿Me callo?, señaló.

El portavoz de la Junta consideró que el alcalde de una ciudad es un “vecino más”, elegido por los ciudadanos para gestionar “su casa”, y “no es más importante que otros vecinos”. De Santiago-Juárez acusó a Puente de ser un “mal vecino” después de apuntar que “se le va la fuerza la boca”. Citó las declaraciones pronunciadas por el candidato socialista cuando apuntó que a partir de ahora contará con el equipo que desea y que sus socios en el Ayuntamiento “no tenían lo que tienen que tener para ser alcalde”, en referencia a los concejales de Valladolid Toma La Palabra (VTLP). “Un buen vecino no puede decir eso con las personas que viven en la puerta de su escalera y con quienes comparte la sal y el vinagre”, aclaró.

En cuanto a su decisión de abandonar el Ayuntamiento si no lograba gobernar, De Santiago-Juárez apuntó que es una postura que “defrauda” a los ciudadanos que le votarán en los comicios del 26 de mayo. “Esto es como el niño que se enfada y se lleva el balón por que no le dejan jugar. Si usted se presenta, se presenta con todas las consecuencias”, añadió. También le calificó como “mal vecino” porque no desea hablar del “mayor problema” que tiene la ciudad y que está en boca de todos los ciudadanos como es el soterramiento del ferrocarril a su paso por Valladolid.