scorecardresearch

Un plató con historia, patrimonio y paisaje

M.Rodríguez
-

Valladolid entra en las agendas de las productoras audiovisuales gracias a la Feria de Localizaciones de Cine y Destinos de Rodaje, en la que se citan más de 40 localizadores

Un plató con historia, patrimonio y paisaje - Foto: Jonathan Tajes

En Torrelobatón sigue muy vivo el recuerdo del gran acontecimiento que supuso la llegada de una superproducción de Hollywood. En 1961, sus habitantes se convirtieron en figurantes y testigos del rodaje de El Cid, filme dirigido por Anthony Mann y protagonizado por Charlton Heston y Sophia Loren. Un sueño que acarició medio siglo después Urueña, cuando por su calles se pasearon los productores y localizadores de HBO, que buscaban escenarios en España para rodar algunas escenas de la última temporada de Juego de Tronos, pero finalmente se decantaron por escenario como San Juan de Gaztelugatxe, el castillo de Zafra o los Reales Alcázares de Sevilla, entre otros. Pero eso no ha frenado la apuesta de Valladolid por la industria audiovisual y por atraer grandes producciones en un momento álgido.

«Ahora mismo resulta que España es un destino interesante para mucha gente que viene de fuera, de Europa y el resto del mundo. Para ellos, España es España, da igual si es Valladolid, Pamplona, Zaragoza, Madrid o Barcelona. Quizás Canarias sea un poco distinto, porque llevan varios años promoviendo con gran eficacia su sistema fiscal y las Islas como lugar de rodaje», explica Peter Andermatt, director de Media España,  que se encarga de promover el Programa Europa Creativa Media en España, y uno de los participantes en Shooting Locations Marketplace, organizado esta semana por la Feria de Valladolid.

Se trata de un evento único en España en torno a la localización de rodajes y servirá para poner en contacto a productoras audiovisuales con espacios y organismos que facilitan estas localizaciones. «El resultado dependerá en gran medida de la capacidad del evento de atraer a profesionales y empresas de primer nivel, con una alta variedad de países representados. Si esto se consigue, y si el mercado se adapta adecuadamente a las necesidades reales de sus potenciales clientes, entonces podrá tener larga vida. Para que esto ocurra, quizás sea necesario unir los objetivos individuales del mercado en Valladolid con objetivos más generales desde un punto de vista español/europeo», alerta Andermatt. Y pide aprovechar las conexiones que existen y no caer en la trampa de operar de manera solitaria persiguiendo objetivos individuales.

La asociación de empresas productoras Profilm recalca la importancia de esta cita para el sector. «La labor de difusión internacional que eventos como el Shooting Locations Marketplace están llevando a cabo no debe quedarse en anécdota y debe seguir organizándose. Por nuestra parte, encantados de colaborar para que así sea», reclama su presidente Adrián Guerra.

El reto es importante según un informe de la consultora Olsberg-SPI, de promedio, el 67% de los costos de producción complementarios de un gran rodaje se invierten en sectores comerciales ajenos a la industria de producción de cine y televisión: construcción, viajes, hostelería, asuntos financieros, energía, seguridad, salud... Según los datos aportados por los socios de Profilm, en 2019 -antes de producirse la mejora de incentivos fiscales- se logró atraer producciones que invirtieron en España 132 millones de euros, se firmaron 12.844 contratos y la Seguridad Social recibió una aportación de más de 12 millones de euros.

Clave para atraer localizaciones a lugares como Valladolid son los incentivos fiscales, que ya aplican otros como Canarias. «Suponen el 80% de la decisión. Obviamente, se elige un lugar de rodaje por su localización, pero si resulta tan costoso para el proyecto que el productor no ve el rédito económico, no se va», recalca Guerra. Pero la provincia también está trabajando para atraer a la industria auxiliar que el audiovisual necesita. «Estaría bien disponer de la posibilidad de emprender fuera de los territorios refugio y abrirse a otros espacios geográficos», reconoce Guerra.  

Una expansión con un importante efecto laboral ya que como consecuencia del «enorme interés» por rodar en España los productores hablan de falta de equipos con la suficiente experiencia y la solvencia requerida. «Y no es necesario pensar sólo en cámaras o foquistas, hacen falta contables capaces de gestionar una superproducción de millones de euros, carpinteros especializados en arquitectura efímera, costureros, maquilladores, cocineros con suficiente imaginación como para preparar catering sanos, variados y ricos para 300 personas por un precio razonable...».

«El potencial de Valladolid como lugar de rodajes y otros servicios puede ser considerable, siempre y cuando las políticas y la capacidad de reacción de las empresas estén a la altura de las circunstancias», alerta Andermatt. Algo que se vislumbrará en los resultados de esta primera feria de localizaciones.

 

«El futuro será de interés si se invierte estratégicamente»

El director de Media España, Peter Andermatt, considera que el potencial de Valladolid como lugar de rodajes y otros servicios puede ser considerable, siempre y cuando las políticas y la capacidad de reacción de las empresas estén a la altura de las circunstancias. «Lo importante es operar con una vista a medio e incluso largo plazo», recalca. Andermatt alerta de que en España «faltan técnicos, falta gente que hable inglés, faltan platós, hay muchas cosas que realmente no tenemos. Si ahora conseguimos invertir estratégicamente, entonces el futuro será muy interesante», detalla. Por eso considera muy importante crear un ecosistema «donde las productoras y distribuidoras independientes pueden seguir generando valor e riqueza». Y advierte de que si se opera de manera cortoplacista, puede ocurrir lo mismo que en otros países como Hungría o Rumanía, donde la gran mayoría del talento y de los productores sacrificaron su independencia y se convirtieron en prestadores de servicios de empresas multinacionales.

 

«Valladolid es ideal para producciones internacionales»

Profilm es la asociación de empresas productoras responsable de rodajes en España como 'The Crown' o 'House of Dragons'. Su presidente, Adrián Guerra, reconoce que los grandes hubs de producción siguen estando en Madrid y Cataluña porque allí están los más importantes platós de rodajes y las empresas de postproducción. También las industrias auxiliares más especializadas en el audiovisual tienen su sede allí, de modo que «resulta más cómodo rodar en Madrid porque se puede disponer de cualquier recurso técnico en cuestión de horas dada la oferta de empresas de alquiler de equipos que hay en la capital». Pero destaca que los recursos naturales, arquitectónicos y paisajísticos de la provincia de Valladolid «son ideales» para muchas producciones internacionales. «Está claro que para tomar la decisión de dónde, la opción de Valladolid está sobre la mesa. Para ello es imprescindible que la labor de difusión internacional que eventos como el Shooting Locations Marketplace están llevando a cabo, no se quede en anécdota y continúen organizándose».