scorecardresearch

Valladolid tira del aval Unesco para atraer rodajes foráneos

M.Rodríguez
-

Los nacionales han crecido en los últimos años, pero se mira a los foráneos por su impacto económico y de promoción turística

Valladolid tira del aval Unesco para atraer rodajes foráneos - Foto: Jonathan Tajes

Valladolid quiere explotar al máximo su título de ciudad de cine, que le concedió la Unesco, junto a Tarrasa, en 2019. Este reconocimiento abre las puertas a un selecto club, que reúne ya casi 250 ciudades de todo el mundo, en torno a la idea de la creatividad como motor del desarrollo sostenible.

En la hoja de ruta diseñada por el Ayuntamiento y la Valladolid Film Office (VAFO) destaca la apuesta por reforzar las políticas de apoyo y la dotación de infraestructuras para albergar empresas culturales y audiovisuales, además de facilitar los rodajes, pero también mejorar el posicionamiento nacional e internacional de la ciudad como plató de cine. 

En esta pretensión, la figura de la VAFO es fundamental. Esta oficina, que depende de la Sociedad Mixta de Turismo y que se presentó oficialmente en octubre de 2013, ha colaborado o propiciado más de 250 rodajes de todo tipo en la capital desde entonces. Uno de los últimos, el largometraje 'Voy a pasármelo bien', inspirado en la historia del grupo musical Hombres G, se considera como uno de los más importantes por el impacto económico en la ciudad, que se ha cuantificado en 400.000 euros directos y, sobre todo, por lo que supondrá de promoción turística. 

 

40 rodajes en 2020
Desde 2014 y hasta principios de agosto de 2021, la Valladolid Film Office (VAFO) atendió aproximadamente 253 rodajes de todo tipo. De hecho, el año pasado, a pesar de las limitacione impuestas por las medidas sanitarias para frenar la pandemia, se contabilizaron 40 rodajes, mientras este año se han contabilizado más de una decena. Entre estos destaca Pessoas, la road movie de Arturo Dueñas, o Raw War, el documental de Roberto Lozano sobre la guerra de Siria. Además, se ha prestad apoyo a la producción de Canal Historia, que se ha rodado en Valladolid, sobre la celebración de los 50 años del estreno de la Naranja Mecánica, la mítica película de Stanley Kubrick, en la Seminci.

Este apoyo a la industria audiovisual, que se ha llevado a cabo en los últimos siete años, es una base previa indispensable para un objetivo más ambicioso, en el que se lleva años trabajando, y que pasa por atraer más rodajes nacionales a Valladolid, pero sobre todo conseguir ser el escenario elegido para rodajes internacionales. «Se está trabajando en ello, pero no es fácil porque estas grandes producciones tienden a concentrarse en Madrid y Canarias, donde hay una importante industria audiovisual y también importantes incentivos fiscales», detalla Juan Manuel Guimeráns, director de la Sociedad Mixta de Turismo y coordinador de la VAFO.

De hecho, la capital ya atrajo en 2018 a varias producciones extranjeras, una de Bollywood y otra fruto de una colaboración norteamericana-japonesa. La capital fue el escenario de una película musical hindi y de una serie histórica para el servicio audiovisual de Amazon. Un año después, se  convirtió en la primera ciudad en acoger el rodaje de la serie 'Spain Passion' para la televisión de China. Unas producciones que han generado retornos difíciles de cuantificar, pero suponen un «gran potencial» en el campo del turismo internacional.

El trabajo de la VAFO ha conseguido responder a una de las grandes demandas de los productores, que es la de facilitar la actividad audiovisual, ya que actúa como ventanilla única. «En el ámbito autonómico y local contamos con la ayuda de las Film Commissions y Film Office que nos sirven de enlace con la administración», reconoce Adrián Guerra, presidente de la asociación de productores Profilm. Un punto en el que se profundizará en los próximos meses. «Facilitamos que encuentren toda la información y las mayores facilidades a la hora de escoger localizaciones para sus rodajes, y para todas las actividades previas y posteriores a los mismos», explica Juan Manuel Guimeráns.

Diversificación.

Otra línea de trabajo se centra en diversificar la oferta y que no toda la atención y propuestas relacionadas con el cine se centren exclusivamente en la Seminci. «Tener un árbol tan frondoso como puede ser la Semana de Cine en nuestro ecosistema impide, a veces, que se vean otros». Algo que también se pretende trasladar al presupuesto municipal, ya que de los más de tres millones de euros que invierte anualmente el Ayuntamiento en este área, dos terceras partes se destinan para el festival. 

Tanto el Consistorio como la VAFOtienen claro que la industrial audiovisual es la apuesta de futuro, y por eso quieren apoyar la creación de un tejido industrial sólido en la ciudad.  La oficina es clave en ese apoyo al tejido industrial. «Este año se han rodado en Valladolid cinco largometrajes. Esto no es poco. Y se van a rodar ocho cortos, programas de televisión y videoclips, además de apoyar un videojuego. Estamos trabajando en todo el campo de lo que es la industria audiovisual», concreta el director de VAFO. Pero reconoce que hace falta «visibilidad»,  que es algo que se puede conseguir con la colaboración de plataformas como Netflix o Amazon, con las que se está negociando. «Tenemos en marcha alguna opción, pero no se puede comentar».

Una idea que ya avanzó hace unas semanas la concejala de Cultura, Ana Redondo, a este periódico. «Estamos planteándonos, a través del reconocimiento de la Unesco, toda la industria cultural audiovisual como una industria muy potente. Nos gustaría aprovechar la potencia que tenemos, como Ciudad Creativa Unesco en cinematografía y audiovisual, también desde la formación, la creación de platós y la atracción de las grandes plataformas, que hasta ahora se han centrado en Madrid y Barcelona, pero que al expandirse pueden estar pensando en otras ciudades satélite como Valladolid para establecer alguna filial».

Pero también se incidirá en otro pilar: el educativo. «El audiovisual no es solo un elemento de entretenimiento, sino que es clave para la formación, como hemos visto en la pandemia. Y ahí hay un campo enorme que explotar», apunta Guimeráns. Toda esta apuesta por el cine también se traslada al ámbito social. «El audiovisual no solo es una oportunidad de negocio o empleo, de desarrollo cultural, sino que también es de desarrollo social». En este sentido se pone de ejemplo el trabajo que desarrolla Pajarillos Educa con talleres de audiovisual. «En Valladolid  decir cine es decir compromiso social» y eso lo saben los aficionados a la Seminci.

 

La cantera local apuesta por el cortometraje y los documentales 

El trabajo de la Valladolid Film Office se nota en el incremento de la producción audiovisual local. Desde su creación su filosofía ha sido que no «hay producción pequeña o irrelevante».

Así, bajo su paraguas en los dos últimos años se han rodado varios largometrajes de directores vallisoletanos. En la lista está la road movie 'Pessoas', de Arturo Dueñas. Además, el corto 'Dajla: cine y olvido' acaba de ser preseleccionados para la 36 edición de los Premios Goya.

La VAFO también ha colaborado en el largo documental 'All the Souls' del vallisoletano Roberto Lozano. Lozano y  Cesna Producciones también han producido 'Raw War', sobre la guerra de Siria. «Este documental único y prácticamente inédito, más allá de los aspectos artísticos y técnicos intrínsecos en el proyecto, representa una gran repercusión cultural y social para Valladolid y el público general, puesto que tanto la propia empresa productora como el equipo técnico de la película son de la ciudad de Valladolid, y serán los firmantes de la obra que se distribuirá internacionalmente», apuntan desde la VAFO.

cortos. El apoyo de la Film Office se nota en la producción de cortos. Uno de ellos es el de la actriz vallisoletana Sara Rivero, embajadora del Premio Valladolid Ciudad Creativa, participará con cortometraje 'Castilla Mal', realizado en exclusiva para Notodofilmfest y Valladolid Film Offic, en la sección competitiva Castilla y León en Corto de la Seminci. Este corto pretende servir de inspiración para todos aquellos creadores que rueden sus cortos en la ciudad de Valladolid y se presenten al premio.