scorecardresearch

Mañueco ensalza el «imparable avance de los vinos de calidad»

SPC
-

El presidente de la Junta inaugura la primera DOP de Vinos de Pago de Castilla y León, Heredad de Urueña, que «abre un camino» para el resto del sector en la Comunidad

Fernández Mañueco, los propietarios de la bodega y García-Gallardo, junto al resto de autoridades en la inauguración. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, destacó ayer el «avance imparable de los vinos de calidad de Castilla y León por toda España y el mundo» y defendió que «la calidad es el punto de Arquímedes de nuestros vinos».

Mañueco inauguró la primera Denominación de Origen Protegida de Vino de Pago de Castilla y León, Heredad de Urueña, en el municipio del mismo nombre de Valladolid, donde descubrió una placa conmemorativa y firmó en el libro de honores, acompañado del bodeguero, José Luis Rodríguez.

El jefe del Ejecutivo estuvo acompañado por el vicepresidente, Juan García-Gallardo, y los consejeros Jesús Julio Carnero y Gerardo Dueñas, así como el presidente de la Diputación, Conrado Íscar, el secretario general del PP, Francisco Vázquez, o el portavoz popular en las Cortes, Raúl de la Hoz, y alcaldes de la zona.

Tras ensalzar el buen hacer de la familia Rodríguez León, que al lograr esta figura de protección «abre un camino», Mañueco deseó que otras bodegas puedan también alcanzar este tipo de protección. Un paso adelante, dijo, dentro de un sector emblemático que «genera riqueza y fija población en el medio rural» y que constituye «una oportunidad de futuro donde antes había desesperanza».

Mañueco repasó los «buenos datos» para el sector reflejados en el último informe Nielsen, donde se pone de manifiesto que la Comunidad, alcanzó la cuota de mercado más alta de su historia, con un 27 por ciento, y disparó sus ingresos un 30 por ciento en vinos de calidad. Asimismo, incidió en la apuesta por el canal horeca, donde los vinos de la Comunidad se situaron por primera vez como líderes en España, ya que uno de cada tres vinos que se sirven en hostelería procede de bodegas castellanas y leonesas. A esto se une, dijo, que las exportaciones aumentaron un 15 por ciento.

El presidente alabó el proyecto de Heredad de Urueña gracias a la pasión de la familia Rodríguez León por las «cosas bien hechas» así como por invertir en el territorio, en este caso, en Tierra de Campos, aunque también destacó la faceta de su propietario impulsando el debate a través de Nueva Economía Forum.

Mañueco remarcó que «esta tierra es maravillosa para invertir» y se congratuló porque se ha recuperado en Urueña su pasado viticultor aunando la mejor tradición y modernidad. Asimismo, constató la vinculación del proyecto con la cultura del libro y de la música, con colaboraciones, por ejemplo, con Joaquín Díaz y Amancio Prada.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo reseñó el origen berciano de los impulsores del proyecto y sentenció que la figura de protección lograda será una «poderosa palanca de calidad para el vino de esta tierra» por su reconocimiento a la singularidad de este suelo, del clima, de la tradición y de la cultura de la zona, tras un «exigente proceso en Europa». «Se hace justicia en la calidad de unos vinos únicos y singulares, potentes y elegantes, merecedores de importantísimos premios internacionales» concluyó.

Un compromiso con el medio rural

Por su parte, el propietario de Heredad de Urueña, José Luis Rodríguez, destacó que su proyecto supone un "compromiso con la región y el desarrollo del medio rural", con una inversión en una "deprimida comarca" para el cultivo vid y la elaboración vinos de calidad.

José Luis Rodríguez reseñó su origen berciano y aclaró que llegaron a la zona atraídos por su referencia cultural, donde adquirieron un conjunto arquitectónico castellano, con casa de labranza, lagar, palomar… cuya restauración se inició en 2005, con el reto de recuperar los viñedos de la zona que "fueron dramáticamente abandonados y arrancados".

Rodríguez relató que en 2008 sus enólogos iniciaron la plantación de viñedo; y en 2012 se ampliaron los terrenos inicialmente adquirido y se inició la construcción de la nueva bodega, un "referente arquitectónico de la zona" con un "equipamiento tecnológico de última generación".

Además, constató que en 2014, con apoyo del Itacyl, iniciaron las catas geológicas y la investigación para solicitar la DOP de Vino de Pago, cuya consecución por parte de la Comisión Europea se logró en noviembre de 2021, tras 17 años de aventura y más de cinco millones invertidos,.

El viticultor defendió que pretende constituirse como "referente" para el "despegue" de Tierra de Campos, a través de sus vinos de calidad, que constituyen un producto "único" por la "originalidad de las variedades, su equilibrio, elegancia y carácter minera"l con su "personalidad singular".

Por último, Rodríguez agradeció la presencia del presidente de la Junta, que refleja "su decidida apuesta por esta tierra" y recordó el apoyo de Mañueco para la consecución del proyecto. "Confiemos en que sea recordado como un bendito sueño y un acto de fe en las posibilidades de esta tierra de campos", resumió.

El alcalde de Urueña, Francisco Rodríguez, también intervino en el acto y asumió que es un "privilegio" que la localidad se haya convertido en la primera DOP de Vino de Pago de Castilla y León. "Un hito más del que todos los carrasqueños deben sentirse orgullosos y que se suma a su lista de privilegios", dijo.

Para concluir, agradeció a la familia Rodríguez León que haya "puesto de nuevo en valor la cultura vitivinícola de esta tierra" y que vayan a "llevar por todo el mundo el nombre de Urueña en las etiquetas" de sus vinos.