scorecardresearch

El Ayuntamiento destina 2,3 millones a 71 parques infantiles

M. Rodríguez
-

La Concejalía de Medio Ambiente ha diseñado un plan para construir nuevas áreas de juegos en los distintos barrios de la capital y renovar los pavimentos y elementos de seguridad de los ya existentes

Nuevas instalaciones de juegos infantiles en el parque de Parquesol.

El programa de la Concejalía de Medio Ambiente para renovar o crear nuevas zonas de juegos infantiles en diversas zonas de la capital ha supuesto una inversión de más de 2,3 millones de euros desde mediados de 2015.

Estas dotaciones son una de las solicitudes más frecuentes entre las propuestas que presentan los vecinos para la elaboración de los presupuestos participativos de cada año. «Desde el año 2015, que entramos en el Gobierno, uno de los retos que teníamos por delante era dar respuesta a una demanda creciente de la ciudadanía de instalación y mejora de parques infantiles y parques biosaludables para mayores», detalla la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez

Los primeros años se realizaron inversiones «importantes» para la actualización de estas infraestructuras. Pero el empujón que ha ayudado a completar la red ha sido la implantación de los presupuestos participativos. «Esta es una herramienta que ha reforzado la inversión y que ha confirmado que es una de las demandas más comunes de la ciudadanía». Un listado de las obras que también incluyen  la instalación de los aparatos cardiosaludables para los mayores, en barrios de toda la capital. 

Nueva zona de juegos infantiles en el Parque del Pato, inaugurada en enero de 2020 y con una inversión de la Concejalía de Medioambiente de 101.000 euros.Nueva zona de juegos infantiles en el Parque del Pato, inaugurada en enero de 2020 y con una inversión de la Concejalía de Medioambiente de 101.000 euros.«Este año hay previstos más de dos millones de euros para distintas áreas y zonas verdes de la ciudad de las cuales 1,5 millones ya están en ejecución, de los que una parte es para estos parques. La idea es ir mejorando todos los barrios de la ciudad», explica María Sánchez. Un ejemplo es la nueva zona de juegos infantiles, con pavimento de caucho, que se habilitará tras la renovación de la plaza de San Andrés, que estará terminada a principios del mes de septiembre. En este espacio se seguirá la línea de actuación que se aplicó en la plaza  de Caño Argales.

El gran grueso de las actuaciones están incluidas en el contrato municipal que se amplió, en enero de 2022, por un plazo de dos años. Esta contrata de mejora y conservación de juegos infantiles, fuentes y otros elementos de Parques y Jardines se adjudicó por casi 1,6 millones de euros, sin IVA. «Es un contrato importante porque son más de 200 juegos infantiles y 50 fuentes o estanques, entre otros elementos. Y se suma a todas las inversiones que viene realizando el Ayuntamiento en zonas verdes y espacios vinculados a la naturaleza, muy demandadas por la ciudadanía», señala Sánchez. El contrato fijaba tres lotes, y el de mantenimiento, conservación y reparación de las áreas de juegos infantiles y de aparatos gimnásticos biosaludables contará con un presupuestos de casi medio millón de euros.

Entre las actuaciones más importantes que ya se han puesto en marcha está la nueva zona infantil de la Acera de Recoletos. Esta instalación, inaugurada en marzo, sustituye a una anterior que tenía más de quince años y que estaba ya bastante deteriorada. «Esta inversión no estaba incluida en Presupuestos Participativos, pero es una obra del área de Parques y Jardines para mejorar elementos ya existentes», apunta la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez. Una renovación que necesitó de de 84.200 euros, dinero que ha servido para cambiar los juegos, pero también la arena por un suelo amortiguador que ofrece más seguridad a los niños.

nuevos pavimentos. Una intervención muy similar a la realizada en la Plaza Doctor Biólogo Valverde, en Pajarillos, que requirió de una inversión de 145.000 euros para estrenarse también en marzo de este año. En este caso, sí que deriva de los Presupuestos Participativos y consistió en la mejora de esta zona de la plaza con el cambio del pavimento, la instalación de una boca de riego y la retirada de los juegos existentes, ya deteriorados, para sustituirlos por unos nuevos.

Aunque uno de los proyectos que ha requerido más inversión ha sido el proyecto de actualización y mejora de las zonas infantiles en Parquesol, en el parque comprendido entre las calles Juan García Hortelano y Manuel Azaña. En este caso se ha instalado una cancha de fútbol playa y una zona amortiguada con caucho, además de retirar el vallado, los bordes y el pavimento existente.

integración.  En los nuevos espacios que se están habilitando y en el algunas de las reformas también se opta por incluir juegos «inclusivos», es decir, adaptados para niños con discapacidad.  «En todas las actuaciones que se van ejecutando en los parques se procura, siempre que es posible, la instalación de juegos adaptados», reitera la concejala.

Una actuación que se complementa con la instalación de aparatos adaptados al entorno. Un planteamiento que se aplicó en el parque Tomás Rodríguez Bolaños, donde se invirtieron casi 800.000 euros. En este espacio se instalaron  columpios de madera para «armonizar» con el diseño del nuevo parque.