Sorprendidos dos cazadores furtivos tras abatir a un corzo

D.V.
-

Habían viajado desde Badajoz y estaban alojados en Íscar. Portaban un rifle para caza mayor, mira telescópica y visor nocturno. La Guardia Civil descubrió a uno de los denunciados apostado en un árbol

Sorprendidos dos cazadores furtivos tras abatir a un corzo - Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil ha sorprendido a dos cazadores furtivos en Matapozuelos, cuando uno de ellos estaba subido a un árbol desde el que abatió a un corzo. Los acusados son dos vecinos de Badajoz, identificados com A.N.G. (33 años) y J.B.B. (29), y que estaban alojados en Íscar.

Los dos se encontraban en horario nocturno en un coto del municipio y fue un ciudadano el que alertó a la Guardia Civil de que había escuchado un disparo, presuntamente de rifle y que, al mirar hacia la zona de la que provenía, había observado las luces de un vehículo que se detenía y del que bajaba una persona con una linterna que movía en distintas direcciones.

La patrulla localizó al ocupante del coche y afirmó a los agentes que estaba solo, pero en una inspección posterior de la zona, se descubrió la presencia de otro hombre, subido en un árbol y portando un arma larga rayada para caza mayor del calibre 243W, según explican fuentes de la Comandancia de Valladolid, que detallan que el arma llevaba montada una mira telescópica, una linterna con sistema de acoplamiento al rifle, un visor nocturno, y varios cartuchos metálicos de calibre 243W. Asimismo se localizó una vaina de un cartucho metálico del mismo calibre.

Sorprendidos dos cazadores furtivos tras abatir a un corzoSorprendidos dos cazadores furtivos tras abatir a un corzo - Foto: Guardia Civil

Con la colaboración de los agentes medioambientales de la Delegación Territorial de Valladolid del Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, a unos 250 metros del lugar de la identificación de las personas, se localizó el cuerpo de un corzo abatido, el cual presentaba un orificio de entrada en su parte delantera derecha.

La Guardia Civil decomisó el arma y tramitó seis denuncias al Reglamento de Armas y a la Ley de Caza, por infracciones "graves" y la sanción correspondiente a dichas infracciones son multas comprendidas entre 1.000,01 euros a 5.000 euros y la posibilidad de retirada de la licencia de caza e inhabilitación para obtenerla durante un plazo comprendido entre uno y tres años.


Las más vistas