Mañueco exige un fondo no reembolsable y poder confinar

SPC
-

El líder regional transmite a Sánchez en la Conferencia de Presidentes la necesidad de que la ayuda garantice la cobertura del coste real de los servicios públicos prestados por la Junta

Mañueco exige un fondo no reembolsable y poder confinar - Foto: Wellington Dos Santos Pereira

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, exigió al Gobierno de España un nuevo fondo no reembolsable para 2021, con criterios que garanticen la cobertura del coste real, el gasto efectivo de la prestación de los servicios públicos, sanidad, educación y prestaciones sociales. Además, insistió en la necesidad de que elEstado proporcione una herramienta jurídica que ampare medidas que vayan más allá de confinamientos de personas determinadas, para que se pueda actuar en edificios, barrios o zonas geográficamente localizadas frente a los rebrotes. Mañueco lanzó estas demandas en el seno de la Conferencia de Presidentes Autonómicos que se celebró en el monasterio de San Millán de la Cogolla (La Rioja), donde explicó que ese fondo debe repartirse con criterios «justos, objetivos e iguales, sin discriminaciones». El presidente consideró adecuada inicialmente la cifra de 16.000 millones del fondo establecido para este año, aunque«si puede ser superior, mucho mejor», dijo, informa Ical.
El máximo responsable del Ejecutivo autonómico destacó, sin embargo, que «los criterios deben ser distintos» y recordó que estaban básicamente de acuerdo con los que estableció este año Hacienda inicialmente, pero que después «se cambiaron de forma unilateral». Así, expuso la necesidad de que «al menos se repartan con los criterios de la financiación autonómica», porque aunque no les gusta a la mayoría «están asumidos por todos». Mañueco, que ofreció al presidente del Gobierno la posibilidad de celebrar una próxima cita en otra Salamanca, explicó que Pedro Sánchez anunció que creará un órgano para afrontar la gestión de los proyectos que se acometerán con los 140.000 millones que llegarán de fondos europeos, que deben servir, dijo, para modernizar la economía y acabar con los desequilibrios territoriales.
El jefe del Ejecutivo autonómico trasladó a Sánchez, según explicó, que debe «contar con Castilla y León» porque  «tiene proyectos que apuestan por el futuro de España». En este sentido, destacó la puesta de la Comunidad por la transformación digital del mundo rural y por una transición energética.
Mañueco recordó que Castilla y León ya ha demostrado su gestión «sobresaliente y eficaz» de los fondos de la UE siempre con «lealtad», dijo, y «dedicación», por lo que insistió en que debe recibir una partida justa que permita hacer realidad su apuesta por la transformación digital en el mundo rural y su defensa medio natural.
Fernández Mañueco expuso que Castilla y León es una de las autonomías que más ha sufrido con el cierre de las minas y las centrales térmicas, por lo que «es importante un esfuerzo para la transición justa y que aquellas zonas que más lo han sufrido reciban también un plus». El presidente argumentó que uno de los principales retos de España en el medio y largo plazo es la lucha contra la despoblación y ensalzó que llevó a la Conferencia de Presidentes «la voz de la España de interior» que «durante tantas décadas ha tenido insuficiencia de inversiones, para que con esos fondos UE se corrijan desequilibrios territoriales y se hagan políticas de estado» frente al reto demográfico.
Mañueco insistió en que la población no puede ser el único criterio par el reparto de esos fondos y constató que debe estar tasada la dispersión, el envejecimiento o la extensión territorial. «Es imprescindible, porque todo debe ir orientado a luchar contra la despoblación», concluyó.

Sin acuerdos bilaterales y con más deuda
El presidente la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, rechazó la posibilidad de que se produzcan negociaciones bilaterales entre el Gobierno de España y algunas comunidades autónomas a la hora de fijar los criterios para el reparto de los fondos europeos para paliar los efectos económicos de la crisis derivada de la covid-19 y reclamó que tanto esto como la posibilidad de ampliar el objetivo de déficit se debata en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que según avanzó, se podría celebrar en septiembre.Además, exigió ampliar el techo de gasto para que las comunidades puedan endeudarse más en un escenario de déficit de al menos el 2 por ciento del PIB: «Es esencial que tengamos más déficit para poder ayudar a las personas, porque sólo así podremos ser eficaces».

Un calendario de vacunas único, incluso para la covid
Por lo que se refiere a la crisis sanitaria, el máximo responsable de la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco,reclamó un plan de choque para hacer frente a la segunda oleada de la pandemia con el objetivo de que las comunidades tengan claros los criteros. También exigió un calendario de vacunación único para gripe y neumonía, así como para la covid-19, «cuando llegue». Por otra parte, aplaudió el anunció de Sánchez de una aplicación informática para informar a la población a través del móvil de la proximidad de personas infectadas y constató que en Castilla y León «trabajamos en las herramientas necesarias para facilitar el rastreo», y precisó que la Comunidad cuenta ya con más de 600 rastreadores y está formando a otros cien.

Comparencia en el Parlamento autonómico
En la jornada de ayer se registró en las Cortes de Castilla y León la solicitud, a petición propia, del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para comparecer ante el pleno de la Cámara para informar sobre los «asuntos tratados en las Conferencias de Presidentes celebradas en el presente año». El pasado 15 de marzo se convocó la primera Conferencia de Presidentes de este año 2020, de manera telemática y como consecuencia del estado de alarma decretado por el Gobierno ante la crisis del coronavirus. Desde entonces se han celebrado 14 conferencias de carácter telemático y ayer, por primera vez, se produjo de manera presencial en San Millán de la Cogolla, La Rioja.