scorecardresearch

El Pucela, ante sus catorce finales para una salvación

M.B
-

El Real Valladolid se encuentra ante el último tercio de la Liga, en puestos de descenso y con la necesidad de sumar los mismos puntos que lleva ahora en menos partidos. Sus tres próximas jornadas, ante Celta, Getafe y Osasuna, clave para el futuro

Weissman, con 3 goles, es el máximo anotador del Pucela, junto a Marcos André. - Foto: LaLiga

Manuel Belver / Valladolid

El Real Valladolid está a punto de entrar en el último tercio liguero, en el que se decide todo... como bien decía Luis Aragonés: «Las Ligas se deciden en las últimas diez jornadas». Lo hace en puestos de descenso, donde ha pasado doce de las veintiuna jornadas disputadas hasta este fin de semana. Lo hace con dudas en su juego y con una clara crisis de resultados –no gana desde primeros de enero en Getafe y solo ha conseguido cuatro victorias esta temporada–. Lo hace sin público en las gradas de Zorrilla pero con un claro rurún tendente a lo negativo en el ambiente –auspiciado quizá por las redes sociales–. Y lo hace con Sergio González, al menos de momento, en el banquillo (de los cinco últimos clasificados, tres ya han optado por un relevo de entrenador; y solo Eibar y Pucela mantienen su confianza en los técnico con los que empezaron la campaña).

Tras el encuentro de este domingo en Balaídos, LaLiga se internará en las últimas trece jornadas, en ese último tercio de competición, en el que siempre hay una sorpresa, en forma de conjunto que se ve descendido y acaba salvándose o casi; pero, sobre todo, de alguno que se ve ya con la permanencia en el bolsillo y acaba cayendo al pozo de Segunda.

Los blanquivioleta, está claro, no están en la segunda opción y quieren ser más de la primera. Confían en ser ese conjunto que parece que cuenta en todas las quinielas para el descenso a estas alturas y acaba manteniendo la categoría.

Para ello deberán sumar los mismos puntos que tienen ahora. O al menos una cifra similar para rondar los 40, los que parece que cada año dan la salvación y por los que abogan los expertos para lograrla. 

Con 21 puntos en 21 partidos, el Real Valladolid no ha encontrado una regularidad aún en prácticamente ningún tramo liguero.Quizá solo el que fue de la jornada 9 a la 14, en la que enlazó tres victorias y dos empates por una sola derrota –en el Wanda ante el Atlético–, pero que no fue suficiente para salir de la quema y la lucha por no volver al ‘infierno’ de Segunda.

El futuro más cercano, Celta, Getafe y Osasuna, parece clave. 

El Real Valladolid tiene que disputar siete partidos en Zorrilla y siete lejos de casa, aunque esta temporada se ha demostrado que la influencia de jugar en tu estadio es mínima. De hecho, de los 21 puntos que acumula el cuadro blanquivioleta, 11 los ha sumado a domicilio, siendo el undécimo mejor conjunto como visitante (y el antepenúltimo como local).

Esos tres próximos encuentros son los que ha marcado en rojo el club, el cuerpo técnico y los jugadores, conscientes de que esta temporada han fallado ante los equipos de ‘su’ Liga (Huesca, Elche, Eibar o Alavés), haciendo sus mejores actuaciones ante Granada, Sevilla, Real Sociedad o Real Madrid.

La primera cita llevará a los de Sergio González este domingo a Balaídos, donde espera un Celta, alejado un poco de la quema, ante el que el empate ha sido el resultado más repetido en las últimas temporadas.Siete días después llegará al José Zorrilla un conjunto, el Getafe, llamado a cotas superiores y que acumula cinco derrotas en seis jornadas, inmerso ya en la lucha por evitar el descenso. Y para rematar este tramo liguero, visitará a un Osasuna que tiene parecidos problemas al Real Valladolid, sobre todo en cuanto a déficit de puntos.

Esos tres encuentros en las tres próximas semanas desembocaron en la visita del Sevilla a Zorrilla previa al parón de la Liga por los compromisos de la selección española, que tiene dos partidos de la fase de clasificación al Campeonato del Mundo de 2022.

Tras ese parón, y después de ir al Camp Nou, donde esperará el Barcelona, tocará de nuevo ‘bajar al barro’, para medirse al Granada en Zorrilla, al Elche en el Martínez Valero y al Cádiz de nuevo en Valladolid.

 El tramo final, el último mes de competición, es de órdago, con Athletic, Betis, Valencia, Villarreal, Real Sociedad y Atlético de Madrid como rivales. «Tienen que estar tranquilos (a la afición). En la primera vuelta estuvimos en una situación complicada que al final conseguimos sacar. Y ahora aún estamos a tiempo de sacarlo adelante; estamos confiados en ello», decía esta semana Kike Pérez, que en las últimas semanas ha sido uno de los habituales en el once.

Y ese es el mensaje que prácticamente repiten todos los futbolistas que pasan por sala de prensa de Zorrilla y responden a las preguntas telemáticas de los medios de comunicación.

Los blanquivioleta lograron 17 puntos en la primera vuelta ante los 14 equipos que le quedan por jugar; sumando en nueve de esos partidos. Se impusieron a Athletic, Granada, Osasuna y Getafe, empataron con Celta, Real Sociedad, Sevilla, Cádiz y Elche, y perdieron solo ante Betis, Villarreal, Atlético de Madrid, Barcelona y Valencia. Y a eso se aferran los pucelanos. 

A eso y a las rachas. Los últimos diez partidos del Pucela se han saldado con una sola victoria (en Getafe) y cuatro empates (en Cádiz, en casa del Levante, en Eibar y en Zorrilla, ante el Elche), por cinco derrotas (Barcelona, Valencia, Huesca y Real Madrid en Zorrilla; y Alavés en Vitoria). Ha sumado siete puntos, los mismos que tres de sus rivales por evitar el descenso, Getafe (ya en ello sin tapujos), Cádiz y Eibar, y uno más que otro de los que está en la lucha, el Elche. Curiosamente, dos de ellos sumaron el pasado fin de semana (el Elche ganando al Eibar y el Cádiz empatando en el Camp Nou).

Alavés y Huesca tampoco han conseguido muchos más: solo 8 puntos en las mismas jornadas (y el Huesca sumó tres también en la pasada jornada).

Ni siquiera si la racha se cierra a las cinco últimas jornadas, el Real Valladolid es el peor. Suma dos puntos, los mismos que Granada y Eibar, y uno más que Getafe y Cádiz.

Un amargo centenario.

Por otro lado, Sergio González no pudo celebrar sus cien partidos en la máxima categoría al frente del banquillo del Real Valladolid con una victoria. Alcanzó esa cifra el pasado fin de semana ante el Real Madrid, con derrota final (0-1). 

En esos 100 partidos en LaLiga Santander, el Real Valladolid ha puntuado en 58, con 23 victorias y 35 empates; por 42 derrotas. 

El técnico es ya el quinto que más partidos ha dirigido al Pucela, por detrás de José Luis Saso (135 en Liga y 161 total), Pepe Moré (137; 159), José Luis Mendilibar (138; 159) y Vicente Cantatore (174; 199).