La UVa trabaja en el proyecto europeo CityZen

D. V.
-

El objetivo es transformar la agricultura urbana en una actividad valiosa para las ciudades

Un equipo de la Universidad de Valladolid (UVa), integrado por tres profesores de la Escuela de Ingenierías Agrarias en el Campus de Palencia, está inmerso en el proyecto europeo Interreg CityZen, que se desarrolla desde del 1 de agosto de 2020 al 23 de julio de 2023, con el fin promover la agricultura urbana como una actividad valiosa para las ciudades. 

La actual crisis del coronavirus y la crisis económica asociada hace que la agricultura urbana cobre un renovado interés por la producción de alimentos saludables, locales y cercanos y por la necesidad de un espacio cercano al aire libre donde ejercitarse alejado de contactos y donde producir alimentos saludables, informa Ical.

De esa forma, se pretende explorar ecosistemas asociados a la agricultura y promover políticas locales que apoyen nuevos modelos de negocio de agricultura, las mejoras de los productos locales, las cadenas de valor innovadoras o los cambios en los estilos de vida, entre otros, para favorecer ciudades más sostenibles.

Antes de iniciar el proyecto, la Universidad de Valladolid ha evaluado cómo se encuentra la agricultura urbana tanto en España como en Castilla y León, y lo que se han detectado son buenas prácticas en esta Comunidad Autónoma, en donde las administraciones locales han incentivado la creación de huertos urbanos con una función principalmente educacional, de ocio, social y ambiental. El perfil del agricultor urbano en esta región es el de un jubilado o desempleado, aunque existen otros grupos como estudiantes, jóvenes, discapacitados o población en general.

“Los gestores tanto en España como en Castilla y León son diversos, ya que pueden pertenecer a los propios ayuntamientos o asociaciones de vecinos, ONGs, universidades o compañías privadas, pero en todos los casos hay ordenanzas que regulan el acceso, la adjudicación y el uso de los huertos", explica una de los profesores de la Escuela de Ingenierías Agrarias en el Campus de Palencia, Beatriz Urbano. 

En general, dichas ordenanzas, según este diagnóstico, establecen quién puede ser el beneficiario de la concesión del huerto, los procedimientos, los criterios de selección, los derechos y obligaciones de los usuarios y el régimen de sanciones por el no cumplimiento de las mismas. Y por lo general, se obliga a realizar una agricultura orgánica.

En Castilla y León, Valladolid es la provincia con más hortelanos urbanos, con 616, que representan un 15 por ciento de los hortelanos de la comunidad, aunque Palencia es la primera si se considera el ratio de agricultor urbano por habitante. El destino principal de la agricultura urbana es el autoconsumo y sus principales funciones son de ocio, suministro alimentario, ocupacional, medioambiental y educación.