scorecardresearch

El alcalde pide calma por los problemas de las 'calles rojas'

D.V.
-

El regidor indicó que "no van a hacer más pruebas y cuando se adopte una solución será la definitiva" respecto al material elegido de cara a acometer una nueva reforma en las calles afectadas

Cambios en una calle que se había pintado de rojo.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha pedido este miércoles "calma" al Grupo Municipal Popular y al de Vox en relación con las críticas realizadas por el pavimento rojo que se ha levantado en algunas calles de la ciudad, y ha reconocido que "no se esperaba este problema".

Asimismo, ha asegurado que "no van a hacer más pruebas y cuando se adopte una solución será la definitiva" respecto al material elegido de cara a acometer una nueva reforma en las calles afectadas.

El primer edil vallisoletano ha explicado, en una rueda de prensa en la que también ha presentado el estudio del mapa de ruido, que el problema detectado en las últimas semanas es que el tratamiento con pavimento coloreado que se dio a varias calles del centro de la ciudad soporta mal los "picos de calor", ya que la pintura se abomba debido a las elevadas temperaturas que alcanza la superficie.

Sobre la crítica vertida por el Grupo Municipal Popular respecto a la elección del Consistorio de esta opción y el rechazo a valorar la posibilidad de utilizar las losetas, que pueden soportar mayores temperaturas, Puente ha explicado que se ha tratado de evitar ese pavimento convencional debido al "altísimo" coste que tiene frente a la solución adoptada.

De igual forma, Puente ha señalado que se ha tenido en cuenta la durabilidad de dicho material, y ha preguntado a los periodistas presentes "si se fijan, algo que el PP y Vox no hacen tanto", en las losetas que se rompen en la calle Santiago o en el estado en el que se encuentran las de Teresa Gil.

"La durabilidad, al menos en Valladolid, de esa opción es muy mala, no se sabe por qué", ha reiterado el regidor municipal, para después añadir que la incidencia en la movilidad de esas losetas, con las caídas que produce en los mayores, ha hecho también que se descarte.

Por esta razón, Puente ha pedido a dichas agrupaciones políticas "que se lo tomen con calma", ya que "no hay ninguna prisa y se va a estudiar una solución definitiva" frente a una opción que "no ha funcionado como se esperaba".

Por último, se ha disculpado con los ciudadanos por los "posibles problemas" que haya podido causar ese pavimento y la "zozobra" que se haya generado.

A este respecto, el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, explicó a Europa Press este martes, que en las últimas fechas los técnicos han detectado que "los picos de temperaturas" están haciendo un efecto negativo en la pintura roja, aplicada con una capa de 'slurry' sobre una base asfáltico.

Según detalló, parece que si la superficie roja alcanza una temperatura de unos 40 grados, la base alcanza "diez ó 15 grados más", por lo que "no se desprende la pintura" sino que se levanta el asfalto y, con ello la capa de 'slurry' rojo, que llega a abrirse en algunos puntos.

De hecho, se ha observado como el comportamiento de este acabado es peor en Veinte de Febrero o el tramo de María de Molina hasta Doctrinos que en la calle Pasión, que es más sombría por lo que no se alcanza tanta temperatura en la superficie.

"Lo que está claro es que esta solución que preveíamos que podía ser factible, no nos va a ser útil. Vamos a ver qué solución se le da y en todo caso no podemos estar dependiendo de que haya picos de calor y ocurran estas cosas", reconoce.

Luis Vélez ha explicado que en el momento en que se aplicaron estos acabados --a finales de agosto y primeros de septiembre de 2021 en esta nueva zona peatonal de Pasión, María de Molina, Veinte de Febrero y parte de Doctrinos-- no se produjeron picos de calor como los actuales.

El edil ha asumido que "es el resultado que hay" y ha indicado que se optará por una solución "en conjunto" para todas estas calles. Cabe apuntar que hace un mes se aplicó el mismo acabado en la calle Licenciado Vidriera y se manejaba la opción incluso de haberlo instalado este verano también en Claudio Moyano, igualmente peatonal y que se decoró en 2020 con una pintura sobre el asfalto que tampoco dio buen resultado.

El tramo de Veinte de Febrero más próximo al cruce con María de Molina, que tenía el pavimento de color rojo hasta hace poco más de una semana ha sido objeto de obras recientemente para fresar las capas de asfalto y, a continuación, se ha extendido aglomerado de color negro.