scorecardresearch

El Gobierno ofrece a Mañueco negociar el mapa de transporte

SPC
-

Raquel Sánchez garantiza por carta al presidente de la Junta que Castilla y León no perderá ni servicios ni paradas de autobús porque el nuevo documento «trata de sumar, no de restar»

Imagen de una autobús circulando por un pueblo de la provincia de Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

El Gobierno central tiende la mano al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, para sentarse a tratar el futuro mapa de transportes nacional. Ofrecimiento que llegó a través de una carta de la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, en la que garantiza al líder del Ejecutivo regional que «en ningún caso se va a perder ni uno solo de los servicios que ahora mismo reciben los habitantes de Castilla y León y que no va a desaparecer ninguna de las paradas que se ofrecen actualmente» con el diseño del nuevo mapa concesional de transportes de viajeros por carretera. Y es que desde la Junta denunciaron que el borrador ministerial –llegaron a leerle en una rueda de prensa el contenido del mismo– planteaba la supresión de más de 300 paradas en la Comunidad, un extremo que ahora, desde elGobierno central niegan que vaya a ocurrir.

«Se trata de sumar, no de restar», le aseguró la ministra en su misiva, a la que tuvo acceso Ical y con la que responde a la carta que el presidente de la Junta le remitió el pasado 8 de julio para exigir que se retirara el borrador del mapa concesional, y que ha sido objeto de duras críticas tanto desde la Junta como del Partido Popular. En la carta, Sánchez informa al presidente de la Comunidad que el «principio esencial» del Ministerio es que «ningún ciudadano pierda las oportunidades de viaje que actualmente dispone, máxime en una comunidad autónoma de la extensión y dispersión poblacional de Castilla y León».

Igualmente, la ministra le comunica que su departamento se plantea con el nuevo diseño de las líneas estatales de autobús «robustecer y mejorar» la coordinación con las actuales redes de transporte. «Se trata de una evolución necesaria para que este modo de transporte aún sea más efectivo, cómodo y competitivo» respecto al coche privado, para que responda también, añade, a las necesidades de los ciudadanos y se potencie la «interconexión» con las líneas autonómicas.

Sin lealtad institucional

La titular de Transportes señala de esta forma que el proceso de definición del nuevo mapa es «totalmente participativo», para lo que se han habilitado «cuestionarios para el envío de comentarios y sugerencias» y se ha facilitado documentación técnica a las comunidades. Precisamente, Raquel Sánchez considera que una «parte» se ha «descontextualizado de forma interesada». «Creo que no se está actuando con lealtad institucional desde la Junta de Castilla y León», sentencia, con las cartas enviadas a los alcaldes de la Comunidad por el propio Mañueco, frente a lo que apostó por «ampliar y sumar esfuerzos» entre administraciones con el fin de prestar un «mayor y mejor servicio que garantice la igualdad de oportunidades».

Finalmente, la ministra ofrece en su carta un encuentro al presidente de la Junta «si necesita alguna aclaración adicional» para lo que le propone que los respectivos gabinetes cierren una fecha para que pueda celebrarse la reunión entre ambos, con el fin de tratar este tema u otros de «relevancia».