scorecardresearch

El Ayuntamiento creará un espacio para mayores en Casa Cuna

R.G.R
-

La concejal de Servicios Sociales visita este viernes el edificio de Arturo Eyries con técnicos del Consistorio para conocer todas las posibilidades y estudiar las posibles reformas

El Ayuntamiento creará un espacio para mayores en Casa Cuna - Foto: J.TAJES

El Ayuntamiento ha dado un paso hacia adelante con respecto a la Casa Cuna. La intención que tiene es quedarse con el edificio de Arturo Eyries, propiedad actualmente de la Diputación de Valladolid, para dotar al barrio de un nuevo espacio para los vecinos. La institución provincial realizó un ofrecimiento al Consistorio para que se hiciera cargo de la gestión del edificio una vez que tomó la decisión de cerrar la escuela infantil en el curso que acaba de terminar. Dicho y hecho. 

El Ayuntamiento ha dejado concluir el plazo de un mes dado por la institución provincial para dar una respuesta sobre el ofrecimiento para ponerse en contacto con una respuesta afirmativa, aunque por el momento no hay nada firmado entre ambas administraciones. Será este mismo viernes cuando la concejal de Servicios Sociales, Rafi Romero, acompañada por el diputado del mismo ramo, David Esteban, junto con técnicos municipales visiten todo el edificio para estudiar las distintas posibilidades, tanto para albergar nuevos servicios del Consistorio, como para realizar rehabilitaciones que permitan nuevos usos dentro del espacio. 

Rafi Romero indicó que el Ayuntamiento estudia tres posibilidades para el edificio además del Centro Cívico ya existente teniendo en cuenta que el edificio dispone de una gran superficie y que puede englobar distintos espacios separados. En primer lugar, Romero indicó que serviría para dar servicio a las personas mayores del barrio teniendo en cuenta que en esta zona el Ayuntamiento no dispone de un edificio destinado a este colectivo. «No tenemos nada cerrado por el momento y no sé qué puede dar de sí y en qué condiciones se encuentra y vamos a ver en esta visita qué posibilidades tenemos». 

La edil indicó que solicitarán a la Diputación un plazo de un mes para terminar de perfilar los usos que le pueden dar. «Es una zona donde no tenemos edificios y si pensamos en algunos usos nos podría venir bien y más teniendo en cuenta que una parte del edificio ya está ocupada por el centro cívico de Participación Ciudadana».

De esta forma, Romero indicó que el proyecto para destinar un espacio a mayores «está encima de la mesa», ya que aunque también da cobertura a la zona el centro de Puente Colgante el hecho de que la gente mayor de la zona de Arturo Eyries llegue a paseo de Zorrilla «tiene sus dificultades». «Si tuviéramos la posibilidad de ampliar la actividad que tenemos en la zona sería muy bueno. No crear un centro nuevo, pero sí uno dependiente del que ya tenemos y hacer actividades para que determinada población que no se acerca nunca a los centros de mayores lo pudiera hacer».

El Consistorio también maneja una segunda opción para el centro. Se trata de planificar una serie de actividades para conseguir un objetivo difícil: Atraer a aquellas personas que nunca van a un centro de mayores. Existen colectivos residentes en la zona que no participan en ninguna de las actividades que se programan en la actualidad y el objetivo del Consistorio es conseguir que este tipo de personas termine acudiendo a este centro. «Si nos fijamos en los centros de mayores podemos ver que hay una serie de personas que no están nunca, que no aparecen y sería ver cómo los podemos atraer para que empiecen a ir y a participar». Romero quiso dejar claro que no se trataría de colectivos desfavorecidos o vulnerables, sino contar con población en general».   

La concejal indicó que Arturo Eyries es un barrio con mucha población joven también y que, por este motivo, el Ayuntamiento también está barajando crear otro espacio diferente para los adolescentes. «Hemos estado hablando con la Concejalía de Juventud y los planes van por ahí». La concejal explicó que el edificio acogería más de un espacio debido a sus dimensiones. El espacio ofertado cuenta con una superficie de casi 4.000 metros cuadrados anexo al que actualmente ocupa el Centro Cívico Casa Cuna. «Es una superficie considerable y podría dar juego para varios aspectos».

La concejal no quiso entrar en plazos concretos sobre cuándo podría ser una realidad este nuevo espacio municipal, pero sí indicó que para acometer las posibles reformas que pudieran ser necesarias en el edificio sería necesario que estuvieran incluidas en los presupuestos municipales de cara al próximo ejercicio. «Es el momento adecuado ahora porque si queremos trabajar para el año que viene tenemos que verlo ahora. Si queremos hacer algo tendríamos que incluirlo ahora». 

Eso sí, la edil indicó que primero tienen que comprobar el estado del edificio y las necesidades de reforma que tiene el edificio. «Tenemos que ver si podemos comenzar  a hacer ya o hay que hacer una reforma importante que incluyamos en los presupuestos o que deba afrontar la Diputación. Habrá que estudiar cómo se hace».