scorecardresearch

La Junta advierte de la mala calidad del agua de Las Moreras

D. V.
-

La directora de Salud Pública reconoce que es apta para el baño, pero no lo recomienda a personas con enfermedades

Gente tomando el sol en la Playa de las Moreras - Foto: Jonathan Tajes

La Junta de Castilla y León ha declarado "apta" para el baño el agua de la playa de Las Moreras de Valladolid, después de los últimos análisis realizados esta semana, aunque la directora general de Salud Pública, Sonia Tamames Gómez, aseguró que la calidad del agua del río Pisuerga en este punto lleva cuatro años siendo "insuficiente", por lo que recomendó que no se bañen las personas con enfermedades y, sobre todo, que eviten el contacto del agua en heridas, ojos, nariz y boca.

La Consejería de Sanidad, que realiza análisis semanales, ha venido declarando esta zona de baño no apta desde el pasado 21 de junio por altas concentraciones de bacterias fecales, situación que ha cambiado esta semana al bajar los niveles. No obstante, Tamames explicó que, como se viene observando en los últimos años, la situación es muy variable y la próxima semana podrían volver a repuntar la concentración de bacterias.

La directora general de Salud Pública también recalcó que la calidad de las aguas de este punto del Pisuerga, en base a los niveles que marca un Real Decreto del Ministerio de Sanidad, está considerada desde hace cuatro años "insuficiente". Además, indicó que esta situación fue comunicada el pasado 25 de febrero al Ayuntamiento de Valladolid, sin que desde entonces se haya recibido respuesta por parte del Consistorio.

En este sentido, Tamames rechazó las acusaciones vertidas desde el Ayuntamiento a la Junta por su opacidad informativa, y apuntó que además de remitir al Consistorio los resultados de todos los análisis semanales que se realizan, los ciudadanos pueden consultar toda la información relativa a la calidad del agua en zonas de baños en el sistema de información Nayade, al que se puede acceder desde la página web del Ministerio de Sanidad. "La transparencia es absoluta, no solo para el propio Ayuntamiento, sino también para todos los ciudadanos, dado que estamos ante un sistema de información de ámbito nacional", apuntó.

Al mismo, indicó que en la comunicación realizada al Ayuntamiento el 25 de febrero, se instaba a realizar un estudio para conocer las causas de los altos niveles de bacterias fecales, situación que puede estar provocada por un vertido ilegal o que incluso se deba a la presencia de aves silvestres. No obstante, Tamames indicó que estos factores son hipótesis y que lo importante es que el Ayuntamiento, en función de sus competencias, realice este estudio.