scorecardresearch

La Diputación se pone al servicio de Alimentos de Valladolid

D. V.
-

El presidente de la institución, Conrado Íscar, quiere que sea una "herramienta útil" para la marca gastronómica

El presidente de la Diputación, Conrado Íscar. - Foto: Ical

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha asegurado que seguirá trabajando para que la institución provincial sea una "herramienta útil" para productores, empresarios y artesanos que forman parte de la marca de Alimentos de Valladolid.

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, minutos antes de participar en la "fiesta" que ha supuesto la entrega de los I Premios Agroalimentarios de Innovación 'Alimentos de Valladolid', y que se ha convertido en un día de "celebración y reconocimiento a esa grandísima labor" que hacen todas las empresas y personas que forman parte de esta "gran marca".

Una marca "que solo lleva seis añitos" y de la que se siente muy "orgulloso", por lo que han incidido en que seguirá trabajando y apostando por ella porque, a su juicio, identifica muy bien a todas las empresas, autónmos y artesanos de Valladolid y es "su calidad".

De ahí que el jurado lo haya tenido "tan difícil" para designar a los galardonados, lo que es "señal" del "buen hacer y del potencial que tiene Valladolid y la marca". "Nosotros lo único que tenemos que hacer desde la Diputación es ser herramienta útil y soporte para los que generan riqueza y empleo", ha apostillado.

Un total de 57 empresas ha participado en esta edición que consta de cuatro categorías: empresa innovadora, comercio minorista y distribución, hostelería y el premio extraordinario.

Ya durante su intervención, y tras poner en valor las empresas participantes en esta primera edición, el presidente de la Diputación de Valladolid ha reconocido el trabajo de los productores, comerciantes, hosteleros y distribuidores. "Estamos aquí para premiar a aquellos que más se han destacado en su esfuerzo por innovar en su sector dentro de la agroalimentación", ha subrayado.

El jurado ha premiado en la categoría 'Alimentos de Valladolid. Innovación' a Granja AGM, una empresa "pionera" a nivel nacional en temas de bienestar animal a lo largo de sus más de 20 años de actividad. A través de la tradición familiar, Alberto García Torés, ha impulsado un proyecto que se caracteriza por la "continua innovación" en el manejo, los procesos, la "calidad de vida" de los animales, "el bienestar y la reducción" del consumo de antibióticos por productos naturales, lo que se traduce en la "excelente calidad" de sus productos.

Por su parte, los Quesos de Juan recibe el reconocimiento 'Alimentos de Valladolid. Comercio Minorista y Distribución'. Esta empresa, liderada por Paloma Gómez, "una mujer emprendedora en el mundo rural", ha apostado desde el principio por sacar adelante un comercio minorista especializado en la venta de quesos artesanos. Desde 2004, apuesta por la innovación en la presentación y tratamiento del producto que otros elaboran.

En la categoría de Hostelería, el restaurante Suite 22, un referente en la gastronomía vallisoletana, recibe el premio por el empleo destacado de productos de la marca 'Alimentos de Valladolid' por la presencia de una "cualificada carta" que contribuye a fomentar el conocimiento de productos de proximidad. "Emilio Martín y su equipo parten de lo cotidiano, de la cocina de proximidad, de lo que se conoce como productos kilómetro cero, con la cocina de mercado sujeta a los ciclos que marca cada estación del año", ha añadido.

Por último, el Premio Extraordinario lo recibe la Bodega Heredad de Urueña por implantar procesos "inteligentes" en todo el proceso de elaboración del vino. "El resultado de todo ello son unos vinos de altísima calidad que han permitido que Heredad de Urueña haya sido la primera bodega reconocida con la Denominación de Origen Protegida Vino de Pago de Castilla y León", explica la Diputación.

Tras entregar los galardones, Conrado Íscar, ha señalado que la innovación no es en sí misma un fin. "Es siempre una herramienta. Eso sí, una herramienta imprescindible para mejorar la calidad y la competitividad de nuestras empresas algo que saben muy bien nuestros cuatro galardonados en el día de hoy", ha explicado.

Asimismo, Conrado Íscar ha resaltado que estos reconocimientos ayudan a la hora de fijar una "estrategia de promoción y diferenciación" de los productos agroalimentarios de la marca, que se complementa con otras acciones que la Diputación lleva a cabo en diferentes ámbitos y que tratan de ayudar a las empresas a colocarse en un mercado "cada día más global"

Por último, ha defendido la creación de los Premios Agroalimentarios Alimentos de Valladolid "con el fin último" de mejorar el posicionamiento de estos productos en el mercado y, a través de la comercialización, generar riqueza y empleo en la provincia, "especialmente" en el mundo rural.

Galardón y diploma

Los premiados han recibido un galardón, un diploma acreditativo y una aportación económica de 1.000 euros por cada una de las tres primeras categorías: empresa innovadora, comercio minorista y distribución, hostelería.

Estos premios nacen de la necesidad de reconocer el compromiso de las empresas, entidades, productores, hostelería, comercios y distribuidores con la innovación a lo largo de su trayectoria, tanto por la fabricación de productos innovadores como por su filosofía de empresa orientada al desarrollo de proyectos innovadores, así como por potenciar la utilización y presentación innovadora de los Alimentos de Valladolid en la cadena de distribución y venta y actuar como verdadero embajador de la marca Alimentos de Valladolid, explica la Diputación.

El Jurado ha estado presidido por el vicepresidente primero de la Diputación de Valladolid, Víctor Alonso Monge, y la diputada de Consumo y Promoción Agroalimentaria, Inmaculada Toledano, y compuesto por Aurora Núñez, técnico de la Diputación de Valladolid, Eva Merino de CEOE Valladolid, Javier Labarga de la Cámara de Valladolid, y Ana Garcinuño, Daniel López y Ana Rosa García, miembros del Cetece.

Alimentos de Valladolid

En "tan solo" seis años de vida, Alimentos de Valladolid ampara ya a 1.145 productos y 361 empresas o entidades, con un potencial de crecimiento basado en la fortaleza que le dan las empresas agroalimentarias, pero también la hostelería, el comercio de proximidad y las entidades de promoción vinculadas a la marca de calidad 'Alimentos de Valladolid'.

Hoy Alimentos de Valladolid mantiene una actividad de promoción permanente en el edificio Q.BO, donde tiene su sede, y en el contiguo Espacio La Granja, "felizmente" recuperado para eventos fundamentalmente vinculados a la Marca y que ha alcanzado siempre miles de visitantes, en los certámenes celebrados hasta el momento.