scorecardresearch

"La incidencia de bronquilitis es la misma de todos los años"

D.V.
-

El jefe de pediatría del Hospital Río Hortega resta importancia al incremento de casos y apunta que lo único distinto a lo vivido otros años en Valladolid es que el aumento de los contagios entre los niños "se ha adelantado un mes"

Servicio de Pediatría del hospital Río Hortega de Valladolid. - Foto: Ical

Las medidas de distancia social aprendidas durante la pandemia del covid-19 también son aplicables para prevenir la bronquiolitis infantil derivada de un Virus Respiratorio Sincitial (VRS), cuyo aumento de la incidencia se ha adelantado respecto al año anterior.

Así lo ha explicado este miércoles el jefe de Pediatría del Hospital Universitario Río Hortega (HURH) de Valladolid, Carlos Alcalde, en declaraciones a la agencia EFE realizadas en este centro sanitario: "Las medidas de protección que tenemos son las que conocemos de estos últimos años: el lavado de manos, que quizá sea fundamental para evitar el contagio, y el uso de la mascarilla". Alcalde ha incidido en la importancia de la higiene de manos, "fundamental" para estos casos, ya que este tipo de virus se extienden más por el contacto, y ha recomendado que los niños con hermanos en época lactante afectados por el VRS, que intenten "no acercarse a ellos y proteger a los más pequeños, sobre todo a los menores de 3 o 6 meses".

De hecho, ha señalado que el porcentaje de niños que necesitan ingresar es bajo pero ha reiterado que  los niños más mayores pueden llevarse a casa este virus, lo genera una mayor incidencia acumulada en la población pediátrica.

Pese al aumento de los casos, el jefe de la unidad de Pediatría del hospital vallisoletano ha subrayado que este aumento de la incidencia es "la misma que la de todos los años" pero que ha llegado un poco antes, tal vez por tratarse "de niños menos inmunizados porque hemos tenido las mascarillas". "Estamos viviendo actualmente el mismo pico que vivíamos en Valladolid en época navideña y se nos ha adelantado un mes, pero la situación es similar a otros años", ha asegurado, aunque ha cifrado el porcentaje de ocupación de camas por ingresos "en un 80 por ciento con una gravedad similar a otros años".

Ha sido un brote adelantado que les ha llevado a reforzar las guardias y los servicios de atención continuada, pero que "de momento se está viviendo una situación estable, aunque con mucho trabajo".

El Hospital Universitario Río Hortega, que no tiene UCI pediátrica sino unidad de intermedios, tiene una UCI más o menos llena con una ocupación "alta pero controlada" donde los niños que los suelen estar uno o dos días y salir.

Síntomas y tratamiento

Carlos Alcalde, ha recordado que los VRS son cuadros de infecciones víricas que generan dificultades respiratorias en lactantes y niños entre 3 y 6 meses, y ha identificado los síntomas como respiración agitada, que se le marquen al costilla al hacerlo o que deje de comer. 

"Esos son los signos de alarma en los que habría que acudir al pediatra o urgencias, y cuando más pequeño sea el niño más urgentemente habría que consultar, sobre todo en menores de un mes por el riesgo de complicaciones", ha advertido.

Alcalde también ha señalado que el tratamiento de la bronquiolitis es de soporte, es decir que no hay ninguna medicación específica para curar la infección en sí, sino que en los centros médicos se ayuda a los niños a comer y a respirar mediante tratamientos sencillos como lavados nasales o suero.

A nivel hospitalario, a los pequeños pacientes se les aplican medidas para comer o respirar a través de ventilación mecánica no invasiva -mascarillas de oxígeno- y la intubación mecánica invasiva en los casos más graves, "que son los menos".