scorecardresearch

Mañueco compromete 1,5 millones para el Centro del Español

SPC
-

La nueva sede abre sus puertas en la antigua ubicación del Banco de España en Salamanca, remodelada de forma integral gracias a nueve millones de euros de fondos autonómicos

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (c), entre representantes del Gobierno, consejeros de la Junta, el rector de la USAL y autoridades locales. - Foto: David Arranz (Ical)

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, comprometió un millón y medio de euros para el desarrollo de los proyectos iniciales del Centro Internacional del Español vinculados a la nueva economía de la lengua. La nueva sede abrió ayer sus puertas por primera vez en la antigua ubicación del Banco de España, en plena plaza de Los Bandos, gracias a la remodelación y rehabilitación realizada con nueve millones de fondos autonómicos.

Fernández Mañueco, tras citar a Unamuno referenciando a la lengua como «el principal patrimonio de los pueblos», recordó que el español es uno de los idiomas que más ha crecido en los últimos años hasta superar los 500 millones de hablantes y situarse el tercero en todo el mundo. Un tendencia que, según avanzó, se pronunciará en las próximas décadas por dos causas: «la demografía y su atractivo».

En un acto que contó con la presencia de numerosas autoridades, incluido una amplia representación de embajadores de todo el mundo, la delegada del Gobierno, Virginia Barcones; los consejeros de Cultura, Turismo y Deportes, Gonzalo Santonja, y de Educación, Rocío Lucas; además de otras locales, provinciales y académicas, Mañueco ensalzó la «pujanza del español», destacando su «pasado glorioso» pero apuntando a que «quiere ambicionar un futuro todavía más importante», en el que el Centro Internacional del Español tendrá un relevante papel.

Tras comprometer financiación por parte de la Junta para impulsar el lanzamiento del centro, el presidente recordó que la Universidad de Salamanca ha pedido participar en el Perte de la lengua española. «Tiene tantos méritos como la que más: experiencia, historia, atracción de estudiantes, inteligencia y competitividad», argumentó Mañueco, quien trasladó esta petición al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una reunión que tuvo lugar en julio en La Moncloa.

Además, el presidente reivindicó a Castilla y León como «buque insignia del español» y reiteró su «firme compromiso» con el proyecto de Salamanca, con el español y con su industria, ya que es uno de los «valores esenciales» que identifica a la Comunidad. El español, según añadió, es «una industria cultural de primer orden, capaz de generar nuevas iniciativas sobre su enseñanza y sus servicios complementarios, como atestigua la cantidad de universitarios extranjeros que eligen Castilla y León, y en particular Salamanca, como su lugar favorito para realizar el Erasmus».

A este respecto, el presidente manifestó que la Comunidad, y la provincia salmantina en especial, ya es un «destino líder» en la enseñanza del español para extranjeros y se comprometió a seguir realizando un «gran esfuerzo» para consolidar este liderazgo junto a las instituciones y agentes del sector, con medidas de impulso económico y acciones de promoción en numerosos países; o con el Plan de Prescriptores de español que aspira a formar a más de un millón de profesores y cuyo presupuesto la Junta ha aumentado un 50 por ciento.

La Junta ha destinado nueve millones a la rehabilitación integral de la antigua delegación del Banco de España para acoger el Centro Internacional del Español. Con «nuevas tecnologías y conceptos de enseñanza», el presidente afirmó que será para la Usal y para todo el sector del español en la Comunidad un «poderoso instrumento» en captación de alumnos y profeso