scorecardresearch

"Tenemos equipo para intentar ganar todos los días"

D.V.
-

Pacheta, entrenador del Real Valladolid, ha incidido en que hay que dejarse el alma, añadiendo que ve cada vez más gente en Zorrilla: "Es un sitio duro para el rival"

Pacheta, en los Anexos. - Foto: realvalladolid.es

Pacheta ha vuelto a hacer un alegato esta mañana, dejando claro qué es lo que ve él. "Me decían que trasladase a los jugadores que están honrando el escudo, esa es la mayor frase que me pueden decir, con 10 u 11 estamos dejándolo todo. Tenemos equipo para intentar ganar todos los días, en ese camino estamos y para conseguir eso hay que dejarse el alma, dar todo lo que tienes, esa es la clave", ha dicho el técnico del Real Valladolid, quien ha incidido en que "cada vez traemos más gente al campo, Zorrilla es un sitio duro para el rival, cuando la gente aprieta... hostia, no mete goles pero ayuda de cojones, que sigan ahí que el equipo va a seguir".

El entrenador ha advertido que el Cartagena "es un buen equipo, con un gran goleador como es Rubén Castro, pero también con otros futbolistas de nivel y con mucha experiencia como De la Bella, Tejera, Clavería o Delmás, con buenos atacantes, buenos laterales y buenos medio centros". Además ha destacado que el cuadro murciano tan solo tiene tres puntos menos que el Real Valladolid, lo que deja constancia de su potencial: "es un rival dinámico, que corre rápido con el balón, que cuenta con laterales profundos, con jugadores que saben lo que hacen".

"Pero debemos preocuparnos de nosotros, de seguir adquiriendo aun mayor estabilidad, de mejorar en las transiciones, tanto ofensivas como defensivas, de mantener esa intensidad y ese afán por dar todo lo que tiene cada uno, y tratar de matar en ataque", ha precisado el técnico blanquivioleta en declaraciones que recoge Efe.

Ha podido recuperar a Rubén Alcaraz y a Luis Pérez, ya recuperados de sus dolencias, pero El Yamiq sigue siendo duda. En cuanto a Raúl Carnero, se encuentra ya prácticamente integrado en el grupo, y Gonzalo Plata y Weissman han estado entre algodones para que puedan llegar bien a este choque. Por tanto, podrá contar con casi la totalidad de la plantilla, a excepción del sancionado Óscar Plano, una baja importante para el cuadro vallisoletano, tras ver la tarjeta roja ante el Almería, en una decisión arbitral que "no tuvo en cuenta el contexto de la acción".

Al respecto del perjuicio que los arbitrajes están causando al equipo, Pacheta ha señalado que él se queja de que "después de 17 jornadas, y siendo uno de los tres equipos que más llega al área contraria, no hayan pitado ni un penalti a favor del Real Valladolid y que se mida con doble rasero una misma jugada en unos sitios o en otros".

En opinión del técnico burgalés, a pesar de la nieve caída durante el miércoles "el césped del José Zorrilla estará perfecto" y confía en que el público vuelva a demostrar su apoyo acudiendo al estadio "porque se nota mucho su empuje en los partidos" y eso será un plus para seguir en ese buen camino en el que se hallan.

Aunque ha asegurado que está "encantado" con la plantilla, y que el equipo "aun no ha llegado a su tope", es consciente de que hay "mucho por mejorar" y para lograr el objetivo también tienen por delante "una ventana de mercado", si bien "no se ha pensado en ello de manera detallada, puesto que queda un mes". 

Recuerdos

Pacheta, cuestionado por los recuerdos que tenía del Cartagena, próximo rival del equipo blanquivioleta, ha reconocido que aún no ha podido recuperarse de lo que vivió allí, con una destitución justo antes de que jugaran el playoff de ascenso. Tal y como ha explicado este jueves en rueda de prensa, "fueron días muy duros", ya que consideró "injusta" una destitución, por parte del dueño del club, tras haber acabado segundos la fase regular -al ser superados por el Jaén en la recta final- quien consideró que con él "el equipo no iba a ascender". "Lo que quedó claro es que, sin mí, no lo hicieron. Nunca se podrá saber qué habría pasado si hubiera continuado, pero había un gran equipo, con un gran goleador -Florián- y que llegaba a tope a ese playoff por el ascenso", ha precisado el técnico burgalés, al que todavía se le ponen "los pelos de punta" al recordar esa etapa.