scorecardresearch

Decimocuarta victoria y permanencia sellada

D.V.
-

El UEMC Real Valladolid Baloncesto certifica matemáticamente la salvación en la LEB Oro con un trabajado triunfo en la cancha del CB Prat (68-75) que le otorga licencia para soñar con algo más a falta de cuatro jornadas para el final liguero

Paco García, técnico del UEMC Real Valladolid, en un tiempo muerto. - Foto: Luigi / CB Prat

El UEMC Real Valladolid Baloncesto firmó un partido muy serio y trabajado en la cancha del CB Prat para llevarse la victoria (68-75) y sellar la permanencia en la LEB Oro. Ahora, con 14 triunfos, tres de forma consecutiva, puede soñar con algo más a falta de cuatro jornadas para el final de la liga.

Lo cierto es que el UEMC Real Valladolid Baloncesto le costó entrar en el partido. El CB Prat anotó en sus primeras posesiones y sacó dos faltas personales a Pippen, un hándicap especialmente dificultoso teniendo en cuenta la ausencia de Sergio de la Fuente. A pesar de que el juego interior estaba cojo, Paco García apostó por mantener al 'cinco' estadounidense en pista y los blanquivioleta comenzaron a crecer minuto a minuto.

Los potablava mantuvieron la iniciativa durante buena parte del primer acto, pero el 9-10 supuso la primera ventaja de los vallisoletanos, quienes estaban controlando la velocidad del rival. De menos a más, pero con la igualdad como nota dominante, CB Prat y UEMC Pucela Basket firmaron un intercambio de golpes nulo en los primeros diez minutos (16-16).

Aunque a los visitantes se les resistían los puntos desde el perímetro (0/4 en triples), el buen juego estático y la disciplina permitían a los de Paco García mantener el pulso de los catalanes. Sin embargo, no tardaron en afinar la puntería para sumar de tres en tres. Jordy Kuiper abrió la veda y Jaan Puidet le siguió a continuación para frenar los intentos locales de escaparse en el marcador (27-26).

Los de Josep María Berrocal se hicieron con una máxima de cinco puntos (33-28) y Paco García pidió tiempo muerto para ordenar sus piezas. El CB Prat había cerrado su aro y el técnico vallisoletano optó por jugar con dos bases, jugada que reactivó al UEMC Real Valladolid Baloncesto. Cuando los pratenses parecían alcanzar el descanso con mejores sensaciones, los puntos de Wintering y Kuiper (13 y 11, respectivamente, los máximos anotadores) dilapidaron esa renta, aunque la canasta sobre la bocina de Helmanis cerró la primera mitad con un mínimo dominio potablava (36-35).

Al descanso, el UEMC Real Valladolid Baloncesto estaba cumpliendo con la premisa de controlar las transiciones y frenar la velocidad del CB Prat, pero las faltas en sus interiores condicionaban el plan de juego. Pippen, con dos, y Berg, haciendo de ala-pívot, con tres, iban a obligar a Paco García a realizar ajustes en la rotación para no sufrir a largo plazo.

Pero los problemas de faltas no achataron a un UEMC Real Valladolid Baloncesto liderado por el talentoso Alec Wintering. El pequeño base estadounidense se echó el equipo a la espalda y comandó a los castellanos hasta su máxima renta a favor en el partido (48-51). Los visitantes, con la premisa de jugar largo y cortar las alas del CB Prat, comenzaron a entonarse cada vez más en defensa y se distanciaron en la recta final del tercer asalto. Tras una antideportivo y castigando el bonus de los pratenses, los de Paco García llegaron al último periodo mandando (54-57) a pesar del triple sobre la bocina que anotó Kraag.

Y los blanquivioleta, lejos de amilanarse por el canastón local, dieron la réplica con la misma medicina para romper el partido. Un triple lejanísimo y al borde la posesión de Jaan Puidet y otro de Melwin Pantzar dispararon a un UEMC Pucela Basket que no se detuvo ni por el tiempo muerto de Josep María Berrocal. El parcial abierto otorgó una máxima de 13 puntos (54-67) tras secar al CB Prat durante cerca de tres minutos.

Aunque la contienda parecía vista para sentencia, los locales lo intentaron y se colocaron a siete puntos (63-70), pero dos canastas consecutivas de Pantzar apagaron el fuero y sellaron la victoria y la permanencia blanquivioleta. 68-75 terminó el partido que supone el tercer triunfo consecutivo y 14º de la temporada para un UEMC Real Valladolid Baloncesto que ahora puede soñar con cotas más altas después de certificar la salvación.

El sábado 30 de abril, a las 19.00 horas, el TAU Castelló visitará al UEMC Real Valladolid Baloncesto en el Polideportivo Pisuerga para disputar la trigesimoprimera jornada de la LEB Oro.

Ficha técnica

(68) CB Prat: Crockett (15), Allen (6), Kraag (8), Parrado (15), Helmanis (10) -quinteto inicial-. También jugaron: Costa (4), Coffi (2), Domenech (0), Ibargüen (2), Blanch (6) y Grytsak (0).

(75) UEMC Real Valladolid Baloncesto: Alec Wintering (24), Davis Geks (5), Dominic Gilbert (2), Sylvester Berg (2), Kavion Pippen (5) -quinteto inicial-. También jugaron: Fernando Revilla (-), Jaan Puidet (8), Íñigo Mayorga (-), Melwin Pantzar (14), Justin Tafari Raffington (0), Sergio de la Fuente (-) y Jordy Kuiper (15).

Parciales: 16-16, 20-19 (36-35 al descanso), 18-22 (54-57) y 14-18 (68-75 final).

Árbitros: Baena Criado, Franquesa Vázquez y Rijo Muñoz. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima jornada la liga LEB Oro, disputado en Joan Busques de El Prat de Llobregat.