Ambiente universitario

Jesús Anta
-

Ambiente universitario - Foto: Jonathan Tajes

Nace esta calle allí donde termina la de Madre de Dios, junto al Campus Universitario. Y son precisamente las instalaciones universitarias las que dan a la avenida una especial singularidad.
Esta calle, antigua carretera de Renedo, hasta hace unas décadas era un enclave apartado, sin embargo tiene de histórico el que hace siglos aquí estaban los dos pozos de nieve que pertenecían a la Corona y que abastecían de este preciado producto al Palacio Real de la plaza de San Pablo, y también las charcas donde se recogía el hielo para llenar los pozos. 
Antes la carretera cruzaba por encima del ferrocarril pero se cerró al tráfico hace unos años, no sin la protesta de los habitantes del valle Esgueva que veían en este cierre una dificultad importante para acceder a Valladolid.
El comienzo de la avenida se sitúa entre dos interesantes construcciones. A su izquierda un curioso edificio propiedad de la Confederación Hidrográfica del Duero ahora sin uso específico: durante unos años fue una casa de oficios de automoción promovida por el sindicato UGT, y luego la Confederación pensó en ubicar en él un centro de interpretación de la cuenca del Duero. Pero la crisis económica se encargó de volatilizar el proyecto.
Y a su derecha, tres naves que el Plan General de Urbanismo tiene protegidas como parte del patrimonio industrial de Valladolid. Ahora pertenecen a la Universidad y en ellas se alojan los servicios de mantenimiento de la misma. Pero su utilidad inicial fue una fábrica de sacos de yute desde 1928, hasta que después de varios años cerrada, en 1989 la adquiriera la Universidad. El arquitecto fue Manuel Cuadrillero (autor, por ejemplo, del antiguo edificio de Hacienda de la plaza Madrid).
Una vez que se cruza el puente sobre la Esgueva, a nuestra derecha está el Campus Universitario Esgueva que engloba varias facultades, entre ellas Filosofía y Letras que hemos dejado atrás, y la Facultad de Ciencias Económicas, que fue la primera que construyó en este Campus en 1985. 
Tiene su historia la ubicación del Campus en este enclave del barrio Belén. Se puede resumir en que tras las primeras elecciones municipales de 1979, el Ayuntamiento modificó el Plan General hasta entonces vigente y que determinaba que las nuevas facultades universitarias, una vez que el edificio de la plaza de la Universidad se quedara pequeño, se levantaran en terrenos colindantes con Zaratán: más o menos por donde ahora está el Estadio Zorrilla. Pero el empeño de los nuevos ediles, alguno muy vinculado a los barrios Belén y Pilarica, vieron que la ubicación en el entorno de Belén de las nuevas facultades que necesitaba la Universidad sería bueno para impulsar el desarrollo urbano de estos barrios, que tenían poco atractivo para que los promotores construyeran viviendas y servicios. Parece que fue duro convencer a las autoridades universitarias de que esta ubicación era conveniente para la ciudad.
Es el caso que ahora todo el entorno se ha convertido en un lugar perfectamente integrado en el casco urbano de Valladolid y con buena calidad urbana, incluyendo amplias zonas verdes.
Inmediatamente a continuación, están el viejo colegio Jacinto Benavente, dedicado a formación ocupacional laboral, y el CETRAS, un centro orientado al tratamiento y rehabilitación de adicciones.
En la acera izquierda, junto a la modestas casas molineras tradicionales del barrio Belén (muchas de las cuales las construyeron sus propios moradores), y algunos solares pendientes de urbanización, se han ido levantando modernas viviendas sin que desentonen del aspecto general de la avenida: agradable y que invita al paseo. En esa acera están las instalaciones deportivas de la Junta de Castilla y León especializadas en deportes acuáticos y que forman parte del Centro de Tecnificación Deportiva que da a varias calles de la zona.
Según nos aproximamos a la terminación de la calle, a la derecha un gran mural de artística y cuidada traza embellece una vieja tapia. Fue ejecutado por la Asociación Vecinal del barrio.
Justo en este punto se abre el Campus Universitario Miguel Delibes. Son unas cuantas las facultades y otras instalaciones relacionadas con la Universidad las que aquí se han ido construyendo, como por ejemplo el IOBA (Instituto Universitario de Oftalmología Aplicada) o el Centro de Idiomas de la Universidad.