Un Real Valladolid tocado luchará los tres puntos al colíder

M.B.
-

Un Real Valladolid que no gana en La Liga desde noviembre, recibe al colíder, el Real Madrid, en el último partido de la jornada

Un Real Valladolid tocado luchará los tres puntos al colíder - Foto: JUAN MEDINA

La historia dice que el Real Valladolid ha sido capaz de ganar en once ocasiones al Real Madrid en el estadio José Zorrilla (tanto en el viejo como en su actual ubicación). También que en 14 ocasiones cosechó, al menos, un empate. Y que en otras 18 cayó derrotado. Esa misma historia señala que desde el 15 de noviembre de 2008 los aficionados blanquivioleta no ven un triunfo de los suyos ante el club madrileño. Aunque la historia siempre es eso, historia, cuando arranca un partido de fútbol. Y más cuando el rival que está enfrente es uno de los dos grandes dominadores de la Liga española.
Este domingo, a partir de las 21.00 horas, David, o sea el Real Valladolid, tratará de tumbar a Goliat, en este caso el Real Madrid, al estilo de lo que en su día hizo el de Jerusalén con el filisteo a pesar de que éste era mucho más grande y poderoso.
Porque el Real Valladolid es, hoy por hoy, el segundo club con menos dinero destinado a su plantilla, con poco más de 32 millones, a expensas de cerrar las cuentas de este mercado invernal. Mientras que el Real Madrid es el segundo que más cantidad podía destinar al mismo concepto, con 641. Por entender mejor el concepto un ejemplo: el club que preside Florentino Pérez ha fichado esta misma semana al brasileño Reinier Jesús por 30 millones para jugar en el Castilla; mientras que el que preside Ronaldo Nazário ha incorporado a un lateral cedido del Getafe –aunque sigue buscando en el mercado–.
Los blanquivioleta llevan ocho jornadas ligueras sin conocer la victoria, acumulando cinco empates por tres derrotas de forma consecutiva. No ganan desde el 3-0 ante el Mallorca del 3 de noviembre y su eliminación copera del miércoles ha hecho daño en su línea de flotación, precisamente la semana en la que han estrenado patrocinador principal, Estrella Galicia, hasta 2024. Eso sí, a pesar de la mala racha de resultados, el descenso seguía estando, al inicio de la jornada, a una distancia de seis puntos. 
Los blancos, por su parte, no pierden desde el pasado 19 de octubre, cuando cedieron por la mínima en su visita al Mallorca en Son Moix. Desde aquel día suman siete victorias por cuatro empates, a lo que hay que añadir sus clasificaciones en la Champions y la Copa del Rey, y el título de la Supercopa.
Así que los Masip, Kiko Olivas, Salisu y compañía tendrán enfrente a los Benzema, Modric, Kross... es decir, la sexta defensa que menos goles recibe al segundo ataque que más hace.
Con todo, en Valladolid se echa la vista atrás y se recuerda el empate de la primera vuelta en el Bernabéu o el encuentro de la pasada temporada, en el que los blanquivioleta, pese a acabar perdiendo por 1-4, tutearon a los blancos, adelantándose primero en el marcador tras errar un penalti –que Alcaraz mandó a las nubes–. De hecho, incluso en el otro partido de la temporada anterior, en el Bernabéu, los de Sergio cedieron por 2-0, con aquel famoso remate de Vinizius, en un disparo que no iba a puerta y que entró gracias a Kiko Olivas, aunque merecieron un mejor resultado.
Esos tres antecedentes invitan a pensar en un Pucela diferente al visto en las últimas semanas, en las que ha ido perdiendo fuelle, aunque el capricho de las cifras habla de una sola derrota en seis jornadas y de tres partidos de ellos sin recibir un gol. Derrota que llegó en Getafe, ante un conjunto que está de nuevo luchando por acabar en puestos europeos.
«Es un mazazo inesperado que nos tiene que hacer reflexionar para volver a la senda que nos llevó el año pasado a lograr la permanencia. Una piedra más que hay que pasar lo antes posible y pensar en el próximo partido de Liga ante el Real Madrid», señalaba al final del encuentro copero del miércoles Sergio González sobre esa derrota y sus consecuencias.
Este domingo, con casi todos, parece que su apuesta será por el mismo sistema que le dio un punto en ElSadar la pasada semana, con esos tres centrales y dos carrileros –el miércoles reservó a Antoñito, Kiko Olivas, Salisu, Joaquín y Raúl García Carnero–, aunque no se puede descartar que regrese a su ya clásico 4-4-2 o incluso con uno más en el centro del campo. 
 Enfrete estará un Real Madrid que sigue teniendo bajas importantes, como Hazard y Marco Asensio, y que esta semana ha visto cómo salía Odriozola. Su otro lateral derecho, Carvajal, es baja, por lo que lo más normal es que juegue ahí Nacho. 
Zidane ha vuelto a armar un equipo fiable y competitivo, capaz de bordar el fútbol por momentos y de trabajar hacia atrás, donde más le cuesta a los llamados ‘grandes’.
ronaldo y su pasado. El partido volverá a ser especial para el presidente del Real Valladolid, Ronaldo Nazário, toda vez que su actual club se mide al equipo donde más jugó y más goles marcó como futbolista.