scorecardresearch

Dos estrellas italianas protagonizan 'Las ocho montañas'

D.V.
-

La película habla de la amistad entre cordilleras y la conexión con el medio ambiente

Charlotte Vandermeersch, codirectora y coguionista de 'Le otto montagne'. - Foto: Europa Press

'Las ocho montañas', una historia de amistad desde la infancia ambientada entre cordilleras y de amor por la naturaleza hasta rozar la obsesión, es el título de la película que la 67 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) ha acogido este lunes y que firman los directores Felix van Groeningen y Charlotte Vandermeersch, autores también del guión que adapta una novela homónima del milanés Paolo Cognetti.

Como en 'De los Apeninos a los Andes' --el relato breve de Edmundo de Amicis que inspiró diversas películas y series de animación--, 'Las ocho montañas' plantea otra narración entre cordilleras, en este caso de los Alpes al Himalaya, protagonizado por dos estrellas del celuloide italiano como son Luca Marinelli y Alessandro Borghi.

Tras resultar premiada en el pasado Festival de Cannes, llega ahora a la Sección Oficial de la Semana vallisoletana, aspirante también a la Espiga Verde que premia el compromiso de las producciones con el cambio climático por su retrato del modelo de vida sostenible de las comunidades rurales dependientes de la naturaleza y en armonía con ellas.

La propia Vandermeersch ha acudido a Valladolid para presentar la cinta y ha defendido que en un principio Van Groeningen y ella iban a escribir juntos el guion, pero que sería él quien la dirigiera. Sin embargo, tras este proceso, que vivieron confinados por la pandemia, Van Groeningen le propuso dirigirla con él y ambos, que son pareja, se mudaron a Italia con el hijo que tienen en común.

La realizadora ha destacado, en este sentido, las cualidades "muy diferentes" que ambos tienen como directores y que les permitieron complementarse a la hora de sacar adelante el filme. "A mí se me dan mejor los idiomas y me siento muy cómoda rodando con niños, él se encargaba más del set", ha explicado.

'Las ocho montañas' ('Le otto montagne'), Premio del Jurado en Cannes, aborda la amistad entre Pietro, un chico de Turín que todos los años pasa el verano con su familia en un pequeño pueblecito de los Alpes italianos, y Bruno, el último niño de aquella localidad de montaña olvidada a la que aqueja el problema de la despoblación que tan bien conoce Castilla y León, la Comunidad anfitriona de la Seminci.

A pesar del paso de los años, Bruno decide mantenerse fiel a su montaña, mientras que Pietro viene y va en busca de su camino, primero entre Turín y la aldea, y más tarde entre Italia y Nepal, donde decide pasar largas temporadas después de consolidarse como escritor, convirtiéndose así en una especia de trashumante sin rebaño.

El padre de Pietro

Mientras la adolescencia genera en Pietro un distanciamiento profundo de su padre --un ingeniero de la industria piamontesa amante de las rutas de montañas, los glaciares y la naturaleza que dedica a esta pasión sus vacaciones--, Bruno encuentra en el progenitor de su amigo la figura paterna que no puede tener en el suyo, un emigrante dedicado a la albañilería en el extranjero.

En esta coproducción de Italia, Bélgica y Francia de 147 minutos de duración, los dos amigos recuperan el contacto en su vida adulta, en la que deben afrontar la pérdida, el amor o las dificultades que plantea la madurez, algo que ocurre en paralelo a la transformación del idílico paraíso montañoso en verano hacia un territorio duro en invierno donde hay que pelear para salir adelante, lo que da pie también a algunas bromas sobre los tópicos o la idealización que los habitantes de las grandes ciudades hacen del campo.

En este contexto, el apego de Pietro por su nueva comunidad nepalí y la pasión obsesiva de Bruno por su montaña supondrán un nuevo reto para su relación.

La directora ha señalado que optaron por mostrar toda la historia de manera cronológica por una cuestión de "honestidad con la vida", ya que "no se puede volver atrás, retomar el pasado y volver hacia adelante" como si de una elipsis cinematográfica se tratara.

Charlotte Vandermeersch ha subrayado que tanto a ella como a Van Groeningen los apasionó la novela, que consideran "muy épica", por la forma en que narra una amistad durante 30 años de una manera, además, "muy serena y muy honrada".

Asimismo, ha desvelado que los productores italianos que pusieron en marcha el proyecto "no querían un director italiano", sino "algo internacional", por lo que recurrieron a ellos y hasta pensaron rodarla en inglés. "Sin embargo Félix dijo que no, que en italiano era más auténtica", aclara la codirectora, razón por la cual se optó también por un elenco del país mediterráneo.

En cuanto a la técnica, la realizadora ha justificado el formato cuadrado empleado para la imagen, pues permitía "absorber muy bien los paisajes", a lo que se ha sumado el uso de lentes HD, pero "en formato antiguo" para que la mezcla de "presente y pasado" en las secuencias resultara más coherente.

Protagonistas

La cinta está protagonizada por Luca Marinelli --ganador de la Copa Volpi en Venecia en 2019 por su papel en 'Martin Eden' y conocido también por sus apariciones en 'La Gran Belleza', de Paolo Sorrentino, 'La vieja guardia', de Netflix, donde compartió reparto junto a Charlize Theron-- y por Alessandro Borghi, ganador del David de Donatello por interpretar a Stefano Cucchi, una víctima real de la brutalidad policial en Italia, en 'En mi propia piel', y conocido también por sus papeles en series y películas sobre la mafia y el crimen organizado, como en sendas versiones de 'Suburra'.

Marinelli y Borghi vuelven así a coincidir juntos en un largometraje, como ya hicieran en 2015 en 'No seas malo' ('Non essere cattivo'), en la que Marinelli logró el Premio Pasinetti a Mejor Actor y Borghi el Novolmaie a Mejor Actor Italiano Revelación en la 72 Mostra de Venecia.

Sobre este punto, Vandermeersch ha contado que ambos nombres fueron propuestos para la película, pero con los papeles invertidos, si bien en un principio los directores se decantaron sólo por Marinelli para el de Bruno. A partir de ahí, hicieron numerosas audiciones para escoger al intérprete que diera vida a Pietro, tratando de sacar a la luz "talento nuevo" y no simplemente dos figuras tan conocidas como ellos dos.

A pesar de todo, después de cinco meses los dos actores, que mantienen una buena amistad, hablaron entre ellos y Alessandro Borghi se puso en contacto con ellos para proponer hacer él mismo el papel de Bruno y que Marinelli ocupara el de Pietro, algo que, para la realizadora belga, supuso "una explosión preciosa".

Completan el reparto de esta película Filippo Timi, Elena Lietti, Elisabetta Mazzullo, Cristiano Sassella, Lupo Barbiero y Andrea Palma, con una espectacular fotografía Ruben Impens, montaje de Nico Leunen y música de Daniel Norgren.

Felix van Groeningen nació en 1977 en Gante (Bélgica), donde se graduó en la Royal Academy of Fine Arts (KASK) con el corto '50CC' (2000). En 2004 debutó en el largo con 'Steve + Sky', al que siguieron 'With Friends Like These' (2007), 'La lamentabilidad de las cosas' (2009) y 'Alabama Monroe' (2012), que le valió una nominación al Óscar, un premio César y galardones en festivales de todo el mundo. Su filmografía también incluye films como 'Bélgica' (2016) y 'Beautiful Boy' (2018).

Por su parte, Charlotte Vandermeersch nació en 1983 en Oudenaarde (Bélgica) y se graduó en el Studio Herman Teirlinck en Amberes, antes de comenzar una exitosa carrera como actriz en 2008, en películas como 'Loft' (2014), y 'Bélgica' (2016), en series como 'Red Sonja' y con compañías de teatro como SKaGeN, Olympique Dramatique o el colectivo Lazarus, del que formó parte entre 2013 y 2020.