scorecardresearch

El Ayuntamiento no hará más peatonalizaciones este mandato

D.V.
-

El Consistorio finaliza las intervenciones en Angustias, plaza de los Arces y Leopoldo Cano, que gana espacio para los peatones

Visita de las obras de reurbanización de las calles Angustias, Leopoldo Cano y Plaza Arces de Valladolid. - Foto: Europa Press.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado que el plan de peatonalizaciones del actual mandato "está más que cubierto" con las últimas intervenciones que se han llevado a cabo como las obras de reurbanización de calles Angustias y Leopoldo Cano y plaza de los Arces que ha visitado este jueves.

Puente, ante el Teatro Calderón donde se ha reurbanizado la calle Angustias, considera que ya el plan de peatonalizaciones está cubierto y ha destacado que el eje más importante era el de Menéndez Pelayo, Claudio Moyano, María de Molina y Plaza de Santa Ana. "Y yo creo que eso es lo era lo fundamental y este trocito de plaza de los Arces", ha asegurado el primer edil, que considera que están dando "un paso importante" en la materia.

Puente ha visitado la zona del entorno del Calderón acompañado por el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, en una zona en la que se han hecho intervenciones diferentes, la primera de ellas frente al Teatro Calderón, donde se ha sustituido el adoquinado, ya que el anterior producía "mucho ruido" y "algunos problemas con el tráfico", por otro "menos rugoso" que produce menos impacto acústico y en los vehículos.

Además, ha apuntado que se ha mantenido la estética, que se corresponde con una zona "monumental y con un entorno monumental" como es el del Teatro Calderón.

Puente ha destacado que la más importante de las intervenciones que se han llevado a cabo en este eje es la que se ha llevado a cabo en la calle Leopoldo Cano, en la que se ha renovado completamente el pavimento de las aceras, que eran "enormemente estrechas", de manera que el "claramente beneficiado" es el peatón, que antes no podía discurrir al menos por una de las dos aceras. Por último, ha explicado que en la plaza de los Arces, se ha peatonalizado una parte importante.

El alcalde ha añadido que las intervenciones van en la línea de "ir renovando y mejorando" el aspecto y la funcionalidad que tiene Valladolid, cree que se ha hecho un trabajo "estupendo" y además con una incidencia "bastante limitada" en el día a día y en el tráfico.

La inversión realizada por el Ayuntamiento en estas vías, que concluyó el pasado mes de octubre, alcanza los 262.000 euros.

En concreto, en la calle Angustias se ha acometido la reconstrucción del pavimento de adoquín granítico de la calzada existente entre los frentes del Teatro Calderón y la Iglesia de las Angustias. Su estado resultaba ya irrecuperable tras sufrir continuas cesiones y reparaciones en las zonas de rodadura de los vehículos.

Además, por su excesiva rugosidad y formato demasiado tosco, generaba problemas de accesibilidad en los pasos de peatones y continuas quejas de ciclistas y motociclistas.

Para solucionarlo se ha reconstruido completamente el paquete de firme, rehaciendo la base de hormigón y colocando sobre ésta un nuevo pavimento de adoquín de granito con un acabado apto para el uso peatonal y rodado por todo tipo de vehículos, lo que asimismo ha supuesto una notable disminución del nivel sonoro que genera el tráfico.

Para evitar el continuo movimiento de los adoquines en las zonas de giro, se ha eliminado este pavimento en la intersección con la calle Echegaray sustituyéndose por aglomerado en caliente, manteniendo el tratamiento con granito en el frente de los dos monumentos citados.

Se ha intervenido sobre una longitud total de 140 metros lineales y una superficie de 1.112 metros cuadrados, de los cuales 406 metros cuadrados corresponden al nuevo adoquinado de granito y 706 metros cuadrados al pavimento de aglomerado, con una inversión de 116.000 euros con cargo al Contrato de Conservación de las Vías Públicas.

En la calle Leopoldo Cano, la reforma ha sido mucho más profunda. El tramo comprendido entre las calles Angustias y Felipe II ha precisado en primer lugar la renovación de la red de abastecimiento de agua potable, dada su obsolescencia.

Seguidamente se ha procedido al ensanche de las aceras, principalmente en el tramo entre calle San Juan de Dios y calle Felipe II donde por su estrechez y excesiva pendiente transversal en los vados resultaban inaccesibles para las personas con movilidad reducida. Esto ha supuesto la supresión de tres plazas de aparcamiento y el desplazamiento de la carga y descarga a la citada calle Felipe II.

Por último, se ha renovado al completo el firme de la calzada, con base de hormigón y pavimento de aglomerado en caliente. En el tramo de la calle Leopoldo Cano comprendido entre calle Felipe II y calle San Antonio de Padua, que incluye el trazado por la Plaza de los Arces, se ha realizado la peatonalización completa para su integración en el entorno peatonal de dicha plaza.

Además de un tramo de la acera que ha sido preciso renovar, la actuación principal ha consistido en la elevación del pavimento hasta formar plataforma única, tanto en el tramo más estrecho de la calle como en la propia plaza.

Se ha pavimentado con adoquines de granito similares a los utilizados en la calle Angustias, acorde asimismo con los pavimentos de dicho entorno.

En conjunto, en la calle Leopoldo Cano se ha intervenido en una longitud de 240 metros lineales, renovando y ampliando 709 metros cuadrados de aceras, reconstruyendo 511 metros cuadrados de calzadas y peatonalizando con granito 357 metros cuadrados de antigua calzada.

La inversión ha ascendido a 146.000 euros, de los cuales 123.000 han sido a cargo del Contrato de Conservación de las Vías Públicas y 23.000 euros con cargo a las inversiones de Aquavall.

La inversión total en el conjunto de este segundo paquete de actuaciones ha sido, por tanto, de 262.000 euros.