Cultura y turismo para todos en Castronuño

Ical
-

La Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física (Predif) de Castilla y León inicia un proyecto para dar a conocer el medio rural y natural de forma inclusiva

El proyecto se presentó este sábado en Castronuño. - Foto: Ical

GALERÍA

Presentación del proyecto 'Cultura y turismo para todos' en Castronuño

La Plataforma Representativa de Personas con Discapacidad Física de Castilla y León, PREDIF Castilla y León, inició hoy entre las localidades vallisoletanas de Castronuño y Alaejos el proyecto 'Cultura y turismo para todos', una experiencia con la que se adaptarán espacios naturales para que sean inclusivos y accesibles a la hora de dar a conocer el medio rural y natural. La iniciativa, financiada por la Obra Social la Caixa e incluida en las actividades del XX aniversario de la federación, fue presentada hoy en la reserva natural Riberas de Castronuño-Vega del Duero, en la Senda de los Almendros, junto al río Duero.

En el acto, el presidente de Predif en la Comunidad, Francisco Sardón, destacó el trabajo que desarrollan entidades, administraciones y empresas en este sentido “para que todas las personas puedan disfrutar el turismo de manera inclusiva”. De este modo, la organización recupera la normalidad, tras decaer hace unas semanas el estado de alarma por el COVID-19. Y lo hace con un proyecto que tiene como objetivos “dar a conocer el medio rural de Castilla y León de manera inclusiva y promover la asistencia personal en el turismo accesible, apoyo con el que han contado de forma gratuita los participantes que lo han necesitado”.

Sardón señaló que “este tipo de turismo es atractivo para todas las personas”. “Hace unos años, las personas con discapacidad tenían muchas dificultades para el turismo de experiencias o de naturaleza”, sostuvo el presidente de Predif, quien agradeció a las entidades, administraciones como la Diputación de Valladolid y empresas como La Caixa que hayan hecho posible “disfrutar de una manera normalizada e inclusiva”.

También puntualizó que “la naturaleza y estos enclaves turísticos naturales son más complejos a la hora de hacerlos accesibles, por eso tiene especial valor este trabajo permanente de conseguirlo con los recursos turísticos de la provincia vallisoletana”.

Por su parte, el director de Banca Institucional Valladolid-Palencia de CaixaBank, Gonzalo Cebrián Ruiz, en representación de la Obra Social la Caixa, celebró esta “satisfacción de poder colaborar con este tipo de proyectos, con personas que tienen más dificultades en la vida diaria”. “Colaboramos para fomentar y facilitar que las personas puedan disfrutar de la naturaleza”, subrayó.

Por parte de las administraciones públicas acompañaron a Sardón y Cebrián el alcalde de Castronuño, Enrique Seoane, y el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, quien destacó que la institución provincial “está inmersa en una campaña para promover el enoturismo, la gastronomía y la naturaleza”. “Siendo Castilla y León llana, cuesta creer que hay una reserva con estas vistas y estas curvas. Agradecemos a Predif Castilla y León, la Caixa y el Ayuntamiento que se potencie esta joya. En lo que nos toca como institución, seguimos apostando por el turismo accesible y apoyamos iniciativas como ésta, que son un claro ejemplo”, resumió.

Por último, el regidor de la localidad consideró que el turista con necesidades “es un cliente de grupo, porque suele venir acompañado, algo muy beneficioso para los negocios ligados al espacio natural”, como la Senda de los Almendros, construida en 2006 y que acogió el acto de presentación del proyecto. Un camino que cuenta con paseos “bonitos en zonas llanas que pueden recorrer fácilmente todas las personas”.

Naturaleza, gastronomía y patrimonio

Los asistentes al acto disfrutaron de una ruta accesible por la reserva natural Riberas de Castronuño – Vega del Duero, un taller gastronómico en la naturaleza, gracias a la colaboración de Xokoreto, y una visita guiada a la Casa del Parque, que también participa de forma altruista. A continuación visitaron el municipio mudéjar de Alaejos, con sus iglesias de San Pedro y Santa María, del siglo XVI.

Los desplazamientos se realizaron en autobús adaptado grande para poder cubrir solo la mitad del aforo. Además, los viajeros acudieron con mascarilla y Predif les proporcionó gel hidroalcohólico para mantener las medidas de higiene y seguridad por el COVID-19, “más sencillas de cumplir al ser una actividad en la naturaleza y al aire libre”.