El Pucela reta a un equipo de 'Champions'

M.B
-

El Real Valladolid recibe este domingo (16.00 horas) en Zorrilla a uno de los conjuntos más en forma, la Real Sociedad. Los blanquivioleta llevan tres partidos sin marcar

El Pucela reta a un equipo de ‘Champions’ - Foto: R. GARCIA

El Real Valladolid regresa este domingo a su estadio. Lo hace con deberes. Lleva tres jornadas sin ver puerta o, lo que es lo mismo, sin ganar.  No suma los tres puntos desde el 3-0 al Mallorca. Y de eso hace ya más de un mes. De ahí los deberes. Ojo, no urgencias, pero sí retos a mejorar. Y el rival, así a bote pronto, no invita al optimismo. El Pucela recibirá a uno de los conjuntos más en forma de LaLiga, en puestos de Champions al inicio de la jornada, la RealSociedad.  
Los donostiarras llegan a Zorrilla henchidos de moral por la goleada al Eibar, algo que les hizo olvidar el empate ante el Leganés y la derrota en el Bernabéu. Llegan con 26 puntos, ocho más que los pucelanos; con 26 goles a favor, doce más que los de Sergio; y con 18 en contra, los mismos que acumula una escuadra que quiere volver a ser el equipo fiable en Zorrilla.
Ése es otro de los deberes de los locales. Ante el Sevilla quizá merecieron algo más pero adolecieron de colmillo; algo parecido a la pasada jornada en Balaidos, aunque la guerra fuera de casa es otra. Y eso es lo que quieren enseñarle este domingo, desde las cuatro de la tarde, al cuadro que entrena Imanol Alguacil y que cuenta con futbolistas ya consagrados, como Moyá, William José o Portu; con estrellas ya incandescentes, como Oyarzabal o Mikel Merino; y otras que empiezan a brillar con luz propia pese a su bisoñez, como Odegaard. 
Para ello, Sergio González volverá a cambiar algo el once de salida. Un puesto seguro. El de Joaquín, que volvió la semana pasada a la titularidad pero no podrá ser de la partida al estar sancionado por acumulación de tarjetas. En la delantera podría haber otro. La dupla Guardiola-Sandro no está dando de momento sus frutos -al menos en forma de goles- y no sería descabellado que el técnico apostase por otra. Esos tres encuentros sin ver puerta pueden ser claves en una posible variación. Sandro, por aquello de que se mide a su ex y de las ganas, podría ver cambiado a su pareja. En cuanto al almeriense, teniendo en cuenta que Míchel parece fijo, las alternativas pasan a priori por Alcaraz o San Emeterio, los dos que se han alternado en dicho lugar. Atrás no parece que vaya a haber cambios, sobre todo porque ante el Celta se alcanzó el quinto encuentro sin encajar de la temporada, es decir en uno de cada tres partidos, el Real Valladolid acaba con su portería a cero.
Con tres partidos por delante -incluido este del domingo- antes de que acabe 2019, el conjunto blanquivioleta es consciente de la importancia de sumar cuantos más puntos mejor. Y si es de tres en tres, miel sobre hojuelas. Este domingo el rival es la Real, pero el siguiente será el Getafe y para cerrar llegará el Valencia. Es decir, un pequeño Tourmalet de conjuntos europeos o con aspiraciones europeas para finalizar el año.
A esto se añade una clasificación comprimida, con cinco puntos de renta sobre el descenso y a siete de los puestos que dan derecho a jugar competición continental, objetivos el primero real y el segundo quimérico; con rivales como Celta o Espanyol que, en principio, no estaban llamados a estar por debajo; y con otros, como el Granada u Osasuna a los que se les esperaba un poco peor. «Todo el mundo mira pero queda mucho por disputar, tenemos una ventaja pero no nos podemos relajar porque esta Liga es muy complicada y si te relajas lo pagas», avisaba sobre este hecho a lo largo de la semana San Emeterio. Algo que cala en la plantilla y entre sus aficionados, que han visto cómo los suyos solo han claudicado en su feudo ante el Sevilla, tuteando al Atlético y ganando con ‘facilidad’ a Eibar y Mallorca, pero ven como la clasificación coloca a su equipo en la 15ª plaza.
De ahí la importancia de este primer encuentro del Tourmalet de diciembre. Ante una Real Sociedad llamada a ser protagonista esta temporada. Ya lo fue la campaña pasada, cuando rozó los puestos europeos, acabando novena, a tan solo tres puntos del Espanyol, rival que le doblegó en la última jornada. 
Imanol ha mantenido el esquema de su plantilla, incorporando a Portu (10 millones), Nacho Monreal (250.000 euros) y el atractivo del noruego Martin Odegaard, que ha demostrado sobre el campo que es mucho más de lo que se decía simplemente por ser uno de los cedidos por el Real Madrid. Precisamente éste último se ha convertido en la referencia en ataque del equipo txuri urdin. Aunque no es su pichichi, consideración que recae en el de siempre de los últimos años, William José, con 7 dianas (acumula 45 desde 2016 cuando aterrizó en Anoeta), dos más que el otro atacante, Oyarzabal; y una más que Portu, que poco a poco se ha ido ganando un hueco. Los cuatro son protagonistas con el balón. Junto a ellos Mikel Merino y Zubeldia, para hacer de contrapunto en el centro del campo. 
El Pucela quiere volver a la senda de la victoria. Y quiere hacerlo en casa. En su fortín. En Zorrilla, donde solo el Sevilla se ha ido con una sonrisa de oreja a oreja.