scorecardresearch

La obra de los tramos entre Tudela y Quintanilla no avanza

R.G.R
-

Los trabajos de Tudela a Olivares han avanzado un 15% en 20 meses y comienza a vislumbrarse la dificultad de que estén terminadas antes de que acabe 2022

Obras en la A-11. - Foto: J.T.

El avance de la Autovía del Duero siempre ha sido especialmente lento durante los últimos años. Y la situación de las obras que se llevan a cabo en la provincia de Valladolid en la actualidad no es diferente. Los tramos que están actualmente en obras, comprendidos entre Tudela de Duero y Olivares de Duero y desde este último hasta Quintanilla de Arriba, avanzan al ralentí a pesar de que ha transcurrido más de un año y medio desde que comenzarán los movimientos de tierras.  

El grado de ejecución en ambos tramos no supera el diez por ciento. En concreto, el dinero destinado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para la ejecución de ambos trayectos es de 177 millones de euros, y hasta el mes de agosto pasado se habían gastado 17,7. Es decir, el 10 por ciento. 

Se podría decir que uno de los  casos más sangrantes está ocurriendo entre Quintilla de Arriba y Olivares. Las obras comenzaron en octubre de 2019 (casi dos años) y según ha confirmado a este periódico la Subdelegación del Gobierno el grado de ejecución es del 6 por ciento (dato de agosto). Es un tramo de 14,5 kilómetros y el ritmo actual hace prever que será difícil que esté terminado antes de 2023, fecha límite según el plazo de ejecución marcado en la adjudicación. 

- Foto: J.T.La situación no es mucho mejor en los 20,2 kilómetros que separan Olivares y Tudela de Duero. Aquí el grado de ejecución tampoco superaba el 15 por ciento en agosto. Es decir, de los 79,1 millones que se destinarán a la obra únicamente se han ejecutado doce. Al igual que sucede en el otro tramo vallisoletano, el cumplimiento de los plazos por parte de la empresa está comenzando a verse comprometido.  

resto de tramos. Tres tramos de esta infraestructura fuera de la provincia están ya en servicio, mientras que en el resto la situación es muy diversa. La varíente del Burgo de Osma y San Esteban de Gormaz, con 11 kilómetros se encuentra casi al 40% en su ejecución y las obras entre Venga Nueva y Santiuste, de 16 kilómetros, están casi al 85%. En el resto de casos, los proyectos necesitan actualizarse y no se pueden ejecutar las obras.