scorecardresearch

Olmedo no celebrará encierros pese al permiso de la Junta

R.G.R
-

El Ayuntamiento tramitó la contratación de los novillos para los espectáculos en sus fiestas, pero desestima hacerlos para evitar aglomeraciones. El último hubiera sido el 10 de octubre

Olmedo no celebrará encierros pese al permiso de la Junta

El Ayuntamiento de Olmedo desestima llevar a cabo sus encierros tradicionales en sus fiestas patronales para evitar aglomeraciones y posibles contagios. El equipo de Gobierno sí licitó los contratos con la idea de poder celebrar sus tradicionales espectáculos mixtos por el campo, pero definitivamente han desistido de la idea a pesar de la autorización de la Junta de Castilla y León para evitar las aglomeraciones de público que, con total seguridad, se registrarían en el municipio. 

La teniente de alcalde, Myriam ?? Martín, destacó que los contratos que se realizaron con las ganaderías tenían cláusulas para evitar las posibles penalizaciones en el caso de no llevar a cabo las contrataciones de los novillos. «No existe ningún tipo de sanción hacia el Ayuntamiento». El equipo de Gobierno, con el alcalde, Alfonso Centeno, a la cabeza, es consciente de que la celebración de los encierros tradicionales supondría una gran avalancha de personas que llegarían a la localidad y podría suponer un repunte de los casos de la covid. «Hay que tener en cuenta que no se ha celebrado ningún encierro en la provincia durante los últimos dos años y sería el primero después de mucho tiempo. Seguro que todos los aficionados querrían venir y sería de locos», comentó Martín. 

Olmedo celebra sus  encierros tradicionales (declarados como fiesta de Interés Turístico Regional) en honor a sus patronos, San Miguel y San Jerónimo, los días 29 y 30 de septiembre y en la conmemoración de la coronación canónica de Nuestra Señora la Virgen de la Soterraña, el día 10 de octubre. A pesar de que aún restan más de diez días para la llegada de estas fechas, el equipo de Gobierno ya tomó la decisión hace más de una semana teniendo en cuenta la repercusión que podría tener la celebración de sus encierros. Se debe tener en cuenta que estos espectáculos puedan congregar a cientos de caballistas y miles de aficionados al mundo del toro. 

La Junta de Castilla y León ha tomado esta semana la decisión de levantar todas las restricciones regionales. En el caso de los encierros por el campo, el Ejecutivo regional los permite siempre que se haga una evaluación del riesgo sanitario, y con limitación de caballistas y público. Este ha sido el motivo principal para su suspensión, ya que la celebración de los encierros supondría la llegada de miles de personas. «Esto sería un caos», reconoce Martín. 

El Ayuntamiento ni siquiera se plantea la celebración de un único encierro el día 10 de octubre con motivo de la celebración del día de su patrona. 

«La colocación de las talanqueras y la preparación de todo lo relativo para un solo encierro es mucho», destaca la teniente de alcalde, quien niega así la posibilidad de celebrar el encierro más atrasado en el calendario y que podría llegar con una mejor situación en la provincia con respecto a la pandemia. «No lo haremos». 

Así, la provincia terminará la temporada de fiestas patronales sin que se haya celebrado un solo encierro en ningún municipio. En un principio, habrá que esperar hasta el año que viene para ver correr a los astados por las calles y los campos de la provincia.