scorecardresearch

El BCE reconoce los errores de sus pronósticos de inflación

EFE
-

La institución presidida por Lagarde sostiene que sus proyecciones han subestimado el repunte de la inflación, con mayor deterioro en el tercer trimestre de 2021

Christine Lagarde, en una visita a una terminal de contenedores en Hamburgo. - Foto: FABIAN BIMMER

El Banco Central Europeo (BCE) reconoce los errores de sus pronósticos de inflación por la subida "sin precedentes en los precios de la energía y los cuellos de botella en la oferta".

En su boletín económico, publicado este jueves, el BCE dice que las proyecciones recientes, que son las que usa para decidir su política monetaria, han subestimado sustancialmente el repunte de la inflación.

Las proyecciones de la inflación medida por el índice armonizado de precios de consumo (IAPC general) para 2020 fueron bastante precisas pese a la irrupción de la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Pero en el primer trimestre de 2021 comenzaron a producirse ciertas subestimaciones, que se acentuaron a partir del tercer trimestre de 2021, según el BCE.

La subestimación del primer trimestre de 2022 supuso el mayor error de inflación a un trimestre vista -una diferencia de 2 puntos porcentuales entre el dato observado y la proyección de diciembre de 2021- desde que se elaboraron las primeras proyecciones en 1998.

La precisión de las proyecciones del IAPC ha disminuido significativamente durante la crisis de la pandemia, aunque hasta el segundo trimestre de 2021 las proyecciones seguían siendo más precisas que las elaboradas durante la crisis financiera mundial.

La precisión de las proyecciones se ha deteriorado principalmente a partir del tercer trimestre de 2021.

Desde entonces la inflación se ha disparado por la fuerte subida de los precios de la energía, los efectos de la reapertura tras el levantamiento de las restricciones relacionas con el coronavirus y los impactos de los cuellos de botella en la oferta global.

Las proyecciones de inflación durante 2021 y el primer trimestre de 2022 se elaboraron en un entorno en el que los precios de la energía se dispararon.

Los precios mayoristas del gas y de la electricidad y los precios del crudo registraron tasas de crecimiento interanual excepcionalmente elevadas en los últimos trimestres.

Concretamente, del 540 % interanual en el caso de los precios del gas y del 390 % de la electricidad en el mercado mayorista, en el cuarto trimestre de 2021.

Este crecimiento interanual del cuarto trimestre de 2021 se situó en niveles unas cuatro veces más altos que el máximo previo alcanzado en el período 2005-2020.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia provocó que los precios de las materias primas energéticas aumentaran aún más en el primer trimestre de 2022.

En las proyecciones elaboradas por el BCE, los supuestos relativos a los precios de las materias primas energéticas se establecen en función de los futuros basados en el mercado, una práctica habitual entre los bancos centrales y las instituciones internacionales.

"Los participantes en el mercado apenas pudieron anticipar la subida excepcional de los precios de la energía", opina el BCE.