scorecardresearch

El espectáculo debe continuar... en Málaga

Agencias
-

El Festival de Cine abre el telón sin alfombra roja y entre medidas de seguridad por la pandemia con 'El cover', la ópera prima de Secun de la Rosa, ausente por estar recuperándose de la COVID

El espectáculo debe continuar... en Málaga - Foto: Carlos Diaz Martin

Málaga volvió a convertirse ayer en el epicentro del cine en español y, por segundo año consecutivo debido a la pandemia de coronavirus, el Festival de Cine se vuelve a realizar en un formato «adaptado a las circunstancias», primando la exhibición cinematográfica sobre el evento social, unido a «rigurosos protocolos» de protección sanitaria, lo que contribuyó al éxito de la edición anterior, celebrada en agosto.

De nuevo el objetivo de esta edición es volver a ser una festival «amable, como siempre, pero seguro», con la supresión de las actividades que supongan aglomeración de personas sin posibilidad de respetar las medidas de distancia social. La tradicional alfombra roja volvió a convertirse en un photocall para medios, sin público, en los jardines del hotel Miramar.

Y el primero en posar ayer y entrar en competición por la Biznaga de Oro con El cover, ópera prima de Secun de la Rosa, fue el elenco de actores de este proyecto que recrea una visión personal de lo que es «la cara B del éxito».

La definición la aportó en la rueda de prensa de presentación de la película Marina Salas, último Goya infantil por Pa negre (2010), que reaparece como coprotagonista de esta cinta coral que descubre como cantantes a sus intérpretes, alguno de ellos debutante en ese arte, como Álex Monner, y otras, como Carolina Yuste, espectacular, transmutada en Amy Winehouse.

El productor Kiko Martínez disculpó que el director no pudiera estar en Málaga, aún convaleciente por la COVID-19, aunque «ya está mucho mejor y estará en el estreno», el 23 de julio.

Tanto actores como productores han señalado lo «accidentado» del rodaje de la película, primero por el parón de la pandemia y luego con un cambio en el equipo que, sin embargo, sirvió para que De la Rosa reescribiera algunas escenas y se «repensara» en general para darle el tono «absolutamente Secun» de la cinta, explicó Monner.

El actor catalán, que no para de trabajar, narró con humor cómo se convirtió en cantante para sacar el máximo partido a Dani, un joven con un gran conflicto interior que le paraliza: ama la música, pero tiene miedo a fracasar como su padre, y sufre pensando que es uno más, como su abuelo, por lo que elige ser camarero y olvidar el arte.

Con ellos, compartiendo reparto (con cameo incluido del director), Lander Otaola y María Hervás y en personajes estratégicos los veteranos Susi Sánchez, Juan Diego y Carmen Machi. Y Benidorm, otro personaje más que De la Rosa retrata en su cara B.

 

Fotografía

Además de los estrenos, Málaga se engalanó para esta gran cita del séptimo arte y la calle Larios, la principal de la ciudad, acogerá hasta el próximo 16 de junio la exposición Cine de cerca de la fotógrafa malagueña Ana Belén Fernández, que recoge en 62 instantáneas una visión cercana de la industria del cine después de un año marcado por la distancia entre las personas debido a la pandemia de la COVID- 19.