scorecardresearch

Las certezas de Argentina y Brasil

José Antonio Pascual (EFE)
-

Los dos cuadros sudamericanos llegan como favoritos por delante de varias selecciones europeas

Las certezas de Argentina y Brasil

La última 'ventana' de partidos antes de que las 32 selecciones se concentren para el Mundial de Catar de 2022 mantuvo las certezas de Brasil y Argentina, que solventaron con autoridad dos amistosos ante combinados de nivel inferior, y elevó las dudas de la defensora del título, Francia, que se quedó fuera de la fase final de la Liga de Naciones y estuvo incluso cerca de descender de categoría, como le ocurrió a otro gran equipo, Inglaterra.

Las dos superpotencias sudamericanas siguen con paso firme y, a poco menos de dos meses para el inicio de la gran fiesta del fútbol, su candidatura a luchar por el trofeo en la cita universal es indudable. Neymar y Leo Messi ejercen de auténticos referentes, pero junto a su liderato, Tite y Lionel Scaloni tienen dos plantillas enormes.

Brasil se deshizo con goleada en sus amistosos en Le Havre y Saint Denis de dos conjuntos que también estarán en la Copa del Mundo, Ghana (3-0) y Túnez (5-1). Aunque eran contrincantes de un nivel inferior, el arsenal de la 'Canarinha' quedó una vez más demostrado. Inagotable, extenso.

Richarlison logró un doblete ante las 'estrellas negras' y añadió otro tanto en el segundo encuentro, y Raphinha hizo lo propio frente a las 'águilas de Cartago' con dos dianas y una asistencia. Neymar aproximó su cuenta anotadora con la selección a la de Pelé y los Lucas Paquetá, Vinícius Junior, Pedro, Antony, Rodrygo presentan una vertiente ofensiva temible, siempre bien resguardada por los Casemiro, Fred, Marquinhos, Thiago Silva....

La 'Scaloneta' mantiene su velocidad de crucero. En su caso, jugó los dos amistosos en Estados Unidos. Sus oponentes, Honduras y Jamaica, eran aún de una calidad menos relevante. A las dos les ganó en el Hard Rock Stadium y en el Red Bull Arena por 3-0.

Messi sumó dos goles en cada enfrentamiento. En el segundo le sobró con media hora en el terreno de juego. Lautaro Martínez y Julián Álvarez acompañaron a la estrella del Paris Saint-Germain en la faceta anotadora, pero con independencia de ello, el bloque volvió a funcionar con Rodrigo de Paul y Gio lo Celso haciendo de timoneles en la sala de máquinas, junto a Leandro Paredes y Guido Rodríguez y una contención muy sólida.

Ganadora de la Copa América y de la Finalissima, la Albiceleste enfoca el Mundial con ilusiones renovadas de ser protagonista en Catar tras su deficiente actuación en Rusia 2018. Las cosas han cambiado notablemente desde entonces.

De esta forma, los dos combinados sudamericanos se postulan como claros favoritos para levantar al cielo el trofeo dorado en Catar en diciembre. Desde que Brasil ganara el certamen que se celebró en Corea del Sur y Japón en el año 2002, el torneo ha estado dominado por equipos del Viejo Continente. Así las cosas, tanto la 'Canarinha' como la Albiceleste presentan su firme candidatura a echar por tierra esta estadística negativa.

Debilidad gala

Por otro lado, las potencias europeas cerraron la fase de grupos de la tercera edición de la Liga de Naciones. Pasaron a la fase final Países Bajos, España, Croacia e Italia. Se quedaron fuera, entre otras, una decepcionante Francia, Portugal, Alemania, Bélgica o Inglaterra, que descendió estrepitosamente de categoría.

Francia, la vigente campeona del Mundial, ha tenido una más que discreta Liga de Naciones, en la que también defendía el título logrado ante España en la pasada edición. Instalada en un grupo bastante competido, ha estado cerca de descender.

Se salvó gracias a su victoria sobre Austria en Saint Denis (2-0) con los goles de Kylian Mbappe y Olivier Giroud y a la derrota del conjunto centroeuropeo frente a Croacia, porque, de haber ganado el bloque de Ralf Rangnick en la última jornada, habría bajado.

Sucumbió el cuadro de Didier Deschamps, donde las aguas bajan revueltas, en el Parken de Copenhague por 2-0 ante la pujante Dinamarca. Le faltaba Karim Benzema en esta 'ventana', pero no es justificación a una fase en la que el equipo del gallo tan solo ha ganado un partido.

Inglaterra, cuarta en Rusia 2018, es la gran decepción. El conjunto de Gareth Southgate no ha encontrado continuidad y en la próxima edición jugará en la Liga B tras acabar último en su grupo por detrás de Italia, la sorprendente Hungría y Alemania, que no acaba de reencontrar su habitual competitividad.