scorecardresearch

Tudanca promete 35 horas, más salario y menos temporalidad

SPC
-

El candidato socialista se compromete con los empleados públicos a «hechos» y no «aplausos», mientras los sindicatos exigen avanzar en modernización y digitalización

El candidato socialista, Luis Tudanca (2d), junto a la moderadora y a los representantes de UGT, CCOO y CSIF. - Foto: Ical

El candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, reivindicó la necesidad de pasar de los «aplausos a los hechos» con los empleados públicos de Castilla y León a los que prometió implantar la jornada laboral de 35 horas semanales, la equiparación salarial con otras comunidades y reducir la temporalidad, así como el desarrollo de la carrera profesional y una nueva ley de función pública que evalúe las políticas y limite los puestos de libre designación.

Tudanca comenzó la última semana de la campaña electoral en Burgos con un acto sectorial sobre función pública, en el que compartió su proyecto político con responsables sindicales de UGT, CCOO y Csif, que exigieron un compromiso con lo público, tras una legislatura «perdida», y avanzar en la modernización y digitalización de la administración, según informa Ical.

El dirigente socialista aseguró que en este momento Castilla y León tiene una «magnífica oportunidad» para afrontar la modernización de la administración y el blindaje de los servicios públicos con la llegada de los fondos europeos. Por primera vez, añadió Tudanca, no hay problema de dinero, por lo que criticó «la gestión ineficaz» del PP que cierra los ejercicios presupuestarios con superávit, sin resolver los retos de la función pública.

El candidato planteó las 'recetas' del PSOE, entre las que situó la devolución de la jornada de 35 horas, que recordó el PP prometió en la anterior campaña y que no ha aplicado en estos dos años y medio. Para ello, reconoció la necesidad de aumentar las plantillas. También planteó el desarrollo «por fin» de la carrera profesional y la promoción interna, así como ordenar las oposiciones, concursos y comisiones de servicio, que recalcó han generado que algunos empleados ocupen durante 30 años las plazas.

Por ello, comprometió una nueva ley de función pública que limite los puestos de libre designación y evalúe las políticas públicas para analizar su «eficacia». También planteó la aplicación de incentivos para la ocupación de plazas de difícil cobertura, no solo de sanidad, así como modernizar la administración y desarrollar el teletrabajo. Además, consideró necesario mejorar la formación, implantar planes de igualdad, reconocer la categoría de bombero forestal.

Tudanca insistió en escuchar a quien mejor conoce la materia, por lo que abogó por entenderse con los sindicatos y llegar a acuerdos. Además, destacó que han sido esenciales en la pandemia, y defendió que no es el funcionario de «vuelva usted mañana», lo que representa una «parodia crítica» para los que quieren llevarse «lo público al negocio».