Mañueco, clase de maestro asador

Ical
-

El candidato del PP a la presidencia de la Junta arropa la candidatura municipal de Roa y recibe la "receta" de cómo asar el cordero churro

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, coloca unas cazuelas de lechazo en el horno durante su visita a la localidad burgalesa de Roa de Duero. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

“El producto churro, agua y sal”, explica el maestro asador del restaurante Chuleta Balcón del Duero al candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a quien anima a colocar las cazuelas de barro con el lechazo en el horno. “Las costillas a resguardo”, le dice el restaurador Joaquín Alonso, conocido como el 'Chuleta' en la improvisada clase.

Fernández Mañueco llegó a Roa después de visitar la fábrica Imedesa en el polígono de Aranda de Duero. Allí fue recibido por los miembros de la candidatura municipal, encabezada por David Colinas, en una localidad gobernada por la socialista Carmen Miravalles. Después, foto de familia en la plaza mayor, a la que se unen otros candidatos, como el número uno a las Cortes por Burgos, Ángel Ibañez.

La comitiva del candidato a la Junta encamina la plaza mayor, donde Fernández Mañueco se detiene para saludar a una madre y su bebé en un carrito. “Fui tío a los once años, tengo cinco sobrinos nietos”, le explica. Subida calle arriba se encuentra el restaurante “Chuleta Balcón del Duero”. El asado es uno de los productos típicos y más afamados de la Ribera.

La vista desde la terraza del restaurante que regenta el 'Chuleta' es impresionante, se ve Somosierra y toda la Ribera con sus viñedos, dice uno de los acompañantes de la comitiva. El anfitrión ofrece la paleta al candidato para que introduzca la cazuela de barro con el cordero churro en el horno, lo que hace dos o tres veces, animado por los cargos que le acompañan. 'Chuleta Maestro Asador' se lee rotulado en la parte alta del horno, que es el título que el propietario del restaurante otorga al candidato tras la improvisada lección.

El candidato 'popular' llegó sonriente y relajado a Aranda de Duero, pasadas las once de la mañana, después del debate electoral de ayer martes del que salió satisfecho, según fuentes próximas. Allí le reciben el presidente del PP de Burgos, César Rico, y el cabeza de lista a las Cortes por Burgos y presidente del Parlamento de Castilla y León, Ángel Ibañez, así como Alejandro Vázquez e Inmaculada Ranedo, también en la lista a las Cortes.

Fernández Mañueco intercambió unas palabras con los periodistas sobre el debate electoral celebrado ayer e incluso bromeó con que su mujer, Fina Martín, es una de las personas más criticas con él. “¿Y qué le dijo ayer?”, se le pregunta. “¡Que le machaque!”, exclama entre risas y satisfecho, aunque no dice a quién. Esta tarde la caravana 'popular' visitará la fábrica de Nufri, en la finca ‘La Rasa’ en El Burgo de Osma (Soria).