scorecardresearch

Electrónica experimental para unir música y matemáticas

M.B
-

David Hernández es el creador de 'haZy ben', que ya cuenta con tres EP. El último lo presentó en el Summer End de Simancas

Electrónica experimental para unir música y matemáticas

David Hernández presentó este fin de semana en el Summer End en Simancas su último trabajo. Se trata de un EP de cinco canciones que vio la luz el pasado mes de julio, bajo la figura de un triángulo equilátero. Se subió al escenario con su proyecto haZy ben, que nació con la pandemia y que se está consolidando bajo el paraguas de la música electrónica experimental, con sintetizadores y ecualizadores. «Es escuchable», se arranca bromeando sobre lo mucho que se puede encontrar con el mismo estilo: «Hay 'synthwave', con influencias de los años 80, tipo Vangelis, que ahora ha vuelto a estar de moda con la banda sonora de 'Stranger Things'. Otra corriente es el 'chiptune', es el estilo de música que se oía cuando se cargaban los cartuchos de los videojuegos. De hecho hay una canción homenaje a Masato Nakamura, creador de la banda sonora de Sonic».

haZy ben es el acrónimo de David Hernández Benito: «Mis amigos me han llamado Ben desde adolescente y la palabra hazy es bruma en inglés y me gustaba».

David toca en varios grupos, entre ellos Cosmic Birds, además de con Kiko Sumillera o Corzo. «No podíamos ensayar y estábamos en casa sin saber qué hacer. Por entonces me dedicaba a la divulgación matemática por internet; de hecho tengo una página de divulgación. Me puse muy a tope con ello». Ese fue el embrión de este nuevo proyecto, de la investigación de la relación entre la música y las matemáticas: «Decidí empezar a componer y a trabajar con ideas que tenía en solitario. Con un teclado y un ordenador, fui aprendiendo. Luego compré sintetizadores y secuenciadores, y algo más, y empecé a hacer un proyecto totalmente experimental».

«Utilizo las matemáticas para hacer música», resume, explicando que los sintetizadores generan funciones matemáticas a través de la electricidad; y los secuenciadores, estructuras de conjuntos de sonidos, como las matrices en las mates.

En 2020 sacó los dos primeros Eps, Z y Z'. Y este julio su triángulo. «En estos dos años ha habido una evolución de sonido y aprendizaje. Hago las cosas para aprender, no soy erudito ni virtuoso, pero me gusta tocar y saber muchas cosas», relata. Ya ha estado en la Biblioteca del Retiro (Madrid) y ha sido finalista del Uva Sound en el Porta Caeli. Sus canciones tiene una gran parte instrumental, pero también cuentan con voces, «aunque sean en frases cortas». 

La música siempre le ha acompañado desde que era niño, sacando canciones de oído con un teclado. A los 9 años, su abuelo Félix se apuntó a la coral de Quintanilla (ellos son de Olivares de Duero) y David no lo dudó acompañándole. En la adolescencia aprendió guitarra e hizo piano en Peñafiel. En la Uni conoció a más gente del mundillo, grabando los teclados en un disco de 'The Jackets' (los chaquetas). Para luego crear Cosmic Birds. Profesor de Matemáticas en el Julián Marías de Parquesol, la música es otra parte de su vida.