scorecardresearch

Carnero aparca favoritismos y apela a la humildad

D.V.
-

"No es fácil sustituir a Nacho, porque está jugando a un gran nivel", ha señalado el lateral, que volvió a ser titular el domingo ante el Tenerife

Raúl García Carnero. - Foto: realvalladolid.es

Raúl García Carnero, quien salió como titular ante el Tenerife tras muchos meses apartado de la competición, ha preferido aparcar favoritismos y ha apelado a la "humildad" y a "mantener el camino trazado" para convertirse, de manera real y efectiva, en el firme candidato al ascenso.

Según ha reconocido este miércoles, recoge Efe, desde el punto de vista personal se siente "muy feliz" tras su reaparición, "porque ha sido mucho tiempo sin poder jugar los 90 minutos" y ha agradecido a todos los que han estado a su lado en este proceso y, de manera particular, a sus compañeros "porque lo hacen todo más fácil". "Estoy agradecido a todo el mundo; a mis compañeros, que me han apoyado y me han hecho más sencillo este trayecto y me siento muy bien por haber aportado al equipo y por haber sumado una importante victoria ante el Tenerife, uno de los rivales directos por el ascenso", ha precisado el lateral izquierdo, quien sustituyó en el inicio a Nacho Martínez.

Tal y como ha admitido, al principio del partido estuvo "más nervioso de lo normal, al haber estado muchos meses sin jugar", pero después se fue "encontrando mejor" para ir "de menos a más" y, aunque acabó "muy cansado", se vio "bien, y con ganas de seguir creciendo".

Además considera que este encuentro, personalmente le ha servido de mucho y, colectivamente, también, "para que todos sigan apretando y creciendo como equipo", puesto que hay muchos y buenos jugadores que cada vez le ponen las cosas más difíciles al entrenador, José Rojo Pacheta, a la hora de tener que elegir. "No es fácil sustituir a Nacho, porque está jugando a un gran nivel, pero en este equipo todos tenemos las cosas claras y trabajadas respecto a lo que somos; tenemos las jugadas automatizadas y eso permite que todos puedan salir y que, los que lo hagan, aunque no sean habituales, den el nivel", ha añadido.

Es consciente, por tanto, de que "hay que seguir con el trabajo y con humildad, y nunca dar nada por perdido, porque es lo que permite poder avanzar". En este sentido, ha asegurado que cada vez se encuentra "mejor" y eso se traduce en que "se entrena con más intensidad y nivel, y hay más competencia, lo que beneficia mucho al colectivo".

También tiene muy claro que en su mano está "salir al campo al máximo, entrenando y jugando a tope, y luego ya el míster decidirá". Atrás han quedado unos duros meses en los que se le planteó la posibilidad de que pudiera haber llegado al final de su carrera deportiva, pero ni lo pensó, ya que su única idea era "seguir trabajando día a día".

"Ni se me ocurrió pensar que podía ser el fin y me centré en objetivos cortos, sin una idea a largo plazo. Al final, pude acortar los plazos de recuperación, pero eso también genera más riesgo de recaídas o de tener otras lesiones, y a las molestias se añadió el Covid. Ahora me siento mejor y con más fuerza, lo que es bueno para todos", ha matizado. Ha sido, por tanto, el aspecto psicológico, totalmente determinante para conseguir llegar donde ha llegado Raúl Carnero, porque "había días en los que no se veía avance y otros en los que ya uno se ve con fuerzas para salir al campo", y lo importante era hallar un equilibrio mental entre una situación y otra.

También el equipo está centrado en el día a día y en pensar solo en el siguiente partido, aunque todas las miras apunten al Real Valladolid como uno de los favoritos al ascenso, y por ello su meta es Oviedo, otra salida "complicada" y un "partido duro", en opinión de Raúl Carnero. "Estamos focalizados en preparar bien este partido, sin ir más allá. Así nos va bien, y es el camino a seguir, manteniendo los pies en el suelo porque, aunque estamos bien, hay que ser humildes y seguir saliendo a darlo todo ante cualquier rival", ha concluido.