La banda del BMW roba 14.000 € en el estanco de Alcazarén

A. G. Mozo
-

Ya en Valladolid, huyeron de la Policía circulando sin luces a gran velocidad hasta la zona de bodegas de La Cistérniga, donde abandonaron un BMW

La banda del BMW roba 14.000 € en el estanco de Alcazarén

La banda del BMW vuelve a las andadas con su habitual manual de los últimos tiempos, por mucho que ésta sea una versión 4.0 de menor enjundia que las anteriores. Robo de coche, asalto a cualquier negocio de la provincia, huida y precipitado abandono el vehículo de turno. Tan apurados debían ir que esta vez ni siquiera tuvieron tiempo de prenderlo fuego, como solían hacer, y se limitaron a vaciar un extintor para limpiar huellas.

La última aparición del grupo de ladrones se produjo el pasado fin de semana, en la madrugada del domingo al lunes 8 de marzo, tal como ha podido confirmar El Día de Valladolid. La banda irrumpió en el estanco de Alcazarén, reventó los candados y rompió el cristal de la puerta, y se llevó todo lo que había dentro, cifrado en más de 14.000 euros; en tabaco, casi todo, y 300 euros en efectivo que había en caja. Es el tercer robo que sufre este estanco en los últimos tres años.

Huyeron rumbo a Valladolid a bordo de, al menos, un BMW. La alarma saltó y activó del habitual dispositivo de seguridad entre las patrullas de servicio, tanto de la Guardia Civil como de la Policía y fue, precisamente, un zeta del CNP el que se topó con el BMW negro que habían descrito los testigos, ya en la capital vallisoletana.

Fue entonces cuando, los delincuentes, a los que los investigadores vinculan con esa versión 4.0 de la banda del BMW, no dudaron en eludir la acción de los agentes por todos los medios, apretando el acelerador al máximo y apagando las luces del vehículo para evitar ser detectados.

Lo consiguieron. Lo siguiente que se supo de los delincuentes es que el BMW negro con el que iban había sido abandonado en la zona de bodegas de La Cistérniga, en lo alto de un cerro con vistas a la A-11, donde quedaron encajados y a punto de protagonizar un grave accidente.

Tal y como se aprecia en algún vídeo que ha circulado estos días a través de WhatsApp, el BMW tenía dos ruedas al aire, tras clavarse en el escarpado terreno. Vaciaron un extintor para eliminar huellas, igual que habían hecho semanas antes con otro BMW (también serie 3, aunque este de color gris) con el que dieron otro palo y que también apareció en otra zona de caminos del alfoz de la capital.

Y EN CAMPASPERO

La banda va incrementando su actividad, aunque poco a poco todavía, sin llegar a los niveles anteirores. Es más los investigadores también les sitúan detrás de un robo en el café-bar El Páramo, del municipio de Campaspero.