scorecardresearch

Valladolid, entre las provincias con mayor poder adquisitivo

Óscar Fraile
-

Un estudio de la consultora Growth From Knowledge (GFK) revela que la capacidad de compra per cápita se sitúa en 16.098 euros, la décima más alta del país

Varias personas pasean con bolsas de compra en una céntrica calle de Valladolid. - Foto: J. Tajes

El poder adquisitivo de los vallisoletanos ha crecido en el último año hasta colarse entre los diez más altos del país, según un estudio publicado recientemente por la consultora alemana Growth From Knowlededge (GFK), que analiza 42 países europeos, con sus correspondientes regiones. El informe cifra la capacidad de compra per cápita en la provincia en 16.098 euros, solo superada por Madrid (18.576), Álava (18.468), Guipúzcoa (18.309), Vizcaya (17.505), Barcelona (17.366), Burgos (16.742), Zaragoza (16.618), Navarra (16.581) y Asturias (16.498). Es un listado casi idéntico al del mismo informe del año pasado, con algún cambio en las posiciones y con la salvedad de que Valladolid irrumpe en décima posición en detrimento de Huesca, que desaparece de una lista que cierra Badajoz, con 10.380 euros.

GFK ha realizado el cálculo del poder de compra en base a los ingresos medios disponibles despúes de la deducción de impuestos y las contribuciones sociales. Esta cifra también tiene en cuenta las subvenciones recibidas. De este modo, el poder adquisitivo de los vallisoletanos se sitúa 1.389 euros por encima de la media española, que es de 14.709 euros; y 1.043 de la europea, que alcanza los 15.055 euros.

El hecho de que Valladolid esté por encima de la media europea tiene que ver con que en el estudio incluye muchos países de la Europa del este en los que el poder de compra es muy inferior al resto de naciones. Sirva como ejemplo Ucrania, en la última posición de las 42 naciones analizadas con solo 1.892 euros por persona. Realmente el mapa del estudio está dividido entre partes bien diferenciadas. La de Europa del este, con la capacidad de compra más baja; el sur del continente, que incluye a España, Portugal e Italia, con un poder adquisitivo cercano a la media del estudio; y el centro de Europa, con la mejor situación financiera. Y, en ciertos casos, con mucha diferencia. Por ejemplo, Liechtenstein es la que presenta la mayor capacidad de compra, con 64.629 euros, cuatro veces más que Valladolid. Por detrás están Suiza (40.739) y Luxemburgo (35.096). El estudio destaca que la nación con mejor situación tiene 34 veces más capacidad de compra que la que está en peores condiciones.

España se sitúa en el puesto 17 de los 42 países analizados, aunque el poder adquisitivo está un dos por ciento por debajo de la media española: 346 euros menos. 

Según el estudio, los europeos tenían cerca de 10,2 trillones de euros disponibles para gastar en 2021 en alimentación, hogar, servicios, energía, pensiones privadas, seguros, vacaciones, movilidad o compras, lo que da lugar a un crecimiento nominal del poder adquisitivo del 1,9 por ciento.

En informe también apunta que el poder adquisitivo se estancó durante 2020 por la pandemia, pero el año pasado los consumidores pudieron compensar, «al menos parcialmente», el aumento generalizado de la inflación con una mayor capacidad de compra. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC ha aumentado un 7,2 por ciento en Valladolid desde que comenzó la crisis.

Más de 2.000 millones de ahorro en la pandemia

Ya sea por la incertidumbre que genera una situación tan inestable como la de esta crisis sanitaria, o por pura prudencia, lo cierto es que la pandemia ha disparado la tasa de ahorro de los vallisoletanos hasta llevarla a cifras récord. Según los datos del Banco de España, a finales de marzo de 2020, es decir, poco después de que se declarase el estado de alarma, los ciudadanos y las administraciones públicas locales tenían 15.048 millones de euros en depósitos bancarios. Tres meses después, con la crisis ya instalada de forma definitiva, esa cifra creció hasta los 16.167 millones. Y no ha parado de hacerlo, trimestre a trimestre, hasta los 17.573 millones de finales del tercer trimestre, último dato publicado por el Banco de España. Es decir, que en el año y medio que va desde marzo de 2020 y septiembre de 2021 los vallisoletanos han ahorrado 2.165 millones. De esos 17.573 millones, 2.194 corresponden a las administraciones públicas y el resto, a «otros sectores residentes», es decir, a las familias.

La tendencia de Valladolid es la misma que en el resto del país. También del continente. De hecho, en Europa también se han batido todos los registros de ahorro durante la pandemia. En lo que se refiere al ámbito regional, el dinero en depósitos alcanzó a finales de septiembre del año pasado los 77.145 millones, 2.541 más que un año antes.

Durante los primeros meses de la pandemia el consumo de los ciudadanos quedó reducido a aspectos básicos como la vivienda, la comida y los suministros, al tiempo que se resintieron otros gastos, como el ocio. Además, el miedo de muchos ciudadanos a perder el empleo en una época especialmente convulsa en lo laboral hizo que el consumo quedara reducido al menor nivel de los últimos años, y eso contribuyó a mejorar las tasas de ahorro. Y todo ello pese a que los rendimientos que ofrecen actualmente estos productos bancarios es escaso.