scorecardresearch

Una oportunidad de futuro

SPC
-

Felipe VI y Pedro Sánchez inauguran el AVE a Burgos, que reduce el tiempo a Madrid a hora y media 13 años después de comenzar las obras

Felipe VI, junto a Pedro Sánchez, Ander Gil y Fernández Mañueco. - Foto: Ical

Estreno real para la nueva línea de alta velocidad que une la capital madrileña con Burgos. Una inauguración muy esperada tras 13 años de obras y que supone una «oportunidad de futuro» para la ciudad. Su Majestad el rey Felipe VI, acompañado del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, viajó ayer a Burgos desde Madrid.

Un trayecto se inició en la estación de Madrid-Chamartín-Clara Campoamor a las 11 horas, y tras 48 minutos de trayecto llegó a Valladolid, donde el Monarca fue recibido por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; el presidente de las Cortes, Carlos Pollán; la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y el alcalde de la ciudad, Óscar Puente. Desde allí, el AVE puso rumbo a la capital burgalesa, donde llegó pocos minutos después de las 12.30 horas.

Durante el acto de inauguración, Pedro Sánchez destacó el papel de Burgos en el futuro de la alta velocidad ferroviaria, que «está llamado a jugar un papel crucial» en las siguientes fases del despliegue en el país. «Este viaje en tren supone un hito más en la historia de la Alta Velocidad en nuestro país, una historia que no deja de renovarse y cobrar nuevos impulsos», aseguró al inicio de su intervención en la estación de Burgos-Rosa Manzano. «Esta línea que empezará a operar mañana de forma regular, consolida a España en el liderazgo de la movilidad sostenible», añadió.

Alfonso Fernández Mañueco también destacó que Burgos «será de capaz de aprovechar» la alta velocidad para «impulsar la competitividad», el tejido social y productivo de la ciudad y la provincia y crear «oportunidades de futuro» en el ámbito turístico y de negocio, cuestiones en las que Burgos «está por encima de la media».

Por su parte, Raquel Sánchez celebró la llegada del AVE a Burgos, una infraestructura que aseguró que ayuda a la «cohesión social y territorial». «Ese es el sentido de la alta velocidad», apuntó. «Hoy es un momento de especial trascendencia», dijo la ministra al inicio de su discurso, asegurando que es importante tanto para Burgos como para Castilla y León.

La llegada de la alta velocidad a Burgos, con la puesta en servicio del tramo de 86,5 kilómetros entre la localidad palentina de Venta de Baños y Burgos, es uno de las reclamaciones históricas de la ciudadanía burgalesa. Para su ejecución se han invertido 759 millones de euros, y cuenta con la más avanzada tecnología en señalización, como informa Ical.